Jun 21 2022
117 lecturas

Ciencia y TecnologíaCultura

El gato que sabe

Nuestro gato, que desde hace ya algunos a√Īos nos dej√≥, saltaba a la ventana cada vez que uno de nosotros se acercaba a la casa. Frecuentemente, aunque no siempre, ella sab√≠a que nuestra hija o nuestro hijo estaban por llegar. ¬ŅC√≥mo lo sab√≠a? No tenemos idea. Pero, Rupert Sheldrake, el controvertido bi√≥logo brit√°nico, tiene una.

Desde hace harto tiempo pareciera que hemos olvidado que los animales tienen habilidades que nosotros hemos perdido. Pero, si ponemos un poco de atenci√≥n pronto descubrimos la existencia de perros que saben cuando su due√Īo est√° volviendo a casa, gatos que responden el tel√©fono cuando la persona a la que est√°n apegados est√° llamando, caballos que pueden encontrar el camino a casa en un terreno desconocido y gatos que anticipan terremotos, todos ellos aspectos del comportamiento animal que sugieren la existencia de formas de percepci√≥n que se encuentran m√°s all√° de la comprensi√≥n cient√≠fica actual. Por qu√© tu perro se vuelve loco de felicidad cuando llegas a casa

Seg√ļn Sheldrake, algunos animales pareciera que realmente tienen poderes de percepci√≥n que van m√°s all√° de los sentidos conocidos. Por milenios, la gente ha notado √©sto y muchos due√Īos de animales de compa√Ī√≠a lo han experimentado personalmente. Y, sin embargo, la mayor√≠a niega estas habilidades y las instituciones cient√≠ficas las consideran sin inter√©s real y las desestiman como algo meramente anecd√≥tico.

La ortodoxia dominante en los c√≠rculos cient√≠ficos es la teor√≠a mecanicista de la vida que ve a los organismos vivos como m√°quinas complejas gen√©ticamente programadas. Dentro de las instituciones cient√≠ficas existe el tab√ļ en contra de la telepat√≠a y otras habilidades inexplicables, porque no se ajustan al paradigma dominante. Pero, si consideramos a la ciencia, no como un sistema de creencias dogm√°ticas sino como un m√©todo de investigaci√≥n podremos entender lo que hoy no entendemos. Es cuesti√≥n de ‚Äúprestar atenci√≥n a la evidencia y probar posibles explicaciones mediante experimentos‚ÄĚ.

Rupert Sheldake - Planeta Vital | En conexi√≥n positiva con nuestro ecosistemaSheldrake basa su hip√≥tesis en la entrevista de cientos de personas con experiencia en el trato con animales, encuestas formales en Gran Breta√Īa y Estados Unidos e investigaciones experimentales. Su base de datos contiene mas de mil setecientos informes de perros y gatos que saben cuando sus due√Īos volver√°n a casa.

Lo que estas investigaciones muestran es que, en muchos casos, la anticipaci√≥n de un animal del regreso de una persona no se puede explicar en t√©rminos de rutina, pistas de personas en casa o el sonido de un autom√≥vil familiar que se acerca. Lo √ļnico que podr√≠a explicarlo es una comunicaci√≥n telep√°tica que depende de los v√≠nculos entre la persona y el animal, v√≠nculos que no son meras met√°foras, sino conexiones reales a trav√©s de campos m√≥rficos. A pesar del maltrato a los animales, muchas personas forman estrechos v√≠nculos con ellos desde la ni√Īez en adelante. Y este v√≠nculo es clave en la comprensi√≥n de estos fen√≥menos.

Dentro de las especies hay muchos tipos de v√≠nculos sociales, entre la gata y sus gatitos, la abeja y los dem√°s miembros de la colmena, el lobo y su manada y una gran variedad de v√≠nculos sociales entre los humanos. Luego tenemos los lazos sociales entre especies, como los que hay entre las mascotas y sus due√Īos. Esos v√≠nculos son reales y contin√ļan uniendo a los individuos incluso cuando est√°n separados m√°s all√° del rango de la comunicaci√≥n sensorial. Estas conexiones a distancia podr√≠an ser los canales de la telepat√≠a.

