2005 lecturas
Oct 1 2012

Ciencia y TecnologíaSociedad

Estudios / El enigma bisexual humano

Estudios / El enigma bisexual humano En el niño y la niña, el pene y el clítoris se erotizan igualmente. Hay, pues, igualdad del goce, a pesar de la diferencia de tamaño. Así se instala la creencia en un símbolo único, el falo, que también continúa instalada en el caso de los adultos, para la mayoría de los cuales el sexo femenino engendra una duda constante.