Sep 30 2014
1515 lecturas

Cultura

El marxismo en la cuerda floja

¬ŅDurara¬† el legado intelectual de Marx¬† tanto como¬† el de Buda, Plat√≥n o Descartes? Si consideramos¬† la historia sabemos que los grandes fil√≥sofos, por mucho que desaparezcan por largos periodos, las¬† ideas¬† que crearon no mueren.

En alg√ļn momento siempre retornan. Despu√©s de m√°s de un siglo de su muerte las ideas de Marx¬† tuvieron una prol√≠fica existencia¬† hasta¬† la pen√ļltima d√©cada del siglo pasado. El socialismo inspiro a grandes partidos de masas en Chile, Brasil, Francia, China, Inglaterra, Alemania, India, Italia, M√©xico, Rusia, Sud√°frica, Jap√≥n.¬† En verdad, en la mayor parte del globo, excepto¬† Nigeria y Norte Am√©rica… ¬ŅQu√© paso despu√©s?¬† En breve… China¬† se abre al mercado, la Uni√≥n Sovi√©tica colapsa y la pol√≠tica marxista desaparece o se marginaliza.
Ciento cincuenta a√Īos¬† atr√°s¬† Marx preve√≠a que la tendencia¬† hist√≥rica del desarrollo de las fuerzas productivas iba a adquirir un car√°cter m√°s social que agudizar√≠a las contradicciones¬† de la propiedad privada de los medios de producci√≥n. Hasta 1980 hubo en realidad un aumento de la socializaci√≥n y regulaci√≥n, especialmente¬† en el transporte, salud¬†¬† y¬† comunicaci√≥n. Luego vino el reverso desde Suiza a Chile, desde¬† Francia a la India y¬† mas all√°. Los programas de privatizaci√≥n fueron adoptados no solo en la Europa post comunista, sino tambi√©n en los pa√≠ses comunistas de China y Vietnam¬† y todas las social democracias. Esta ha sido la condici√≥n¬† del FMI para la aceptaci√≥n de cualquier pr√©stamo.¬† Modernizaci√≥n de los servicios sociales¬† significa para el neoliberalismo reinante¬† privatizaci√≥n y recorte¬† de los servicios p√ļblicos.¬† Esta es, podr√≠amos decir, la pieza ideol√≥gica central de la derecha.

La cultura acad√©mica progresista tampoco ha tenido mejor suerte al transformarse¬† ahora¬† en estudios sociocultural. La econom√≠a marxista, que una vez tuvo una firme base universitaria en¬† Jap√≥n, ha desaparecido. La historiograf√≠a radical en India ha perdido su vitalidad. Y los ensayos pol√≠ticos¬† de la izquierda¬† intelectual marxista en Latinoam√©rica¬† han quedado fuera de moda. La masa de¬† estudiantes universitarios marxistas del siglo pasado no solo ha sido despolitizada, sino que sus movimientos han sido diversificados,¬† incluyendo ahora batallones callejeros quEl Marxismo en la cuerda floja.doce apoyan la democracia liberal, o mejor dicho, ‚Äúcambios de r√©gimen‚ÄĚ pro Americano, en Serbia, Georgia y Ucrania y oposici√≥n anti gobierno en Venezuela. A pesar de todo esto la academia y los institutos de investigaci√≥n p√ļblica todav√≠a, en cierta medida, apoyan una amplia gama de pensamientos marxistas de izquierda como se puede apreciar en las universidades anglo saxon¬† y latinoamericanas¬† y en¬†¬† la revitalizaci√≥n del Consejo de Ciencias Sociales¬† Latino Americano, que con la ayuda de financiamiento publico,¬† se ha vuelto una inspiraci√≥n¬† en la investigaci√≥n emp√≠rica progresista al igual que¬† su equivalente africano CODESRIA, basado en Dakar.