Los lazos entre animales existen dentro de un campo social. Al igual que los campos conocidos de la física, los campos sociales o campos mórficos, como los llama Sheldrake, conectan las cosas a distancia, con la diferencia de que los campos sociales evolucionan y contienen una especie de memoria. Las colonias de termitas, los bancos de peces, las manadas de animales y los individuos dentro de estos grupos se mantienen unidos y estructurados por estos campos mórficos que están moldeados por sus propios tipos de memoria colectiva. Hallan colonias de termitas hembras que se reproducen sin ayuda de machos - RT

Todos ellos siguen patrones habituales de relaciones, repetidos a lo largo de las generaciones. Los instintos son algo así como hábitos colectivos de la especie moldeados por la experiencia a través de las generaciones y sujetos a una rigurosa selección natural, como ya había insinuado Charles Darwin. El proceso por el cual la memoria se transfiere del pasado al presente se produce a través de la resonancia mórfica, que implica la influencia de lo similar sobre lo similar a través del espacio y del tiempo.

Es as√≠ como un miembro que se va a un lugar distante a√ļn permanece conectado con el resto del grupo a trav√©s de esta campo social, que, por decirlo as√≠, es el√°stico. Son estos campos m√≥rficos los que permitir√≠an que una variedad de influencias telep√°ticas puedan pasar de un animal a otro dentro de un grupo social, o de una persona a otra, o de una persona a un animal de compa√Ī√≠a. Es la capacidad de estos campos para estirarse como bandas el√°sticas invisibles lo que permite que act√ļen como canales de comunicaci√≥n telep√°tica, incluso a grandes distancias.

La hipótesis de la resonancia mórfica presenta una comprensión revolucionaria del campo de información de la naturaleza y de la evolución de la vida. En cierto modo, es algo así como un nuevo paradigma científico. Por bastante tiempo la mera idea de la telepatía, de las premoniciones o la precognición han despertado escepticismo, o incluso hostilidad, entre algunos científicos y filósofos porque estos fenómenos no encajan en el marco de creencias o modelos de la realidad.

Ten cuidado de lo que piensas porque afecta a todo el mundo (la resonancia m√≥rfica de Sheldrake)El historiador de la ciencia Thomas Kuhn dice que durante los per√≠odos de ‚Äúciencia normal‚ÄĚ los cient√≠ficos trabajan dentro de estos ‚Äúparadigmas‚ÄĚ y niegan o ignoran cualquier anomal√≠a. En periodos de revoluci√≥n cient√≠fica los paradigmas ortodoxos son desafiados y reemplazados por nuevos modelos que incorporan las anomal√≠as y con el tiempo se convierten en ortodoxias est√°ndar.

El actual paradigma científico ve a los animales y los humanos como máquinas complejas, explicables sólo en términos de las leyes ordinarias de la física y la química. Los fenómenos estudiados por Sheldrake son controversiales y si realmente existen, entonces ellos apuntarían hacia un nuevo modelo de la realidad, a un nuevo paradigma.

El modelo de la resonancia mórfica proporciona otro medio adicional por el cual puede ocurrir la herencia de características adquiridas y sus efectos pueden distinguirse experimentalmente de otras formas de herencia epigenética. La física cuántica proporciona un contexto mucho más prometedor para los campos mórficos que cualquier otra cosa en la física clásica.

Los campos m√≥rficos deben interactuar de alguna manera directa o indirectamente con los campos electromagn√©ticos y cu√°nticos, imponiendo patrones a sus actividades que de otro modo ser√≠an indeterminadas. Pero c√≥mo exactamente¬† ocurre esta interacci√≥n, todav√≠a no est√° claro. Seg√ļn el f√≠sico alem√°n Hans-Peter Durr los procesos de la f√≠sica cu√°ntica podr√≠an en principio contener un potencial fruct√≠fero para una explicaci√≥n de los campos m√≥rficos de Sheldrake. La resonancia m√≥rfica y los campos m√≥rficos podr√≠an relacionarse con la f√≠sica moderna trav√©s de las dimensiones adicionales del espacio-tiempo.

