Feb 13 2015
735 lecturas

CulturaSociedad

Violencia contra los niños/3

Se han explorado las actitudes con  respecto al abuso sexual de los niños. Aunque no se dispone de estudios en gran escala ni cantidad suficiente para su comparación internacional, las investigaciones  realizadas por UNICEF
sobre este tema que se llevaron a cabo en algunas naciones y regiones ilustran la variedad y la complejidad de las creencias más comunes sobre esta forma particular de violencia contra los niños.

Por ejemplo, en una indagación realizada en seis países del Caribe  oriental en 2008-2009 se analizaron las percepciones de las mujeres y los hombres mayores de 18 años sobre el atropello sexual  en los chiquillos.

Tratando de comprender algunos de los factores que pueden contribuir a esa forma de maltrato, los responsables del análisis preguntaron a los entrevistados si creían que una de las causas era la actitud de los hombres
hacia las mujeres. La mayoría de los encuestados señalo su desacuerdo -60%- o dijo no estar seguro -27%. Sin embargo el 77% de los  entrevistados señalo que la manera en que se viste una niña puede despertar el interés sexual en los hombres.

Como respecto a las consecuencias percibidas de la arbitrariedad sexual de los niños, la mayoría de los consultados en el Caribe occidental, 85% considero que los menores sufren daños emocionales a largo plazo. Pero las pesquisas indican que en otras partes del mundo las opiniones son más
variadas. En Noruega, por ejemplo, un estudio realizado en la población en
general indicó que los encuestados no estaban seguros si los contactos
sexuales con los niños eran perjudiciales o no. En Nigeria, un 60% de los
padres y madres entrevistadas opino que el abuso sexual sólo tiene efectos
graves para la salud de los niños si implica relaciones sexuales.

En nuestras manosninos abuso1

Pese a que la violencia contra los niños es un fenómeno generalizado no es inevitable. Su eliminación es una responsabilidad que compartimos todos.
Aunque con frecuencia se considera que el maltrato contra los niños es un problema individual, en realidad se trata de un problema social impulsado
por las desigualdades económicas y sociales y las normas de educación
deficientes,. Se trata de un problema alimentado por las normas sociales que toleran la barbarie al considerarla una manera aceptable de resolver los
conflictos, además de aprobar la dominación de los niños por parte de los
adultos y de alentar la discriminación.

La crueldad contra los niños es posible debido a la existencia de sistemas que no cuentan con políticas y normas judiciales adecuadas, ni mecanismos eficaces de gobernanza o la vigencia estricta de normas jurídicas que permitan evitar, investigar y procesar  a los culpables y ofrecer a las victimas servicios de seguimiento y tratamiento. Esta forma de violencia puede seguir existiendo cuando no se documenta ni mide debido a que no se invierten los fondos necesarios en la obtención de datos y la difusión de los resultados.

Las pruebas que suministra el informe de UNICEF “La violencia en los
niños” demuestran claramente que un número excesivo de menores  no
reciben suficiente protección contra la violencia. En la mayoría de los casos,
esta ocurre a manos de las personas que cuidan a los menores o que tienen
trato cotidiano con ellos, como sus cuidadores, sus pares y sus parejas intimas.

Los niños también suelen carecer de protección gubernamental que necesitan y a las que tienen derecho. Solo 39 naciones del mundo brindan a las menores protecciones jurídicas contra toda forma de castigo tanto  corporal, como  en el hogar.  Además, existen grandes desniveles contra la
protección de la que disfruta un adulto que ha sido víctima de violencia y la
que se otorga a un niño en las mismas circunstancias. Por ejemplo si un
adulto, se considera que ha sido objeto de una acción inaceptable  se aplican garantías legales para proteger sus derechos.

Sin embargo, si un niño sufre abuso  a manos de sus padres u otras personas que le cuidan, se considera que se trata de un hecho sin importancia y el menor no recibe la protección  judicial similar a la que se le da a un mayor. Esta falta de protección, combinada con las actitudes y normas sociales que justifican algunos actos de humillación contra los niños, crea un entorno en el que muchas formas de maltrato se consideran normales y quedan impunes.

