Jul 21 2023
106 lecturas

Pol铆tica

Baltasar Garz贸n, el juez odiado por el pinochetismo

El esc谩ndalo montado por la derecha en Chile a prop贸sito de la medalla conmemorativa de los 50 a帽os del golpe de Estado que el presidente Gabriel Boric otorg贸 al juez Baltasar Garz贸n en Madrid, es a todas luces una venganza pol铆tica contra el magistrado que despoj贸 a Augusto Pinochet de su condici贸n de intocable y de cancerbero de una vigilada transici贸n a la democracia. Todo el arsenal de argumentos pretendidamente patri贸ticos y supuestamente legales que parlamentarios y dirigentes de Chile Vamos han sacado a colaci贸n es un compendio sibilino, que no alcanza a enmascarar el repetido af谩n de cuestionar y desacreditar a Boric y de paso renovar el resentimiento contra el magistrado espa帽ol.

En rigor, la transici贸n a la post dictadura comenz贸 en Chile el 16 de octubre de 1998, cuando agentes de Scotland Yard llegaron a The Clinic en Londres para arrestar al exdictador, general retirado y senador vitalicio Augusto Pinochet Ugarte, cumpliendo una orden de captura emitida por el juez Baltasar Garz贸n para que respondiera por el asesinato de ciudadanos espa帽oles durante la dictadura (1973-1990).No hay ninguna descripci贸n de la foto disponible.

Hasta entonces el pa铆s viv铆a una suerte de democracia regulada bajo los pactos de la transici贸n y tambi茅n, y sobre todo, por las demostraciones de fuerza de un Pinochet que mantuvo hasta marzo de 1998 la comandancia del Ej茅rcito, desde donde orden贸 en diciembre de 1990 el 鈥淓jercicio de enlace鈥 y el 28 de mayo de 1993 el 鈥淏oinazo鈥. Ambos, actos intimidatorios contra el gobierno de Patricio Aylwin a prop贸sito del esc谩ndalo de los 鈥淧inocheques鈥, que remit铆a al traspaso en 1989 de unos tres millones de d贸lares del Ej茅rcito al hijo del dictador, Augusto Pinochet Hiriart.

El gobierno de Aylwin, a trav茅s de los oficios de su ministro Enrique Correa, paraliz贸 una comisi贸n investigadora de los 鈥淧inocheques鈥 en la C谩mara de Diputados. El caso fue derivado al Consejo de Defensa del Estado y en 1994 el reci茅n asumido presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle orden贸 a este organismo el cierre definitivo de la investigaci贸n 鈥減or razones de Estado鈥. Para completar este ejercicio de memoria sobre la impunidad de hecho de Pinochet, en marzo de 1998 el mismo gobernante mover铆a todo tipo de influencias desde su partido Dem贸crata Cristiano hasta toda la entonces oficialista Concertaci贸n Democr谩tica para hacer fracasar una acusaci贸n constitucional contra el ex dictador cuyo objetivo era impedir que asumiera como senador vitalicio.

Pinochet blindado hasta el exceso se vio confrontado desde octubre de 1998 a su faz de violador de los derechos humanos y autor de cr铆menes de lesa humanidad gracias al juez Garz贸n. Su arresto en Londres fue emblem谩tico, ya que en julio de ese mismo a帽o hab铆a sido adoptado en Roma el estatuto que dio nacimiento a la Corte Penal Internacional.

Los dieciocho meses de arresto de Pinochet en Gran Breta帽a generaron cambios en el libreto de la transici贸n. Se facilitaron acuerdos para desmontar enclaves autoritarios y aprobar reformas constitucionales el 2005 bajo el gobierno de Ricardo Lagos, que aunque con avances en derechos humanos mantuvieron la esencia neoliberal del Estado chileno. Lagos tambi茅n conform贸 la Comisi贸n Valech en 2003, que document贸 m谩s de 20.000 casos de torturas, tras cerrar en agosto del a帽o 2000 la infructuosa Mesa de Di谩logo donde se pretend铆a que los militares revelaran la suerte de detenidos-desaparecidos y ejecutados pol铆ticos.

Crece la pol茅mica en Chile por reconocimiento de Gabriel Boric al ex juez Baltasar Garz贸n - InfobaeEn el trasfondo de las protestas derechistas por el reconocimiento de Boric a Garz贸n se asoman estos antecedentes y as铆 el empe帽o de desacreditar a un juez con una trayectoria ligada a la persecuci贸n de cr铆menes de lesa humanidad tiene el anverso de reivindicar la figura de Pinochet medio siglo despu茅s del cruento golpe de Estado.