La f√≠sica contempor√°nea ha avanzado a√Īadiendo m√°s dimensiones como en la teor√≠a de la relatividad con cuatro dimensiones; la teor√≠a de Kaluza-Klein con cinco y la teor√≠a de las supercuerdas con diez. Se puede discutir el valor de estas teor√≠as, pero las dimensiones extras ya han pasado a ser corriente principal en la f√≠sica moderna. Seg√ļn algunos f√≠sicos ellas incluyen ‚Äúcampos de informaci√≥n‚ÄĚ que podr√≠an ayudar a explicar los fen√≥menos de la vida y la mente. La relatividad de Einstein: ¬ŅExplicaci√≥n sencilla? - 1 - Historia de la Vida

Otro punto posible de conexión sería a través del campo del vacío cuántico. Todas las fuerzas eléctricas y magnéticas están medidas por fotones virtuales que aparecen en el vacío cuántico y luego desaparecen en él, nuevamente. Todas las moléculas dentro de los organismos vivos, todas las membranas celulares, todos los impulsos nerviosos y todos los procesos químicos dependen de la aparición y desaparición de estos fotones virtuales.

¬ŅPodr√≠an, entonces, los campos m√≥rficos interactuar con procesos f√≠sicos y qu√≠micos regulares a trav√©s de campos de vac√≠os? Por el momento, todav√≠a no lo sabemos.

La hipótesis del campo mórfico y los fenómenos que ella explora son anomalías desde el punto de vista de la ciencia ortodoxa. Por eso Sheldrake es controversial. Si estos fenómenos realmente existieran, entonces ellos apuntarían a un nuevo y más amplio modelo científico de la realidad, completamente independiente de la creencia en Dios o de cualquier creencia mágica. El biólogo inglés Richard Dawkins reconoce que la telepatía plantea un desafío radical a la ciencia. Si realmente ocurriera, dice, pondría patas arriba las leyes de la física. Y luego agrega que las afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias.

Y, sin embargo, la primera vez que Sheldrake dio a conocer la hip√≥tesis de los campos morfogen√©ticos y la resonancia m√≥rfica, apareci√≥ un editorial en la primera pagina de la revista ‚ÄúNature‚ÄĚ con el titulo ¬ŅUn libro para quemar? Seg√ļn la editorial ‚Äúesta exasperante hip√≥tesis del Dr. Sheldrake descrita en ¬ęUna Nueva Ciencia de la Vida¬Ľ es un UNA NUEVA CIENCIA DE LA VIDAexasperante tratado que ha sido ampliamente aclamado por peri√≥dicos y revistas de divulgaci√≥n cient√≠fica como la respuesta a la ciencia materialista y que ahora est√° en camino de convertirse en un punto de referencia para la variedad de grupos de creacionistas, antireduccionistas, neolamarckianos y el resto¬Ľ.

¬ęEl autor, a pesar de ser un bioqu√≠mico y demostrar que es un hombre entendido, est√° equivocado. Su libro es el mejor candidato para ser quemado que ha habido durante muchos a√Īos‚ÄĚ. Nada m√°s ni nada menos. El editor no present√≥ ning√ļn argumento razonado en contra de la hip√≥tesis. En su lugar pone su esperanza en los avances futuros de la biolog√≠a molecular. Seg√ļn el f√≠sico cu√°ntico y premio Novel Brian Josephson los r√°pidos avances de la biolog√≠a molecular no significan mucho. La debilidad fundamental est√° en no admitir ni siquiera la posibilidad de que puedan existir hechos f√≠sicos genuinos que se encuentran fuera del alcance de las descripciones cient√≠ficas actuales.

El escepticismo genuino, dice Sheldrake, es saludable y una parte integral de la ciencia. Los cient√≠ficos de todas las √°reas de investigaci√≥n profesional est√°n sujetos a un escepticismo institucionalizado en forma de revisi√≥n an√≥nima por pares. Sin embargo, hay otro tipo de escepticismo en relaci√≥n con temas tab√ļ, como ciertos fen√≥menos an√≥malos, por parte de personas que defienden un determinado sistema de creencias. Para ellos el reconocimiento de fen√≥menos que no se ajustan a la ortodoxia es peligroso para la ciencia y para la estructura b√°sica de la sociedad.

Para la gran mayor√≠a de cient√≠ficos lo que Sheldrake hace es solo ‚Äúseudociencia‚ÄĚ. La intenci√≥n es cancelar cualquier debate acerca de su hip√≥tesis. Pero, cerrar la posibilidad de debate no es prueba de que lo que √©l sostiene sea errado.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.