Feb 13 2007
991 lecturas

Opini贸n

EVANGELISMO, TECNOLOG脥A, IMPERIO …Y VUELTA AL EVANGELISMO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Se podr铆a decir que en medio de las visiones apocal铆pticas que anuncian la furia de la segunda venida de Cristo la pol铆tica basada en la fe de la administraci贸n Bush se caracteriza por el esp铆ritu vengativo del Antiguo Testamento, la interpretaci贸n literal de la Biblia, el monismo hegem贸nico y el anti-secularismo pluralista.

Como herederos de una sociedad pos Iluminista, marcada por las luchas entre modernismo y pos humanismo, nos topamos, de pronto, con la sorpresa de que el pasado retorna desde las p谩ginas mismas del Libro de las Revelaciones desplazando los discursos seculares en inter茅s de una visi贸n pol铆tica, cultural y social con ambiciones cosmol贸gicas y escatol贸gicas. Al formalismo vac铆o del poder liberal y la inefectividad de los procedimientos 茅ticos del humanismo el nuevo evangelismo provee un prop贸sito singular hist贸rico que es reconstruccionista, resurgente y reanimado con la pureza semi贸tica de los textos del Libro Sagrado.

En opini贸n del autor y acad茅mico canadiense Arthur Kroker, quienes descartan demasiado r谩pido la pol铆tica basada en la fe no consideran que esta uni贸n entre la corriente fundamentalista religiosa y la guerra tecnol贸gica imperial puede muy bien, en la mente norteamericana, representar una nueva realidad, totalmente inesperada y profundamente inquietante.

(Seg煤n una encuesta de Time/CNN de Noviembre del 2003, 47 por ciento de los estadounidenses se define como 鈥渂orn-again Christians鈥 o fundamentalistas. Varias otras encuestas conducidas en los 煤ltimos 10 a帽os por the Roper Center for public opini贸n muestran que el 59 por ciento de adultos cree que los hehos del Libro de las Revelaciones se realizaran en el pr贸ximo futuro y 61 por ciento piensa que Jes煤s-Cristo volver谩 a la Tierra muy pronto. 53 por ciento, cree que las dos guerras mundiales, el Holocausto, el fin de la Uni贸n Sovi茅tica, el SIDA y el conflicto 谩rabe-jud铆o es el cumplimiento de las profec铆as b铆blicas).

foto
Deus irae

La alianza entre la religi贸n, la tecnolog铆a y las visiones apocal铆pticas del Antiguo Testamento pueden ser nuestro pr贸ximo futuro. La visi贸n moral de la pol铆tica de Estados Unidos en el siglo XXI. Intolerante, carism谩tico, agresivo, dominante y salvacionista el fundamentalismo religioso, cristiano o musulm谩n, rompe los l铆mites de la creencia religiosa privada y su fusi贸n con la creciente instrumentalizaci贸n cibern茅tica constituye la esencia de la actual guerra imperial 驴Qu茅 nos traer谩, si se sostiene, este encuentro entre la mente pol铆tica de EEUU, su pasado religioso puritano y su versi贸n, cada vez mas militarizada del futuro pos humano?

Un pa铆s de posibilidades y probabilidades que absorben la diferencia, Estados Unidos es una singularidad hist贸rica especial. A diferencia del discurso binario europeo, este proyecta su origen puritano al futuro fundiendo la subjetividad pre Iluminista con la tecnolog铆a pos humana. El Dios del Nuevo Testamento puede haber muerto en la conciencia europea moderna, pero el Dios del Antiguo Testamento, al unir la cruzada pol铆tica de la violencia redentiva con la inseguridad domestica puede, muy bien, haber renacido en la forma de un nuevo contrato pol铆tico americano.

La vuelta de Dios es la pol铆tica real de este nuevo imperialismo. El mito del dominio americano es escatol贸gico, es acerca del fin del tiempo, lo que indica que la visi贸n religiosa de la actual pol铆tica norteamericana no es solo un agregado externo a sus ambiciones militares, sino, lo que la impulsa.

