Ene 12 2013
476 lecturas

OpiniónPolítica

Venezuela: Una lección de lealtad y solidaridad

Era el día marcado para que Hugo Chávez asumiera un nuevo mandato. Pero en lugar de él, miles y miles de venezolanos y venezolanas, con bandas presidenciales cruzando su pecho, se juramentaban ante el soberano, porque “Chávez, chico, somos todos”. Junto al pueblo, estaban representantes de más de una veintena de países latinoamericanos, en un abrazo solidario.

La espera había sido larga: el presidente re-re-reelecto con más de ocho millones de votos tres meses atrás, está en Cuba, donde hace un mes fue sometido a una cuarta cirugía debido al cáncer. Y, mientras los grandes medios comerciales del mundo, cartelizadamente, intentan crear la imagen de un vacío de poder y desorden en el país, la tranquilidad, la atenta, triste, esperanzada tranquilidad de ojos bien abiertos (y rodilla en tierra, dijera Chávez) reina en Venezuela.

Desde El País y ABC de Madrid, La Nación de Buenos Aires, El Tiempo de Bogotá, el Nuevo Herald de  Miami se trataba de crear confusión en el mundo sobre la situación en Venezuela. La meta, dividir a los bolivarianos, dirigentes y pueblo, en busca del pretexto de lograr una intervención militar gringa para apoderarse del petróleo.

En Venezuela, controlar el gobierno implica controlar la industria petrolera

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje