Dic 7 2005
1062 lecturas

Política

EL DESPOJO INMACULADO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

(Puelmapu, Diciembre 2005). ¬ęEste viaje surge por la gran complicidad que existe del poder pol√≠tico, judicial y policial con las inmobiliarias y los winka que buscan consumar este despojo y est√°n permitiendo que contin√ļen amedrentando, amenazando y atacando a los Mapuche¬Ľ, advert√≠a un colega que anunciaba el arribo del contingente.

Luego de una serie de reuniones en el Instituto Nacional de Asuntos Ind√≠genas (INAI), que arrojaron como saldo la oferta oficial de pagar el abogado, e infructuosas gestiones para ser recibidos por el presidente N√©stor Kirchner, el 30 de noviembre dieron un conferencia de prensa en el Congreso de la Naci√≥n. La adquisici√≥n por parte del empresario Huberto Roviralta y del basquetbolista de la NBA Emanuel Gin√≥bili del territorio reivindicado por el Lof Paichil Antriao hab√≠a despertado la atenci√≥n ‚Äďel morbo‚Äď de la prensa masiva. Si el despojo es farandulezco suben las ventas.

Dos wenu foye se impon√≠an en la sala de prensa, uno sobre la mesa, otro, sostenido por una pareja de j√≥venes detr√°s de los conferencistas. Prestos para hablar estaban Mar√≠a Huala, de Mapuche Lafkenche Aut√≥nomos e Independientes (Bariloche), y los werken de la comunidad V√≠ctor Hugo Namuncura y Gonzalo Co√Īa. Tambi√©n lo acompa√Īaba el abogado kolla Eulegio Frites, de la Comisi√≥n de Juristas Ind√≠genas de la Rep√ļblica Argentina (CJIRA), y las diputadas de la Comisi√≥n de Poblaci√≥n y Desarrollo Humano ‚Äďque culminan su mandato el 10 de diciembre‚Äď Alicia Castro y Mar√≠a Elena Barbagelata; quienes no s√≥lo expresaron su repudio a la situaci√≥n que atraviesa la comunidad sino los pueblos originarios en general y destacaron que si ese d√≠a la C√°mara no daba media sanci√≥n a los proyectos de ley de Emergencia de la Propiedad Comunitaria Ind√≠gena y de Procedimiento de Regularizaci√≥n de la Propiedad Comunitaria Ind√≠gena, √©stos caducar√≠an.

El posible ‚Äďa esa altura hecho consumado‚Äď fracaso de las iniciativas parlamentarias y la necesidad de dar qu√≥rum por momentos releg√≥ a un segundo t√©rmino la denuncia de los atropellos sufridos en el sur neuquino, nacido de la voracidad de operadores inmobiliarios y tur√≠sticos.

Las voces y lo que dicen

foto¬ęEstamos ac√° por los √ļltimos incidentes que hubieron en la comunidad Paichil Antriao, que est√° ubicada en lo que hoy es Villa La Angostura. Ir√≥nicamente esta tierra fue donada a Ignacio Antriao y Jos√© Mar√≠a Paichil, en el a√Īo 1902 se reconoce esta ¬ędonaci√≥n¬Ľ, porque la tierra ya era territorio mapuche ancestralmente.

¬ęLes dieron 625 has. las cuales con el paso de los a√Īos le fueron quitando. Hoy no tienen un pedazo de tierra, por eso la est√°n recuperando. Ah√≠ se maneja mucho dinero, entonces nuestros hermanos est√°n padeciendo represi√≥n, golpes, desde los supuestos propietarios. Ah√≠ viene toda una cadena de delincuencia, porque alguien aprueba estos lotes que salen a la venta¬Ľ, enfatiz√≥ Huala.

Luego intervino el werken Namuncura, quien reafirm√≥ las declaraciones de Huala: ¬ęComo dice la lagmien, nosotros actualmente tenemos conflicto con las mafias de las inmobiliarias, nos vienen quitando la tierra de nuestros ancestros y en este momento estamos ac√° tratando de solucionar el tema √©ste, porque esto tambi√©n depende de la fuerza que hagamos nosotros. Y tambi√©n estamos ac√° para decirle a la gente que pase lo que pase, nuestra comunidad y el pueblo van a seguir luchando, porque necesitamos que salga muy pronto esta ley para que a las comunidades no nos sigan desalojando¬Ľ.

Entonces el werken Co√Īa se acerc√≥ al micr√≥fono:¬ĽComo iba hablando el werken tenemos muchos conflictos con la intendencia de Villa La Angostura. (…) Estamos bastante mal all√° con todo lo que est√° pasando, quieren destruir nuestro rewe, un lugar sagrado donde nosotros hacemos ceremonia, llellipun, wi√Īoy tripant√ľ, kamairkun. Hoy lo que venimos a pedir ac√° es que nos den una soluci√≥n y adem√°s apoyar a los pe√Īis que est√°n haciendo esto para que se decrete esto de los cuatro a√Īos sin desalojos¬Ľ.

El rito legal y la realidad social

El micr√≥fono circul√≥ nuevamente por las manos de las legisladoras y del presidente de la CJIRA, quien pretend√≠a ‚Äďsi no ser el centro‚Äď manejar el ritmo de la conferencia de prensa, a la que ya daba por finalizada. ¬ęAmigos del kirchnerismo, amigos de la Uni√≥n C√≠vica Radical, cuando se aprobaron las leyes reconociendo el derecho de los pueblos ind√≠genas hubo unanimidad, cuando se aprob√≥ el Convenio 169 se aprob√≥ por unanimidad, cuando se aprob√≥ el texto constitucional reconociendo los derechos fue por unanimidad… Y ahora se presentan estas situaciones, que desde el 2 de junio hasta el 30 de noviembre de 2005 no haya sesiones, y con el peligro de que todo lo que se ha trabajado ahora caduque… Se√Īores diputados, a las 13,50 los esperamos en la C√°mara de Diputados¬Ľ.

Hasta el momento se hab√≠a hablado mucho de los proyectos de ley que avanzaban hacia un seguro y profundo cajoneo, pero no se hab√≠a dicho palabra sobre la violencia que colm√≥ la paciencia de los comuneros mapuche y ni se hab√≠an pronunciado los nombres de algunos beneficiarios del despojo. Las palabras ten√≠an que seguir circulando y el werken Co√Īa se encarg√≥ de hacerlo:

¬ęNos estaban pidiendo que hablemos sobre Emanuel Gin√≥billi, de cu√°ntas hect√°reas ten√≠a. Tiene 22, donde 14 son de √©l y las otras est√°n repartidas en 5 partes, que ya el municipio de Villa La Angostura, le dio el okey para que lo haga. Tambi√©n Emanuel Gin√≥billi quiere cerrar justo en el medio del rewe. Nosotros hoy estamos viviendo en 22 hec√°teras; 32 familias, no nos alcanza el lugar para nada.

¬ęNosotros tampoco podemos recuperar todo (el territorio) porque el gran avance que hizo Villa La Angostura nos ha sacado m√°s de la mitad de la tierra… Hoy si llegamos a recuperar las tierras ser√≠an 225 hect√°reas. (de las 625 reconocidas en 1884). Lo que nosotros m√°s pedimos es que nos devuelvan el territorio, que lo necesitamos realmente, que hay pichikeche, pichidomo, que son los peque√Īos, que vienen en camino, y a ellos no les podemos brindar nada, no tenemos ni a donde poner animales al d√≠a de hoy¬Ľ.

Huala acot√≥ inmediatamente: ¬ęAdem√°s de Gin√≥billi est√° (el empresario Huberto) Roviralta, el ex intendente (de la √ļltima dictadura militar Jos√©) Salamida (p) , el ex juez (de Paz H√©ctor) P√©rez Calvo (que ocup√≥ el cargo entre 1947 y 1955 y ¬ęcompr√≥¬Ľ el lote en conflicto en el ?51) , y muchos ¬ęex¬Ľ que pasaron por la intendencia de Villa La Angostura y son los supuestos propietarios de las tierras de nuestros hermanos de la comunidad Paichil Antriao¬Ľ.

El ritmo de la conferencia de prensa comenzaba a cambiar, la convocatoria volvía a su eje, volvía el newen a las palabras.

¬ęYo quer√≠a agregar algo m√°s al respecto del problema de nuestra tierra ‚Äďdijo el werken Namuncura‚Äď. Dos semanas antes de llegar a la ciudad de Buenos Aires tuvimos un conflicto con un tal Mart√≠n Bianchini y Jorge Bernardi (empresarios locales) , ellos supuestamente son due√Īos de donde estamos asentados hoy nosotros. Antes de venir para ac√° ellos fueron a la comunidad y nos empezaron a agredir, todos sabemos que el Pueblo Mapuche es pac√≠fico. (…) Nosotros no estamos tranquilos por la noche, en ning√ļn momento estamos tranquilos. ¬ŅPor qu√©? Porque ellos buscan gente del mismo pueblo ‚Äďla misma gente que nos conoce nos ha ido a informar‚Äď para venir a desalojarnos. (…)

¬ęEn la noche no podemos dormir tranquilos porque llegan a las 2, 3, 4 de la ma√Īana y empiezan a tirar tiros. Por eso quisiera decirle a los se√Īores diputados: ¬ŅQu√© quieren que no aprueban el proyecto para parar el desalojo a nuestros pueblos? Nosotros necesitamos que salga urgentemente esta ley porque en cualquier momento vamos a sufrir algo m√°s de parte de los privados y no queremos que se llegue a eso. Nosotros sufrimos, nuestros pichikeche sufren, nuestra lagmien, nuestros abuelos, sufren. Nosotros necesitamos que se apruebe, se√Īores diputados, esta ley. Nada m√°s¬Ľ.

Luego intervino un referente diaguita calchaqu√≠ que enumer√≥ algunos de los √ļltimos atropellos sufridos por diferentes pueblos originarios en las provincias de Salta y Jujuy. Y tras 45 minutos la conferencia de prensa concluy√≥ con un estruendoso afaf√°n, como no pod√≠a ser de otra manera.

Finalmente la C√°mara no sesion√≥ y los proyectos cayeron. Desde el dos de junio ten√≠an orden del d√≠a para ser tratados. El seis de setiembre de 2004 el presidente Kirchner catapult√≥ su imagen indigenista presentando un proyecto de ley para resguardar las tierras de las comunidades y frenar sus desalojos, iniciativa que se sumaba o compet√≠a ‚Äďnada es gratis‚Äď con el de las diputadas Marta Maffei y Barbagelata. Pero el √≠mpetu inicial se perdi√≥ r√°pidamente y fue el propio oficialismo el que enterr√≥ los proyectos de ley en su desidia parlamentaria.

En tanto la prensa se√Īal√≥ que Roviralta le compr√≥ tierras a ¬ęun mapuche alcoholizado¬Ľ y que el astro de la NBA est√° complicado en la adquisici√≥n de tierras reclamadas por indios de la Patagonia ‚Äďun punto indefinido en el universo‚Äď. La violencia y amenazas cotidianas sufridas por los comuneros quedaron contenidas en las paredes de la sala de prensa, el despojo es inoloro, incoloro e ins√≠pido, como el agua de la vertiente… El despojo es inmaculado. La prensa tampoco indag√≥ en los sue√Īos del cenicero.

——————————

* En el peri√≥dico mapuche Azkintuwe (www.nodo50.org/azkintuwe¬Ľ).

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.