Cuando los primeros peregrinos cruzaron el Atl谩ntico, en el siglo XVII, su auto-conciencia hist贸rica era verdaderamente antigua, guiada principalmente por las escrituras m谩s que por las limitaciones econ贸micas. Una migraci贸n b铆blica cuya psico-geograf铆a era una realidad simb贸lica virtual que no ten铆a otro antecedente que las tautolog铆as de los escritos religiosos.

El pantano de las ra铆ces

Curiosamente, EEUU, nacido en la edad del progreso, tiene ra铆ces que se expresan en una conciencia que es b铆blica, intensamente espiritual, rigurosamente moralista, laboralmente disciplinada, violentamente redentiva y m铆sticamente consumerista. Los emigrantes que llegaron a Plymouth Rock en el siglo XVII son figuras premonitoras del 鈥渦ltimo hombre鈥 de Nietzsche. Un esp铆ritu lleno de resentimiento, una comunidad religiosa huyendo de las persecuciones del viejo continente, armada con el esp铆ritu del elegido de Dios y sexualmente perversa en su relacion con el cuerpo.

El origen de la naci贸n nunca fue exclusivamente acerca de la econom铆a pol铆tica capitalista, sino, tambi茅n, acerca de la econom铆a religiosa libidinal que es obsesiva, disciplinada y represiva, especialmente del cuerpo femenino. Una visi贸n puritana que pacientemente espera la oportunidad para lograr su expresi贸n hist贸rica completa.

El choque del 9/11 proporciono el momento de la fusi贸n de dos proyectos aparentemente opuestos鈥uturismo tecnol贸gico y profec铆a religiosa, que hasta ese momento, de acuerdo a las prescripciones modernistas, segu铆an caminos separados. El llamado del presidente G.W.Bush a la 鈥渆xpansi贸n de la libertad en el mundo鈥 es la ret贸rica emblem谩tica de la conciencia misionaria. Seg煤n A. Kroker deber铆amos escuchar lo que los puritanos dicen, porque, lo m谩s probable, constituye la creencia que esta fundando la pol铆tica contempor谩nea de EEUU.

La nueva alianza

La ret贸rica del excepcionalismo americano, ligada en el comienzo y en el presente al contrato religioso con Dios, es el centro de la auto-conciencia pol铆tica de la sociedad (鈥渁merican dream, the founding covenant, the redemptive empire). Es la ret贸rica del excepcionalismo de la correcci贸n moral, en oposici贸n al liberalismo relativista.

foto
El experimento de unir una 鈥淩epublica moral鈥, una versi贸n cristiana del Antiguo Testamento, con la versi贸n pol铆tica neo-conservadora de una nueva rep煤blica禄. La nueva pol铆tica basada en la fe y su intrusi贸n en el comercio, el gobierno, la ciencia y la educaci贸n no es algo chocantemente nuevo en el discurso americano. Es, m谩s bien, el retorno a un discurso original, esencialmente misionario, que se vuelve a renovar con la elecci贸n de Bush.

Se dice que Bush cree que el momento de la 鈥渞apture鈥, la segunda venida de Cristo, se producir谩 en el momento de una cierta constelaci贸n de elementos pol铆ticos profetizados en el Antiguo Testamento, principalmente la reunificaci贸n de Israel y la reconstrucci贸n del Templo de Salom贸n. En conjunto con sus consejeros m谩s 铆ntimos Bush cree ocupar una posici贸n hist贸rica 煤nica porque ha llegado el momento de la profec铆a.

Para algunos 鈥淏orn again Cristian鈥, dice Kroker, Bush es el signo divino de la inminente vuelta de Cristo. El proyecto kantiano de libertad universal es desplazado en la ideolog铆a pol铆tica estadounidense por una visi贸n salvacionista que, rehusando a expresarse en t茅rminos estrictamente religiosos, se funde con el vocabulario pol铆tico necesario para la expansi贸n imperial. En Am茅rica no hay, realmente, opuestos. Solo choque de modelos en tensi贸n creativa.

