Dic 20 2012
1580 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Ch谩vez sent贸 las bases del socialismo: ahora hay que edificarlo

Tras los resultados de las elecciones regionales de este 16 de diciembre en los cuales el Partido Socialista Unido de Venezuela consigui贸 20 gobernaciones, mientras que la oposici贸n obtuvo s贸lo tres, el escenario pol铆tico parece centrarse la evoluci贸n del estado de salud de Hugo Ch谩vez y la factibilidad de su asunci贸n para un nuevo per铆odo presidencial, el 10 de enero pr贸ximo.

La variable sigue siendo la 芦enfermedad de Ch谩vez禄, y pareciera que ni gobierno ni oposici贸n tienen apuro en apurar los tr谩mites, aunque siempre hay algunos debocados, sobre todo en las huestes antibolivarianas. La victoria de Capriles Radonski en Miranda le da una oportunidad personal, y los mismo podr铆a decir Henri Falc贸n (vencedor en Lara), sobre todo teniendo en cuenta que Pablo P茅rez perdi贸 escandalosamente en Zulia. Pero ninguno de ellos fue nominado como 鈥渃andidato 煤nico鈥 para las (a煤n) eventuales pr贸ximas elecciones.

La lectura de los resultados del 16-D deja algunos signos claros: la tarea cumplida para con el presidente Ch谩vez, la consolidaci贸n castrense en el mando civil (diez de los 20 gobernadores electos son militares retirados), el triunfo alcanzado sin Ch谩vez en la campa帽a y con Nicol谩s Maduro como referente y, lo esperable, un paso hacia la llamada nueva geometr铆a del poder, la reinvenci贸n del Estado desde las comunas.

Obviamente, para avanzar en este sentido, se necesita un s贸lido apoyo territorial. Desde el 7 de octubre se cuenta con el respaldo popular al Segundo Plan Socialista 2013-2019 (el plan de gobierno presentado por Ch谩vez, desde el 16 de diciembre 20 de 23 gobernaciones y, en cuatro meses m谩s, el 14 de abril se decidir谩 el destino de 355 alcaldes en todo el pa铆s.

 

Los signos externos indican que la continuaci贸n del proceso bolivariano sin Ch谩vez en la primera l铆nea de fuego est谩 garantizada. Aun cuando el Tribunal Supremo de Justicia o la Asamblea Nacional deben resolver a煤n el vac铆o constitucional sobre la ausencia del presidente electo en la toma de posesi贸n, pues no habr谩 nuevo vicepresidente.

La elecci贸n de la junta directiva de la Asamblea Nacional para el per铆odo 2013 tambi茅n cobra especial importancia, debido a que su presidente (seguramente repita Diosdado Cabello) podr铆a encargarse de Miraflores por un lapso.
El 聽art铆culo 231 de la Constituci贸n bolivariana de 1999 establece que el Presidente electo se posesionar谩 el 10 de enero del primer a帽o de su per铆odo constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional, instancia que no podr谩 modificar esa fecha. Dif铆cilmente el equipo m茅dico autorice el viaje de Ch谩vez, si su vida peligrara.

Es 茅poca de especulaciones y an谩lisis, que parte de la explicaci贸n de c贸mo聽 pudieron incidir en estas votaciones la victoria, primero, y luego la s煤bita reca铆da聽 del presidente Hugo Ch谩vez, anunciada por 茅l mismo una semana antes de los comicios. Desde el 8 de diciembre se suceden d铆as de rumores, especulaciones pol铆ticas, disputas interpretativas y vacilaciones, en los que cada uno quiere sacar tajada de la incertidumbre.

Opositores internos al chavismo tratan de pescar en r铆o revuelto lo que no pueden obtener por medios democr谩ticos, mientras que la derecha latinoamericana y global sue帽a con un escenario que marque el fin de la tendencia ganadora de las fuerzas progresistas.

Un poco m谩s all谩, las grandes trasnacionales y sus socios, administradores de pa铆ses 鈥渄emocr谩ticos鈥, especulan con un nuevo Irak y con nuevos contratos petroleros. Pero quiz谩 sigan sin entender lo que pasa en Venezuela: por m谩s que est茅 ausente, Ch谩vez no se va, est谩 presente, porque existe una Venezuela con un proceso de transformaci贸n en vigencia, eso que solemos llamar 鈥渆l chavismo鈥.

Todo indica que para unas elecciones inmediatas, la oposici贸n no se habr铆a a煤n recuperado de sus sucesivas derrotas y Maduro podr铆a recibir 鈥搒iempre y cuando la unidad del chavismo perdurase-聽 una transferencia plena dchavez cadena saludel apoyo a Ch谩vez, para alzarse con una victoria.

Para esta etapa pol铆tica, que arranc贸 en 1999, Ch谩vez no eligi贸 las armas, como s铆 lo hiciera en 1992, sino la determinaci贸n, el convencimiento y el aparato legal y pol铆tico de las democracias liberales (constituci贸n, partidos, leyes, tribunales, participaci贸n, soberan铆a), y cont贸 con el respaldo de un pueblo, para ir de frente contra el poderos铆simo imperio del neoliberalismo.

Hugo Ch谩vez ha sido la locomotora de esta nueva Am茅rica Latina, que buscaba salidas a la grav铆sima crisis en que la hab铆a sumergido el neoliberalismo, y que retom贸 el camino de la integraci贸n entre iguales, la cooperaci贸n, la complementaci贸n, la solidaridad. Supo establecer las alianzas imprescindibles (con Lula, Kirchner, Correa, Morales, Lugo鈥) para que hoy Am茅rica Latina busque nuevas soluciones a sus viejos problemas, lejos del Consenso de Washington, las recetas del FMI y el Banco Mundial, lejos del ALCA, la dependencia y el cipayismo.

El chavismo fue capaz de construir una identidad popular y de generar amplias pol铆ticas de integraci贸n social. Le resta avanzar en un modelo econ贸mico y productivo alternativo al del rentismo petrolero. El 2013, adem谩s, viene con presagios de dificultades聽 econ贸micas, y las especulaciones de los medios y 鈥渆xpertos鈥 apuntan a una devaluaci贸n y medidas de contenci贸n del gasto.

La oposici贸n

Deshojando la margarita, as铆 est谩 la oposici贸n. Buscando estrategias, t谩cticas y candidatos. Las sucesivas derrotas le impide hablar de unidad program谩tica o de acci贸n. Siguiendo las directivas de Washington, la diputada derechista Mar铆a Corina Machado (valiente mujer que os贸 fotografiarse con Bush) convoc贸 a la resistencia, 鈥渁 la rebeld铆a y a la esperanza鈥.

鈥淩esistir es no permitir que los consejos educativos se conformen en las escuelas; resistir es no permitir que se conformen los consejos de trabajadores que acaban con el movimiento sindical de nuestro pa铆s; resistir es no tolerar las comunas ni mucho menos llamar proceso constituyente a las asambleas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV); resistir es que cada venezolano defienda su propiedad, sea su casa, su negocio o su pensi贸n鈥, dijo.

 

Mientras, el secretario de la opositora Mesa de Unidad Democr谩tica, Ram贸n Guillermo Aveledo, afirm贸 que el resultado expresado en las urnas no les satisface, pero 芦aqu铆 continuamos al servicio del pa铆s, continuamos unidos como estamos hoy, como hemos estado a lo largo de esta campa帽a, as铆 seguiremos, Venezuela puede contar con nosotros鈥.

Sin embargo, las encuestadoras exhortaron a la oposici贸n venezolana a revisar sus liderazgos. 芦La聽 MUD no logr贸 articularse. Creo que la oposici贸n debe tener una lectura m谩s matizada que la que tuvo el 7 de octubre, pues en aquel momento hicieron un an谩lisis equivocado, al no comprender y desconocer la cultura pol铆tica venezolana禄, explic贸 Germ谩n Campos, director de Consultores 30.11, despu茅s de los comicios del 16-D.
Oscar Schemel, presidente de Hinterlaces, indic贸 que la principal debilidad de la MUD es su ausencia de identidad, de visi贸n, de propuesta. 鈥淓l chavismo, por el contrario, es una comunidad emocional, una identidad de clases y una cultura pol铆tica鈥, con 鈥渦na serie de caracter铆sticas que transcienden el hecho electoral y le proporcionan al chavismo una fortaleza social, pol铆tica y cultural superiores a la oposici贸n禄, concluy贸.

Las instrucciones del a帽o 12

La sorpresiva aparici贸n de Ch谩vez a primera hora del s谩bado 8 de diciembre tras tres semanas de absoluto silencio, obligaba聽 a la oposici贸n 鈥揼anada por disputas internas y divisiones- a hacer un m谩s que decoroso papel en los comicios para gobernadores, para mantener esperanzas de presentarse con alg煤n 茅xito en una elecciones presidenciales que pueden ser adelantadas. 驴Con qu茅 proyecto, con qu茅 candidato?

La aparici贸n even cabello-chavez-maduron cadena nacional, tras tres semanas donde los cipayos 驴o sicarios? columnistas de la prensa gr谩fica, radial y televisiva comercial cartelizada se quedaron sin argumentos y parecieron plegarse al consumismo navide帽o haciendo mutis por el foro, demostr贸 que la relaci贸n del presidente con la gente est谩聽 consolidada y comprobada y ese valor sentimental, ese afecto, es lo que la oposici贸n no supo ni sabe sobrellevar. Ch谩vez dej贸 sus instrucciones y el chavismo tiene su ruta, mientras que los dirigentes de la oposici贸n parecen hoy m谩s desorientados que Ad谩n en el D铆a de la Madre, y la victoria de Capriles sobre Jaua no alcanza para so帽ar que hay un camino.

Diciembre transcurr铆a entre las preocupaciones por el campeonato de b茅isbol local, las gaitas (estruendosa m煤sica del estado Zulia) navide帽as y la tradicional聽 org铆a consumista decembrina, adobada con rumores de una devaluaci贸n 鈥渋nminente鈥 para 2013. Pero鈥 lleg贸 el comandante y mand贸 parar.

El discurso cay贸 como una bomba en los casi 30 millones de venezolanos (y mucho m谩s all谩 de las fronteras). Con claridad, valor y respeto por el mismo pueblo que nuevamente le hab铆a refrendado su voto dos meses atr谩s, Ch谩vez reconoci贸 la gravedad de su c谩ncer y la posibilidad que por razones de salud deba retirarse de la vida pol铆tica.

Asimismo design贸 a Nicol谩s Maduro 鈥 vicepresidente y canciller- como su sucesor, acabando con las eventuales pugnas internas y especulaciones sobre el tema; y orden贸 que en caso de cualquier imprevisto que significara la ausencia indefinida del presidente se aplicara el procedimiento establecido en la Constituci贸n. No hay que olvidar que el anuncio se realiz贸 apenas d铆as antes de las elecciones a gobernadores.

A su vez, Ch谩vez desactiv贸 otra campa帽a opositora, la que planeaba convocar a un proceso constituyente para modificar la Carta Magna para que, en caso de ausencia del presidente, no fueran convocadas nuevas elecciones. El Presidente dej贸 en claro que ante una posible ausencia fueran activados los mecanismos establecidos en la Constituci贸n.

Algunos 鈥渁nalistas鈥 internacionales hablaron de vac铆o de poder, de una inminente insurrecci贸n, del rol que iban a jugar de aqu铆 en m谩s las fuerzas armadas (un nada sutil llamado al golpe). Pero el ministro Defensa, almirante Diego Molero, dej贸 en claro la lealtad de la corporaci贸n castrense a 鈥淐h谩vez,聽 a la Revoluci贸n y al pueblo鈥.聽 Y asegur贸 que durante la ausencia del mandatario 芦garantizaremos con nuestra propia vida la patria socialista禄. Am茅n.

Al inicio de la campa帽a electoral por la presidencia, la enfermedad era el centro del debate p煤blico y la campa帽a del aspirante opositor Henrique Capriles Randonsky se bas贸 en mostrar a un candidato joven y saludable, con capacidad para recorrer el pa铆s, contra un candidato al borde de la muerte. Ch谩vez 鈥揺xcelente comunicador- respondi贸 con la frase 鈥淰iviremos y venceremos鈥, consigna que ayud贸 a mantener la cohesi贸n sus seguidores.

Tras la victoria, Ch谩vez lanz贸 el debate popular del 鈥淪egundo plan socialista 2013-2019鈥, su proyecto para el tercer mandato, con el fin de acallar los descontentos por la designaci贸n a dedo de los candidatos a gobernadores y mantener la euforia electoral ante un escenario de previsible abstenci贸n, pero tambi茅n revertir un proyecto pol铆tico basado en la personalidad del l铆der con un proceso de direcci贸n colectiva que diera continuidad al proyecto ante una hipot茅tica ausencia del conductor.

Obviamente, no es transferible el carisma de Ch谩vez y las dudas de los analistas (que han proliferado como hongos despu茅s de la lluvia) se centran sobre la continuidad del movimiento ante la ausencia del caudillo. Quedan en el tintero (modernic茅monos: en la memoria dura del computador) miles de nuevas interpretaciones y especulaciones sobre si el pa铆s entra o no en una etapa de transici贸n (y hacia qu茅)鈥

Por hora todo est谩 en calma. Pero, como cantaba Al铆 Primera, no basta rezar. Hay que seguir luchando. Como dijera Marguerite Yourcenar: hay que entrar en el futuro con los ojos bien abiertos.

El mapa de gobernaciones

El PSUV rescat贸 cinco estados que gobernaba la oposici贸n: Carabobo, Monagas, Nueva Esparta, T谩chira y Zulia, pero no pudo en Miranda, que se hab铆a convertido en el epicentro pol铆tico de estas elecciones, donde el candidato derechista a la relecci贸n -y ganador- era Henrique Capriles Radonsky.

En 11 estados聽 el partido de gobierno le dio una verdadera paliza a la oposici贸n, en unas elecciones con una alt铆sima ven candidatos psuvabstenci贸n (46%)聽 que contrasta con el 81% de votantes el 7 de octubre pasado. El PSUV perdi贸 en Lara y Amazonas donde Ch谩vez hab铆a ganado y gan贸 en los andinos M茅rida y T谩chira, donde el presidente hab铆a sido derrotado dos meses atr谩s.

Adem谩s, la presencia de militares en los poderes estadales se ratific贸 en las elecciones regionales. De las 20 entidades ganadas por el chavismo, diez est谩n en manos de uniformados no activos. Entre ellos se encuentran cuatro exministros de la Defensa (Rangel Silva, Mata Figueroa, Ram贸n Carriz谩lez y Garc铆a Carneiro), un exjefe del sistema impositivo Seniat (Vielma Mora), un exministro del Interior (Rodr铆guez Chac铆n); y un exministro de la Secretar铆a de la Presidencia (Francisco Rangel G贸mez).

Muchos de estos militares que est谩n en las gobernaciones participaron con Ch谩vez en el fallido golpe de Estado de 1992, como Castro Soteldo (repite en Portuguesa), Francisco Ameliach (gan贸 Carabobo) y Vielma Mora (T谩chira), quienes tambi茅n formaron parte de la Asamblea Constituyente en 1999. Luis Reyes Reyes, quien particip贸 en la intentona golpista del 27 de noviembre de 1992, perdi贸 en su aspiraci贸n a reelegirse en el estado Lara.

Francisco Arias C谩rdenas, uno de los comandantes que particip贸 con Ch谩vez la intentona de febrero de 1992,聽聽 fue gobernador del Zulia en 1995 por la causa R (movimiento de izquierda fundado por Alfredo Maneiro) e, incluso, perdi贸 ante Ch谩vez en las llamadas megaelecciones del a帽o 2000, con el apoyo de una coalici贸n de partidos opositores.

Tras las elecciones del domingo 16, el presidente en ejercicio, Nicol谩s Maduro, dijo que 鈥渆l pueblo est谩 aprobando el programa de la patria (鈥) Se abren las alamedas de la construcci贸n de la patria buena鈥.

Indic贸 que la oposici贸n tiene todas las garant铆as para hacer pol铆tica, siempre y cuando sea en el contexto de la Constituci贸n. Remarc贸 que cuando elige la v铆a de la conspiraci贸n 鈥渓e va muy mal鈥, y reiter贸 que la Revoluci贸n necesita una oposici贸n que no sea instrumento de los empresarios y los grandes ricos del pa铆s. 鈥淥jal谩 tuvi茅ramos una oposici贸n verdaderamente pol铆tica鈥, con pensamiento social y respeto por el pueblo鈥, dijo.

Todo en orden

Lo cierto es que en filas chavistas (con grandes manifestaciones en todo el pa铆s de apoyo al mandatario) no ha habido conatos de huida o deserci贸n ni de peleas por la sucesi贸n: al menos no trascendieron p煤blicamente, pese a las聽 diferentes tonalidades e intereses de la dirigencia c铆vico-militar bolivariana. Lo que debe llamar la atenci贸n del mundo entero es que todo ha ocurrido en orden, quiz谩 porque la noticia esta vez tom贸 desprevenida a la oposici贸n no democr谩tica.

Tambi茅n es cierto que desde el Caracazo de 1989 hasta la resistencia popular al golpe des Estado y el paro empresarial y sabotaje petrolero (2002-2003) el pueblo ha actuado con o sin dirigencia. El 13 de abril de 2002 fue el pueblo, lanzado a la calle, el que rescat贸 la democracia y reclam贸 la restituci贸n de su presidente constitucional. Como dice Roberto Hern谩ndez Montoya, presidente del Centro de Estudios Latinoamericanos R贸mulo Gallegos (Celarg) sin la intervenci贸n de vanguardias iluminadas, arrogantes y autoproclamadas.

Hemos insistido en el hecho de que en Venezuela el 煤nico que hace pol铆tica es Ch谩vez. En octubre pasado 15 millones de venezolanos votaron por Ch谩vez, dos millones m谩s a favor que los que sufragaron en contra. Y una de las consecuencias del (llam茅moslo as铆) paso al costado moment谩neo del presidente, es que el pa铆s se queda sin pol铆tica.

El oficialismo y la oposici贸n comparten la ausencia de un proyecto聽 claro para la eventual etapa poschavista. Lo m谩s probable es que un Ch谩vez ausente siga protagonizando la pol铆tica en la Venezuela de los pr贸ximos a帽os, porque unos intentar谩n mostrarse como los 鈥渧erdaderosherederos鈥 y los otros basar谩n, seguramente, su mensaje en el antichavismo revanchista. Hay quien especula en escenarios de despolarizaci贸n, nuevas alianzas鈥 Por ahora, pol铆tica-ficci贸n.

Recuerda la soci贸loga Marycl茅n Stelling que es a partir de 2001 cuando se consolida la propuesta pol铆tica de Ch谩vez y tambi茅n cuando se inicia el fin de la luna de miel con los oportunistas. Medidas como las leyes habilitantes y el Decreto con Fuerza de Ley Org谩nica de Hidrocarburos marcan la ruptura pol铆tica definitiva y auspician, en ciertos sectores de oposici贸n, pr谩cticas que expresan la creencia en la eliminaci贸n f铆sica de Ch谩vez como 煤nica v铆a posible para la recuperaci贸n del poder perdido.

Entre 2002 y 2003 se produce 鈥渓a reacci贸n del viejo orden鈥 y la oposici贸n transita rutas no democr谩ticas 鈥揼olpe de abril, huelga, paro y sabotaje petrolero鈥 en la intenci贸n de suprimir al adversario, Ch谩vez y su proyecto. Ante las sucesivas derrotas, se producen los primeros casos de impudicia y desnudez pol铆tica en el pa铆s, se帽ala Stelling.

Derrotada en sus intentos de derrotar, incluida la v铆a electoral, invoca la irracionalidad y fuerzas sobrenaturales. Derrotada tambi茅n en el terreno m谩gico-religioso, apuesta, amparada en sentimientos inexpresables, a la salud de Hugo Ch谩vez, se帽ala Stelling.

C贸mo cuesta pronunciar 鈥渢ransici贸n鈥

Sin dudas, el cambio de ministro de Informaci贸n ha sido positivo y la ciudadan铆a fue oportunamente informada de la evoluci贸n del postoperatorio. Un cambio importante, ya que ahora el gobierno cuenta con la credibilidad y la profesionalidad de Ernesto Villegas, hijo de un l铆der sindical comunista.

ven capriles votandoLa etapa de transici贸n ven铆a siendo discutida desde que se manifest贸 el c谩ncer. Por eso Ch谩vez primero decidi贸 anular su propia designaci贸n de Maduro y de Cabello como candidatos a las gobernaciones de Carabobo y Monagas. As铆 manten铆a al primero en la Canciller铆a, a un paso de la vicepresidencia y al segundo en la presidencia de la Asamblea Nacional. Esa es la l铆nea sucesorial.

A la vez, ubicaba al entonces vicepresidente El铆as Jaua como candidato a la gobernaci贸n de Miranda, con la tarea de eliminar pol铆ticamente a Henrique Capriles Radonsky en su propio reducto, tarea que no tuvo el 茅xito esperado.

Si bien la transici贸n estaba en discusi贸n, la decisi贸n ven铆a demorada al menos p煤blicamente, ya que deb铆a prepararse ala dirigencia y al p煤blico a aceptar el nombramiento de un sucesor y, simult谩neamente, tratar de mantener unificado al PSUV y a las Fuerzas Armadas.

La nominaci贸n de Maduro como sucesor se ha explicado por el hecho de que es fiel y leal a Ch谩vez y ejecutor de sus directivas, e incluso por ser quien pudiera聽 dar continuidad al proyecto chavista, pero no se trata de una decisi贸n ideol贸gica, sino que es considerado como la persona que en esta nueva etapa de transici贸n puede actuar como bisagra entre las distintas vertientes de la fuerza bolivariana, en la b煤squeda de los consensos necesarios.

No hay que olvidar que dentro de la dirigencia del chavismo hay distintas posiciones e intereses, Una de ellas, la representa el hoy presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, con poder en el PSUV y con gran ascendencia dentro de las Fuerzas Armadas y el poder econ贸mico. Otra ala, es la que encabeza el ex vicepresidente El铆as Jaua, sin tanto apoyo en la corporaci贸n castrense, mientras el ministro de Energ铆a Rafael Ram铆rez tambi茅n pareciera integrar la 鈥減eque帽a mesa鈥 de decisiones.

Hugo Ch谩vez dice que 茅l s贸lo ech贸 las bases del socialismo: 鈥渜uiero construir el edificio鈥. Para eso est谩 all铆 (rezando, incluso ateamente) presente y en lucha, el pueblo bolivariano.

 

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.