La medalla otorgada a Garz贸n es un acto de gratitud de contenido pol铆tico, qu茅 duda cabe, pero tambi茅n humanitario. El acto en la Casa de las Am茅ricas de Madrid el s谩bado 15 estuvo marcado por la reivindicaci贸n de los derechos humanos, graficada sobre todo con la presencia de Gioconda Belli, la poeta perseguida en Nicaragua por la dictadura de Daniel Ortega, acogida en Chile.

Gran parte de la prensa chilena ha actuado como caja de resonancia de los pronunciamientos derechistas que a prop贸sito de este episodio buscan desacreditar a Boric y a Garz贸n, en operaciones donde el tema de los derechos humanos est谩 ausente.

驴Es Garz贸n un enemigo de Chile por haber trabajado como profesional para Bolivia en su demanda ante la Corte de La Haya por una salida al Pac铆fico? 驴O el mensaje subliminal de la derecha es que ese fue 鈥渦n nuevo ataque a nuestra soberan铆a鈥 tras la orden de captura contra Pinochet que emiti贸 en 1998?

Parlamentarios de Chile Vamos, la coalici贸n opositora de derecha, han calificado al juez de 鈥渄elincuente鈥 porque estuvo castigado en Espa帽a por cargos de prevaricaci贸n, que 茅l rechaza y en los cuales hubo sospechas de persecuci贸n pol铆tica ya que investigaba un esc谩ndalo que involucraba a miembros del derechista Partido Popular. El Comit茅 de Derechos Humanos de Naciones Unidas exhort贸 en 2022 a Espa帽a a borrar los antecedentes penales de Garz贸n en este caso.

En el 鈥減rontuario鈥 que se atribuye a Garz贸n no se incluye que el a帽o 2008 acogi贸 una demanda de veintid贸s agrupaciones de familiares de v铆ctimas para abrir una investigaci贸n de los cr铆menes del franquismo que permanecen en la impunidad en Espa帽a, pero el Tribunal Supremo lo oblig贸 a declararse incompetente.Serrat defini贸 a Boric como 'un pol铆tico que, a pesar de su edad, tiene grandes virtudes'

En el acto donde Boric entreg贸 la medalla de los 50 a帽os tambi茅n a Joan Manuel Serrat, Garz贸n record贸 que as铆 como en Chile y Argentina, tambi茅n en Espa帽a persiste la impunidad de autores de desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y otros delitos contra los derechos humanos bajo la dictadura de Francisco Franco, a quien Pinochet admiraba. No faltan desde la extrema derecha en Chile y Am茅rica Latina quienes acusan livianamente el juez hispano de servir a gobiernos 鈥渃orruptos鈥 por haber prestado asesor铆as en materia de sistemas judiciales a Rafael Correa en Ecuador y a N茅stor Kirchner y Cristina Fern谩ndez en Argentina.

Por 煤ltimo, esta derecha que rasga vestiduras continuamente por la libertad de expresi贸n omite que Baltasar Garz贸n encabeza la defensa del periodista australiano Julian Assange, arrestado en el Reino Unido y bajo amenaza de ser condenado en Estados Unidos a prisi贸n perpetua por sus revelaciones en Wikileaks de cr铆menes de guerra norteamericanos en Irak y Afganist谩n.

 

*Periodista y escritor. Mag铆ster en Comunicaci贸n Pol铆tica, Diplomado en Periodismo y Cr铆tica Cultural en la Universidad de Chile. Fue director de la Escuela de Periodismo de esa misma universidad (2003-2008) y presidente de la Asociaci贸n de Corresponsales de la Prensa Internacional en Chile (1992-1995). Corresponsal en Ecuador y director de la oficina de Inter Press Service en Chile. Fue corresponsal tambi茅n de Latin America Newsletter (Inglaterra), El Peri贸dico de Barcelona (Espa帽a), revista Brecha (Uruguay) y diario Milenio (M茅xico). Autor de los libros 芦Caso Spiniak. Poder, 茅tica y operaciones medi谩ticas禄 (ensayo), 芦Nombres de mujer禄 (cuentos) y 芦La muerte de la bailarina禄 (novela).

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.