El 芦contrato social americano禄

驴Es el renacimiento evangelista solo un momento transitorio en el paisaje norte americano? EEUU siempre ha sido, en el fondo, una cosmolog铆a religiosa envuelta con la capa tecnol贸gica. En la coyuntura actual, en el momento del ascenso del Puritanismo, su excepcionalismo es menos comprensible en t茅rminos de pol铆tica imperialista tradicional que en el esfuerzo violento de incubar una crisis mundial objetiva necesaria para la revelaci贸n b铆blica, para el momento del Juicio Final.

Hablar de tecnolog铆a y mente norteamericana es, de alguna manera, moverse r谩pidamente mas all谩 de las estrategias de una econom铆a pol铆tica comprometida con el imperialismo tecnol贸gico a una tecnolog铆a al servicio del contrato divino original.

No contento con subordinar la tecnolog铆a a ambiciones estrictamente materialistas, el discurso estadounidense resuelve su destino tecnol贸gico en la direcci贸n de la religi贸n. Alentado por el 茅xito de las rebeliones pol铆ticas representadas por las guerras de independencia, santificado en el sacrificio sangriento de la guerra civil, endurecido por las conquistas territoriales en la guerra ind铆gena, brutalizado por la larga sucesi贸n de las conquistas coloniales, estrat茅gicamente confirmado por la extraordinaria dominaci贸n econ贸mica mundial, el contrato americano nunca fue una cuesti贸n meramente ideol贸gica o de estreches psicol贸gica, sino, tecno religioso, una cultura impregnada con el primitivismo b铆blico y, sin embargo, abierta a toda instrumentalidad tecnol贸gica futura, con la confianza entusiasta en el triunfo eventual de lo sagrado que ser谩 acelerado por el avance de las tecnolog铆as de comunicaci贸n, finanzas, gen茅tica y los mecanismos del poder.

Su auto confianza la podemos observar en la ret贸rica dominante de la ideolog铆a oficial (鈥淕od bless america鈥) como tambi茅n en la cultura popular, con su mezcla seductiva de adicci贸n tecnocr谩tica y voluntad optimista inquebrantable.

fotoLa cultura es una tecnolog铆a

Desde su origen puritano a su futuro inal谩mbrico, el 芦americanismo禄 representa una forma de identidad asombrosamente original. La muerte de Dios en Europa fue reconfigurada en esta nueva tierra en el Dios del 鈥渁merican covenant鈥 que se funde con una asombrosa apertura cultural a la innovaci贸n, la empresa y la creatividad que caracteriza la objetividad dominante conocida como americanismo. La tecnolog铆a deja de ser un proyecto externo a la cuesti贸n de la identidad para transformarse en algo interno a la identidad americana. A diferencia de otras sociedades, en donde la comprensi贸n tecnol贸gica es un m茅todo aprendido, la cultura americana es una tecnolog铆a.

En 鈥淭he Proyect for a New Century鈥, documento que propone la pol铆tica externa, se declara que en el presente Estados Unidos no tiene rivales en el mundo y que su estrategia deber铆a orientarse a preservar y extender esta posici贸n ventajosa hacia el futuro tanto como sea posible

驴Por qu茅 la nueva centuria americana termina tan pronto? Durante los noventas la ret贸rica dominante fue la globalizaci贸n capitalista y en el comienzo del siglo XXI pasa a ser desplazada por el lenguaje ideol贸gico del imperio. 驴No ser谩 que en el pr贸ximo futuro presenciemos el espectro de la declinaci贸n imperial, su colapso econ贸mico?

(deuda nacional masiva con China, Jap贸n y Taiw谩n, d茅ficit en el intercambio comercial y una econom铆a interna que se expande hipotecando cada vez m谩s un incierto futuro).