Como fen√≥meno hist√≥rico social el marxismo llego a ser desde finales del siglo XIX hasta las √ļltimas d√©cadas del siglo pasado el medio m√°s importante para comprender la naturaleza contradictoria del modernismo. Simult√°neamente lucho por afirmar el lado progresista del capitalismo como la industrializaci√≥n, urbanizaci√≥n, la atenci√≥n en el futuro m√°s que en el pasado¬†¬† y el¬† alfabetismo masivo junto con la denuncia de la explotaci√≥n, la alineaci√≥n humana,¬† la mercantilizaci√≥n¬† e instrumentalizacion de lo social y el imperialismo inherente en el proceso de modernizaci√≥n. La practica pol√≠tica de la¬† tradici√≥n marxista ha tendido a favorecer una u otra (social democracia versus comunismo)¬† en contraste con los intelectuales que han tratado de mantener el equilibrio entre ambas tendencias. El cuerpo teor√©tico del marxismo como perspectiva cognitiva del mundo moderno ha tenido una significaci√≥n social que solamente han sobrepasada¬† las grandes religiones mundiales. Como centro de identidad se ubico inmediatamente despu√©s del nacionalismo y gano importancia hist√≥rica al transformarse, desde 1880 hasta aproximadamente 1970, en la mayor cultura intelectual del movimiento obrero y de la lucha¬† anticolonialista¬† que se extendi√≥ en Africa desde Algeria a Zimbabwe y en Asia¬†¬† desde el subcontinente de¬† India a¬† Indonesia. Posteriormente¬† Africa no¬† logro sostener ninguna intelectualidad marxista y en Indonesia el marxismo fue liquidado f√≠sicamente como corriente intelectual y fuerza pol√≠tica. India, por el contrario, ha logrado preservar un marxismo bien sofisticado (estudios subalternos) que originalmente provino de EEUU.

De acuerdo con Goran Therborn el marxismo, como instrumento de an√°lisis critico,¬† no ha tenido rival en la concepci√≥n de la sociedad contempor√°nea en contraposici√≥n con el legado de los pol√≠ticos socialistas¬† que se ve como un fracaso. Hoy d√≠a, debido a¬† la interdependencia global y el abismo entre la miseria y la riqueza que crecen simult√°neamente, la relevancia del marxismo necesita¬† ser repensada. Es esta polarizaci√≥n que vemos incluso en el coraz√≥n del capitalismo la que requiere de una nueva comprensi√≥n dial√©ctica de la pobreza y la riqueza¬† que no tiene visos de desaparecer en el pr√≥ximo futuro y mientras se mantenga Marx continuara proyectando su sombra en el pensamiento social. Puede que el marxismo no tenga ninguna soluci√≥n inmediata¬† a la mano, pero su capacidad cr√≠tica todav√≠a mantiene su fuerza revolucionaria. La sociedad libre de explotaci√≥n, que una vez el pensamiento marxista so√Ī√≥,¬† tal vez no sea tanto el fracaso del pasado como algo que¬† todav√≠a no ha llegado.

Las desigualdes del capitalismo, que¬† han venido aumentando¬† junto con la brutalidad de los dirigentes del capitalismo desarrollado y¬† las organizaciones financieras internacionales¬† no han sido acompa√Īadas por el fortalecimiento de la clase trabajadora y los movimientos anticapitalistas, como tampoco por la apertura hacia nuevos¬† modos de producci√≥n. Por el contrario. Las derrotas de las pol√≠ticas de la izquierda marxista en las √ļltimas d√©cadas del siglo pasado han dado¬† por¬† resultado el reemplazo de la agresividad revolucionaria por la pol√≠tica del consenso centrista. El vac√≠o que han dejado lo han empezado a llenar nuevas generaciones de izquierda que, debi√©ndole bien poco¬† al marxismo, han salido del Foro Social Mundial, los movimientos antiglobalizacion y la movilizaci√≥n¬† indo americana que va desde Chiapas¬† a Bolivia.¬† Y todav√≠a¬† esta por verse el car√°cter pre moderno o progresista¬† del nuevo anti imperialismo musulm√°n.socialismo

La unidad del¬† triangulo marxista de ciencia social, pol√≠tica y filosof√≠a, como dice el soci√≥logo Therborn,¬† ha sido quebrada irremediablemente. Pero…¬† no significa que las pol√≠ticas socialistas o los conceptos¬† marxistas hayan desaparecido del todo y, donde las condiciones lo permitan, puede que,¬† en un futuro cercano, den paso a un nuevo socialismo o pos socialismo si consideramos que el crecimiento de la clase trabajadora industrial ha pasado y que nuevos sujetos pol√≠ticos¬† empiezan a aparecer en la escena social.

