Jun 8 2023
161 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Doce presidentes en busca de una casa com煤n

El pasado 30 de abril el presidente Luis In谩cio da Silva, Lula, logr贸 reunir a 11 de los 12 jefes de Estado que conforman Am茅rica del Sur. La 煤nica ausencia fue de la presidenta del Per煤, Dina Boluarte, impedida de asistir debido a la crisis pol铆tica de su pa铆s. La 煤ltima vez que se hab铆an reunido los presidentes suramericanos fue en 2014 en Quito, Ecuador, en la reuni贸n regular de UNASUR (Uni贸n de Naciones Suramericanas) la instancia que agrupaba a la totalidad de los pa铆ses, pero donde asistieron solo siete mandatarios en aquella oportunidad.

Ello anunciaba el principio del fin del organismo que qued贸 reducido a solo cuatro pa铆ses: Bolivia, Guyana, Surinam y Venezuela, por el retiro o suspensi贸n de su participaci贸n de los dem谩s en el foro. El motivo central fue el principio de la unanimidad, o consenso, establecido en el tratado para aprobar los acuerdos, entre otros, la designaci贸n del secretario general. Ello no ocurri贸 y las negociaciones se extendieron sin llegar a un resultado aceptable para todos. As铆 comenz贸 a languidecer el organismo al mismo tiempo que cambiaban de color los gobiernos en la regi贸n, es decir de una mayor铆a de izquierda a una de derecha, lo que condujo a que siete pa铆ses dejaran de participar en UNASUR.

Sin duda que el reciente encuentro en Brasilia es un 茅xito mayor de la diplomacia brasile帽a y del presidente Lula en particular, debido al rompimiento ocurrido en UNASUR y que por razones ideol贸gicas distanci贸 a los pa铆ses. Ello dej贸 a la regi贸n sin una instancia de coordinaci贸n pol铆tica, lo que qued贸 de manifiesto de manera dram谩tica con la pandemia de coronavirus que golpe贸 al planeta y fuertemente a algunos pa铆ses latinoamericanos. Ah铆 no hubo coordinaci贸n ni acuerdos para enfrentar de manera conjunta la compra de vacunas, las restricciones sanitarias, las medidas fronterizas y muchas otras que podr铆an haber servido para mostrar unidad y sinton铆a ante una emergencia humanitaria.

UNASUR naci贸 en 2008 producto de la llamada 鈥渕area rosa鈥 que caracteriz贸 a la regi贸n con gobiernos de izquierda en la mayor铆a de los pa铆ses, bajo la promesa de que 鈥渁hora s铆鈥 se har铆a realidad el sue帽o de la 鈥減atria grande鈥 con la que hace 200 a帽os so帽aron los padres fundadores de la independencia suramericana. Nada de ello ocurri贸 y, por el contrario, el mecanismo establecido para aprobar los nombramientos termin贸 siendo el gran freno que llev贸 al organismo a su casi desaparici贸n. UNASUR es una creaci贸n brasilera producto de la visi贸n de los encargados de planificar la pol铆tica exterior en base a los objetivos e intereses de largo plazo del gigante suramericano. Con algo m谩s de 8,5 millones de kil贸metros cuadrados, es decir, m谩s de 13 veces la superficie de Francia, junto a 215 millones de habitantes, que lo hace el s茅ptimo pa铆s m谩s poblado del planeta, es tambi茅n una de las 10 mayores econom铆as del mundo.

Esas son parte de sus credenciales con las que se siente llamado a ser la voz principal de Am茅rica Latina. Adem谩s, su proyecci贸n apunta a la vieja aspiraci贸n carioca de ganar un asiento en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y con un subcontinente unido, que hable con una sola voz, las posibilidades de Brasil para lograr su objetivo de pol铆tica exterior tienen mejores posibilidades de cumplirse.

La reuni贸n en Brasilia no estuvo exenta de controversias por la invitaci贸n al presidente de Venezuela, Nicol谩s Maduro, quien es repudiado por varios de los pa铆ses asistentes, que consideran que no se respetan los derechos humanos y mantienen fuerte cr铆ticas al sistema pol铆tico por las serias limitaciones a la democracia que rigen en ese pa铆s. Las palabras afectuosas del presidente Lula ante todos los mandatarios fueron: 鈥淣icol谩s Maduro sabe muy bien la narrativa que han construido contra Venezuela. Ustedes saben la narrativa que han construido sobre el autoritarismo y la antidemocracia鈥. Las reacciones a esta palabras no se hicieron esperar y vinieron de un jefe de Estado de derecha, Luis Lacalle, de Uruguay, quien expres贸 鈥渘o se puede tapar el sol con un dedo鈥 y m谩s fuerte a煤n del presidente de izquierda chileno Gabriel, Boric, quien se帽al贸: 鈥渘o es una construcci贸n narrativa, es una realidad, es seria, y he tenido oportunidad de verla en los ojos y en el dolor de cientos de miles de venezolanos que est谩n en nuestra patria y que exigen una posici贸n firme y clara respecto a que los derechos humanos deben ser respetados siempre鈥.

Las palabras de ambos mandatarios fueron una p铆ldora amarga para el due帽o de casa, el presidente Lula, quien adem谩s debi贸 enfrentar la fuerte cr铆tica de la oposici贸n derechista de su pa铆s por recibir al presidente Maduro. Adem谩s, le cobran por su posici贸n respecto a la guerra entre Rusia y Ucrania, donde se ha abstenido de condenar la agresi贸n de Mosc煤. Si bien en la reuni贸n de los mandatarios no se habl贸 de recuperar UNASUR, al cual ya se reincorporaron Brasil y Argentina, la reanimaci贸n del organismo exigir谩 una fina estrategia diplom谩tica para superar las dificultades levantadas por los sectores conservadores de la regi贸n.

En todo caso, nadie parece dudar de la importancia de volver a tener una instancia de di谩logo pol铆tico donde se puedan discutir democr谩ticamente los problemas que afectan a Am茅rica del Sur, subcontinente donde se hablan cientos de lenguas ind铆genas y adem谩s cuatro oficiales como son el portugu茅s, el espa帽ol, el ingl茅s y el neerland茅s. Hay una extensa agenda de temas en espera de la voluntad pol铆tica para enfrentarlos con decisi贸n. Los m谩s urgentes son la lucha al narcotr谩fico, la delincuencia, la inmigraci贸n que si bien son temas de pol铆tica interna hoy se han convertido en problemas trasnacionales.

A ellos se suman los efectos del cambio clim谩tico, la conservaci贸n medioambiental, la falta de conectividad, un proceso real de integraci贸n econ贸mica, la desnutrici贸n y hambre que golpean algunas regiones, la pobreza y falta de un proyecto de desarrollo que potencie las riquezas naturales con que cuenta el subcontinente, as铆 como el tremendo potencial humano.

Por ello se hace urgente revivir UNASUR o una instancia similar que, con nuevas reglas, pueda ser una verdadera casa com煤n, independientemente de los cambios de color de los gobiernos democr谩ticos que se sucedan en Am茅rica del Sur.

 

*Embajador, economista de la Universidad de Zagreb, Croacia, y Master en Ciencia Pol铆tica de la Universidad Cat贸lica de Chile. Ex Subdirector de asuntos estrat茅gicos de la U de Chile y ex Subsecretario de Defensa.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.