Estados Unidos es la parad贸jica anomal铆a de un 鈥渋mperio鈥 que se eclipsa antes de empezar a brillar.

Independientemente de su expresi贸n religiosa particular (evangelismo cristiano, fundamentalismo isl谩mico, sionismo israelita, fundamentalismo hind煤) la vuelta de la convicci贸n religiosa a trav茅s del globo es un desaf铆o decisivo a la ontolog铆a dominante de la sociedad tecnol贸gica contempor谩nea. Desde la entusiasta, aunque deprimente, visi贸n del mundo digital de la feroz competencia econ贸mica global, la ontolog铆a de la salvaci贸n abre justamente lo opuesto鈥n mundo trascendente de intenso delirio y afirmaci贸n vital. Un mundo que compromete la participaci贸n individual en las cuestiones mas profundas de la vida (vida y muerte, juicio final y salvaci贸n eterna), desde el pentacostalismo ind铆gena y el evangelismo cristiano en el coraz贸n del imperio americano a la creciente corriente isl谩mica del jhihad, el problema de la salvaci贸n es la singularidad dominante de este nuevo siglo.

Un nuevo 芦code禄 inform谩tico

Uno con no diferencia esencial entre la antigua cosmolog铆a y el instrumentalismo pos humano de la cultura cibern茅tica. Hasta recientemente la pol铆tica india ha sido dominada por el partido Bhatiya janata que lanza, en ese continente, el movimiento inform谩tico. El hinduismo fundamentalista en activa alianza con la red global de la clase tecnocratica. El sionismo israelita y el islamismo fundamentalista, nomadico, sin territorio fijo o contexto oficialmente autorizado, por otro lado, tambi茅n unen las energ铆as mesi谩nicas con el avance inform谩tico.

foto
驴Por qu茅 el compromiso cosmol贸gico entre privatizaci贸n de la adoraci贸n religiosa y la creciente secularizaci贸n global de la econom铆a se ve de pronto dejada de lado para hacer espacio a la resurrecci贸n de la pol铆tica religiosa que, extra帽amente, en lugar de oponerse al esp铆ritu de la inform谩tica, se al铆a con ella en un nuevo proyecto hist贸rico tecnol贸gico?

驴No ser谩 que, frente a la presi贸n de los elementos de incertidumbre, indeterminaci贸n e indecisi贸n de la condici贸n pos humana y la r谩pida emergencia de la ultra derecha pol铆tica religiosa, ansiosa de transformar su visi贸n tecnol贸gica en un proyecto pol铆tico global, la mascara secular ha sido removida revelando la resurrecci贸n de un Dios mucho mas inquietante? 驴Y que el proyecto tecnol贸gico modernista, cansado de su l贸gica triunfalista y asustado de su propio nihilismo espera liberarse a si mismo del peso de la indecisi贸n?

Lo cierto es que la inform谩tica se enlaza, hoy dia, con la filosof铆a religiosa del partido Bhatiya janata, el likud y el republicanismo estadounidense evangelista 驴Y donde se ubica al Qaeda? Este representa, dice Broker, la curvatura en la l贸gica inform谩tica, el punto en donde el campo de la tecnolog铆a inform谩tica es de pronto invadido por la contra l贸gica del terrorismo viral, su sistema circulatorio vuelto en contra de si mismo, su corriente de datos infectado por el miedo, sus 鈥減ol铆ticas de seguridad鈥, una invitaci贸n a la penetraci贸n viral que aumenta la vigilancia.

Lo que queda por verse, en el pr贸ximo futuro, es si la ret贸rica de la pol铆tica basada en la fe ser谩, eventualmente, desplazada por el discurso ambientalista. El r谩pido aumento de las cat谩strofes naturales muy bien puede pasar a constituir nuestro nuevo terror.

———————————————————————-

foto
foto

* Escritores y docentes. Residen en Canad谩.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.