El Post marxismo se refiere a escritores con un trasfondo marxista explicito,  con trabajos que van mas allá de la problemática marxista y que no reclaman necesariamente un compromiso partidista con el marxismo.  El neo marxismo  apunta a proyectos teoricos que indican un alejamiento significativo del marxismo clásico, pero, reteniendo  un compromiso explicito con el.

En teor√≠a pol√≠tica¬† una de las contribuciones intelectuales de inspiraci√≥n marxista m√°s sofisticadas es el pos marxismo de Ernesto Laclau y Chantal Mouffe¬† que colocan el antagonismo como concepto fundamental. Etienne Balibar, disc√≠pulo de Althuser, es el que mas cerca se encuentra de la tradici√≥n marxista. En su libro de 1997 ‚Äú¬ŅDe la Lucha de Clases a la Lucha sin Clases?‚ÄĚ concluye que la lucha de clases deber√≠a ser pensada como una estructura determinante sin ser, sin embargo,¬† la √ļnica. La verdad es que la¬† noci√≥n de Clase esta bastante bien establecida como concepto central de movilidad intergeneracional y todav√≠a retiene, como categor√≠a de distribuci√≥n,¬† su lugar en sociolog√≠a.¬† El car√°cter anticapitalista¬† de la filosof√≠a pol√≠tica de Slavoj Zizek¬† lo ha transformado, a pesar de la vaguedad de su proyecto, en¬† algo as√≠ como un s√≠mbolo del radicalismo iconoclasta y el √ļnico leninista con seguidores. Manuel Castells, soci√≥logo post¬† marxista, articulo el concepto de ‚Äúnetwork society‚ÄĚ una organizaci√≥n m√°s libre y abierta que viene a reemplazar el concepto de¬† organizaci√≥n¬† o estructura y que se ha transformado en un concepto anal√≠tico clave¬† en el neo marxismo de Hardt y Negri (‚ÄúImperio‚ÄĚ del 2000¬† y ‚ÄúMultitud‚ÄĚ del 2004). La tesis del fin inminente del capitalismo¬† y el an√°lisis del sistema mundial de Wallerstein y Arrighi son predominantemente¬† econ√≥micos e hist√≥ricos y su foco en las relaciones de poder agrega una dimensi√≥n pol√≠tica crucial.¬† Una¬† de las lecturas sint√©ticas¬† de Marx m√°s notables de finales de siglo ha sido la de Jacques Derrida¬† ‚ÄúEl espectro de Marx‚ÄĚ y ‚ÄúEl Marx Posmodernista‚ÄĚ de Terrel Carver. Derrida √ļltimamente ubico su teor√≠a de la descontruccion dentro de ‚Äúuna cierta tradici√≥n del Marxismo,¬† dentro de un cierto esp√≠ritu del Marxismo‚ÄĚ. Carver se concentra¬† mayormente en un cuidadoso an√°lisis del lenguaje y las estrategias de escritura de Marx. Y Guattari y Deleuze expanden el concepto de plusval√≠a a √°reas no pensadas hasta ahora.

¬ŅCu√°l ser√° el destino de Marx, si es que todav√≠a tiene uno?¬† Obviamente, como vemos, la creatividad de los intelectuales de izquierda no ha desaparecido y la generaci√≥n de los 60 no se ha rendido. Desde el momento en que siempre se esta buscando¬† nuevas fuentes de inspiraci√≥n entre los cl√°sicos del pensamiento¬† lo mas probable es que Marx ser√° redescubierto muchas veces en el futuro¬† y nuevas y variadas¬† interpretaciones¬† volver√°n a surgir… ¬ŅAlcanzara¬† Marx la estatura de un pensador perenne?

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.