Jul 20 2012
1545 lecturas

Sociedad

Chile, la feria circense y Pepito paga doble

La idea de que las contiendas electorales ponen en escena una ‚Äúficci√≥n pol√≠tica‚ÄĚ es, despu√©s de todo, menos descabellada de lo que parece, pues es en ella en la que chapotea la pol√≠tica actual entre nosotros. Esta ficci√≥n posee, desde luego, todo el suspense de una justa deportiva, mezcla de far√°ndula, h√≠pica o f√ļtbol. Es la industria del entertainment la que construye a diario la ‚Äúcarrera presidencial‚ÄĚ.| √ĀLVARO CUADRA.*

 

N√≥tese que en esta l√≥gica todo se resuelve en torno a figuras, esto es, en torno a las presuntas cualidades o atributos de determinadas individualidades. Son √©stos, los rostros que alimentan el imaginario de millones de ilusos incautos que volver√°n a votar como quien apuesta a ‚ÄúPepito paga doble‚ÄĚ.

 

Al igual que esos astutos charlatanes callejeros, los voceros autorizados de la clase pol√≠tica de todos los colores nos ofrecen al personaje de turno, mientras los medios se encargan de hacer las encuestas entre el p√ļblico.

 

El giro m√°s reciente de estas mediciones nos indica que la ex mandataria, se√Īora Bachelet obtiene una mayor√≠a significativa de potenciales votos (42%), la sigue el se√Īor Golborne (15%) y una figura inesperada llamada Franco Parisi que se empina ya al 10%, mucho m√°s atr√°s otros nombres como Allamand (7%), Longueira y Velasco (4%), Lagos Weber y Orrego (1%), y finalmente, Rinc√≥n y Jocelyn Holt con un frustrante 0%. En un hip√≥tetico encuentro entre Bachelet y Golborne, la balanza se inclinar√≠a a favor de la ex presidente (60%) por sobre el 32% que obtendr√≠a Laurence Golborne.

 

Desde el momento que las preferencias se expresan en torno a ‚Äúpersonalidades‚ÄĚ no resulta leg√≠timo leer estas cifras como una dicotom√≠a Concertaci√≥n-Alianza, sino m√°s bien en la l√≥gica circense del se√Īor Corales que nos ofrece el espect√°culo del ‚Äúhombre de goma‚ÄĚ o la ‚Äúmujer barbuda‚ÄĚ. A los chilenos les corresponde, hasta el 2013, esperar pacientes en una fila interminable, con el boleto en la mano, entre mocosos que revolotean y quiltros callejeros, saboreando un pu√Īado de pop corn

 

Cada uno de los personajes en liza nos exhibe un ‚Äúdiagn√≥stico cr√≠tico‚ÄĚ de la situaci√≥n actual y una retah√≠la de promesas. Si bien la experiencia hist√≥rica nos demuestra hasta la saciedad que hay m√°s credibilidad y rigor en las cartas del Tarot que en las promesas de un pol√≠tico, lo cierto es que son las mentiras empalagosas las que seducen a la mayor√≠a de los electores de un signo u otro.

 

Sumidos, como estamos, en una especie de ‚Äúdemocracia viscosa‚ÄĚ donde lo falso y lo turbio comparecen, la ‚Äúficci√≥n pol√≠tica‚ÄĚ cumple una funci√≥n terap√©utica, pues es la √ļnica manera de hacer soportable nuestro presente y, sobre todo, nuestro vergonzante pasado.
‚ÄĒ‚ÄĒ
* Semiólogo.
Investigador y docente de la Escuela Latinoamericana de Postgrados. Universidad de Artes y Ciencias (ARCIS) Chile.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.