Una de las limitaciones propias de todo intento de documentar la opresión contra los niños es que un gran número de chiquillos no puede o no quiere denunciar sus experiencias. Pese a que el Informe de UNICEF “Violencia contra los niños” adolece de esa carencia lo que en él se refleja  es suficiente par a impulsar a la acción. Porque no debemos tolerar que un solo niño más sufra los efectos de la violencia.
El proceso de comprender y responder al maltrato contra los niños continuara rodeado de dificultades. Sin embargo, a medida que se proponen y aplican nuevas estrategias para poner fin a esta forma de vilipendio, va quedando cada vez más claro la importancia de las inversiones sistemáticas en la generación de datos. Las pruebas que se obtiene mediante los mismos son fundamentales para vigilar los compromisos, facilitar el desarrollo de nuevos programas, políticas y leyes, y evaluar su eficacia.

Las investigaciones futuras no sólo deberían concentrarse en documentar la prevalencia de la violencia sino también en comprender los factores subyacentes que la alimentan y evaluar las intervenciones de prevención y respuesta. La difusión amplia de los datos pertinentes por medios y formatos accesibles seguirá siendo fundamental para crear conciencia y general la voluntad política requerida para elaborar e implementar estrategias y medidas prácticas eficaces en todos los niveles de la sociedad.

La posibilidad de eliminar la violencia contra los niños está en nuestras manos. Si contamos con datos fidedignos, sabremos exactamente cuándo
hemos cumplido ese imperativo de derechos humanos.

Diez datos sobre la violencia contra los niños (1)

ninos abuso1-  Solamente en 2012 el número de niños y adolescentes menores de 20 años que fueron víctimas de homicidio llego a 95.000, casi 1 de cada 5 víctimas de asesinato al año.

2- Alrededor de 6 de cada 10 niños del mundo –unos 1.000 millones- de  2 a 14 años de edad sufrieron de manera periódica castigos corporales a manos de sus cuidadores.

3- Cerca de 1 de cada 3 estudiantes entre los 13 y los 15 años en el mundo informaron haber participado en una o  más peleas en el último año.

4- Casi más de uno de cada 3 estudiantes entre los 13 y los 15 años en el mundo informaron haber participado en una o más peleas en el último año.

5- Casi  una tercera parte de los adolescentes de 11 a 15 años  de Europa y América del norte reconocieron haber acosado o intimidado a otros en la escuela por lo menos una vez en los últimos dos meses.

6- Casi una cuarta parte de las niñas de 15 a 19 años del mundo, unas 70 millones, dijo haber sido objeto de alguna forma de violencia física desde los 15 años de edad.

7- Unas 120 millones de niñas de todo el mundo, algo más de una de cada 10, han sido víctimas de relaciones  y agresiones sexuales forzadas  en algún momento de sus vidas. Los niños también están en peligro, aunque no hay una estimación mundial debido a la falta de datos comparables.

8- A nivel mundial uno de cada tres adolescentes de 15 a 19 años, 84 millones, que integran  uniones formalizadas han sido víctimas de violencia emoción al, física y/o sexual por parte de su marido o pareja en algún momento de su vida.

9-  Alrededor de 3 de cada 10 adultos del mundo creen que para criar o educar de manera adecuada a un niño es necesario apelar al castigo físico.

10- Casi la mitad de las niñas de 15 a 19 años de todo el mundo, 126 millones, creen que en algunas ocasiones se justifica que los maridos o parejas intimas golpeen o agredan a sus conyuges.

Nota:

1) Las estimaciones  de UNICEF se fundamentan en un subconjunto de países con datos disponibles que abarcan 50% o más de la población mundial de niños o adultos dentro de las respectivas escalas de edad.

Bibliografía: UNICEF. “La violencia contra los niños”

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario