Ene 25 2023
308 lecturas

Pol铆tica

Chile: Expertos contra la democracia

Es penoso lo sucedido luego del plebiscito del 4 de septiembre. El rechazo mayoritario del texto de una nueva Constituci贸n fue recibido con j煤bilo por la clase pol铆tica, el gran empresariado y sus medios de comunicaci贸n. El alma volvi贸 al cuerpo y el poder constituido no pierde tiempo en reemplazar al poder originario, cuyo titular es el pueblo. Sin contemplaciones, vulnera la democracia.

En efecto, el Parlamento, apoyado por las direcciones pol铆ticas de los partidos de derecha y del 鈥渟ocialismo democr谩tico鈥 han encontrado el camino para elaborar una Constituci贸n que sea aceptable para el establishment econ贸mico y pol铆tico del pa铆s. Apruebo Dignidad, a rega帽adientes, se ha debido plegar a esta iniciativa, exigido por la estrechez pol铆tica que acosa al gobierno.

El 鈥淎cuerdo por Chile鈥, instalado b谩sicamente por el Parlamento, con el apoyo de Amarillos, propone que la nueva iniciativa constitucional sea redactada mediante la participaci贸n de tres organismos: una Comisi贸n Experta, un Comit茅 T茅cnico de Admisibilidad y un Consejo Constitucional. Los miembros de los dos primeros designados por el Parlamento y el tercero, elegido por votaci贸n popular, de manera similar a como se realiza la elecci贸n de los senadores.

Antes de esta decisi贸n, el Parlamento fij贸 l铆mites (bordes) a quienes elaboren la nueva Carta Magna; vale decir un 鈥渞ayado de cancha鈥 d贸nde debe moverse la nueva discusi贸n, para impedir cualquier idea 鈥渞efundacional鈥 en la redacci贸n de la nueva Carta Magna. A ello se agrega un 鈥溍bitro鈥 para garantizar el cumplimiento de tales bordes: el denominado Comit茅 de Admisibilidad.

Por cierto, los 鈥渂ordes鈥 y el 鈥溍bitro鈥 vulneran la libertad del pueblo para darse libremente su ley fundamental. Pero lo m谩s delicado en la nueva iniciativa es la propuesta que unos 鈥渆xpertos鈥 redacten la propuesta constitucional: la Comisi贸n Experta.

鈥淣o siendo la soberan铆a m谩s que el ejercicio de la voluntad general jam谩s puede enajenarse, y el Soberano, que no es m谩s que un ser colectivo, no puede ser representado m谩s que por s铆 mismo鈥. Es lo que nos dec铆a hacer tres siglos J.J. Rousseau, en su Contrato Social. Los parlamentarios chilenos, olvid谩ndose de Rousseau y de la Revoluci贸n Francesa, cuestionan la voluntad soberana del pueblo y la reemplazan por 鈥渆xpertos鈥.

La Comisi贸n Experta, elegida el 23 de enero, estar谩 compuesta por 24 miembros de 鈥渋ndiscutible trayectoria profesional, t茅cnica y/o acad茅mica鈥: 12 nominados por la C谩mara de Diputadas y Diputados, y 12 por el Senado.

Se ha dicho, curiosamente, que con esta decisi贸n se acaba el comportamiento 鈥減artisano鈥 (partidario, seg煤n la RAE) que habr铆a estado presente en el anterior proceso constitucional. Sin embargo, la nominaci贸n de esos 鈥渆xpertos鈥 es decisi贸n de los partidos pol铆ticos, lo que pone en duda su independencia y, por tanto, no evita su comportamiento partidario.

As铆 las cosas, con 鈥渂ordes鈥, 鈥溍bitro鈥 y, sobre todo, 鈥渆xpertos鈥, los 50 miembros elegidos para el Consejo Constitucional se ver谩n seriamente limitados en sus atribuciones, a lo que se agrega el hecho de que las listas para la elecci贸n a este Consejo s贸lo podr谩n estar conformadas por partidos pol铆ticos y no por independientes.

La decisi贸n adoptada por la clase pol铆tica tradicional, con el apoyo empresarial y los medios de comunicaci贸n, cierra las puertas a esa mayor铆a nacional, cuyas movilizaciones de octubre de 2019 instalaron en la agenda el cambio constitucional. Y, no hay que confundirse: el rechazo que se vivi贸 el 4 de septiembre no debe entenderse como un rechazo a las demandas econ贸micas, sociales y pol铆ticas de ese pueblo, que entend铆a que s贸lo una nueva Constituci贸n pod铆a atenderlas.

En consecuencia, la soluci贸n que encuentra el establishment para la nueva discusi贸n constitucional es equivocada y peligrosa.

Pretender que una Constituci贸n sea redactada y vigilada por un grupo de privilegiados, con requisitos t茅cnico-profesionales y 10 a帽os de experiencia de trabajo, es una forma de descalificar a la mayor铆a nacional y dar un visto bueno al modelo excluyente que vivimos. Es, adem谩s, arremeter contra el poder constituyente originario. Ello representa una visi贸n y propuesta autoritaria, que vulnera fundamentos democr谩ticos elementales.

Por otra parte, los partidos no elegir谩n personas neutras, porque no existen, ya que tienen la misma visi贸n que los partidos que las eligen.

En consecuencia, dif铆cilmente esos 鈥渆xpertos鈥 podr谩n representar a los movimientos sociales e identitarios, que fueron fundamentales en la instalaci贸n del cambio constitucional.聽 Esos 鈥渆xpertos鈥 representar谩n la defensa del sistema de desigualdades e injusticias que vive el pa铆s hace 40 a帽os. Probablemente ello explica que encuestas recientes est茅n indicando que una gran mayor铆a de la sociedad est谩 en desacuerdo con que la nueva Constituci贸n sea redactada por los 24 expertos. Se estima una injustificada imposici贸n a la discusi贸n constituyente.

Es dif铆cil encontrar un caso parecido en el mundo en que 鈥渆xpertos鈥 sean determinantes en la elaboraci贸n de una Constituci贸n. Ello es especialmente preocupante en nuestro pa铆s, con un Parlamento y partidos pol铆ticos que asumen la responsabilidad de designar a los 鈥渆xpertos鈥, a pesar de su escasa legitimidad ante la ciudadan铆a. As铆 las cosas, el resultado de este proceso constitucional, construido por la clase pol铆tica tradicional, apunta al fracaso.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.