Nov 21 2022
207 lecturas

Política

Hablemos de la soledad

¬ŅSer√° la soledad un sentimiento t√≠picamente humano? Cada quien la¬† percibe ¬†desde un √°ngulo particular: hay quienes huyen de ella, hay quienes la combaten y¬† hay¬† quienes la cultivan. La palabra soledad viene del lat√≠n: Solus (solo) + dad (cualidad), la habilidad de estar sin nadie.

Frente a la soledad siempre han habido posiciones enfrentadas. Los filósofos y los maestros espirituales la han defendido a capa y espada, como una oportunidad para fomentar el autoconocimiento. Para la psicología clínica, la soledad tiene una faceta buena y una mala. Cuando es producto de la elección voluntaria, es saludable y ayuda a limpiar la mente. Pero si es obligada, puede aniquilar todo vestigio de humanidad rescatable.

La soledad,¬† es una experiencia humana: mientras algunos la sufren, otros la buscan y hasta la disfrutan. Es subjetiva, porque, quienSoledad: psic√≥logos explican c√≥mo se siente y por qu√© sucede | GQ califica si es satisfactoria, es la propia persona. Podemos sentirnos solos estando en compa√Ī√≠a de otras personas o podemos no sentirnos solos aunque no tengamos la compa√Ī√≠a de nadie. Hay una frase que dice: ‚Äúno hay peor soledad que la acompa√Īada‚ÄĚ.

Los que la ¬†evitan ponen de relieve la importancia crucial que tiene para ellos el hecho que los inviten a esta reuni√≥n o aquel almuerzo, y no precisamente porque tengan un deseo especial de asistir, ni tampoco porque tengan la posibilidad de divertirse, de estar acompa√Īados, de compartir la experiencia y el¬† calor humano de la fiesta; antes bien: que los conviden es decisivo porque prueba que no han sido abandonados.

Los que la combaten, viven organizando fiestas, reuniones, cenas en sus casas, se desviven y hasta hacen falsas maniobras para agradar a otros con el objeto de alegrarla. Pero existen quienes  la cultivan, los que  la necesitan para hacer su vida y lograr sus metas: como los escritores, los pensadores, los científicos, los artistas, etc.

En general nuestro medio social acent√ļa de manera importante ser aceptado. Es nuestra marca de prestigio. Tenemos que probar que somos un ‚Äú√©xito social‚ÄĚ, para despu√©s ser invitados en todas las ocasiones y no estar nunca solos. Si uno es agradable -esta es la idea- rara vez estar√° aislado; en resumen: no fascinar es haber perdido en la carrera.

Antes el principal criterio de prestigio era el econ√≥mico, ahora con la simpat√≠a se obtendr√° por a√Īadidura el triunfo y la fama. Frente a la soledad siempre ha habido posiciones encontradas. Lo habitual es que la asociemos con pesar y melancol√≠a, con la ausencia, alejamiento, muerte, p√©rdida de una persona o un ser querido. Tenemos miedo de estar solos o de experimentar un sentimiento de desamparo porque no nos bastamos a nosotros mismos.

La soledad tiene consecuencias para la salud psicológica?Muchas personas sienten que su fuente de alegría, no mana de ellos sino de otros y se sienten perdidos cuando están solos.  Quien no tiene recursos internos evita la soledad. Para muchos se ha convertido en una obsesión. Se critica a los que manifiestan su deseo de estar apartados.

Se considera al individuo que va a un concierto, al cine, a una reuni√≥n o la playa solo y prefiere su √ļnica compa√Ī√≠a. Si alguien menciona en una reuni√≥n social que le gusta estar¬† solo, no para descansar o como escape, sino por satisfacci√≥n propia, los dem√°s pueden imaginar que algo no anda del todo bien en √©l y lo rodea con un aura de misterio. Y si esta persona permanece alejada gran cantidad de tiempo la¬† masa tiende a pensar que es una falla propia, porque le resulta inconcebible que alguien pueda elegir estar sin compa√Ī√≠a.

Este miedo viene de la necesidad de ser aceptado. A muchas¬† personas¬† les gustar√≠a decir ‚Äúno‚ÄĚ. Declinar las invitaciones en el que uno suele moverse, significa tarde o temprano dejar de ser convidado. La posibilidad de quedar marginado produce un miedo paralizante. Porque es en el¬† silencio donde nuestras deficiencias se ponen m√°s claramente de manifiesto y es en nuestro retiro donde quedamos frente a frente con nosotros mismos.

Durante los periodos de recogimiento es cuando estamos profundamente en contacto con nuestra íntima naturaleza, lo que significa Los genes de la soledad? Un estudio de asociación a lo largo del genoma identifica la soledad como rasgo genético - Genotipiauna oportunidad para conocerse a uno mismo y podemos hacer pleno uso de nuestros recursos individuales para analizar la calidad de nuestra unión con los demás. Es en el silencio cuando hacemos contacto con lo que verdaderamente somos. Posibilita que los métodos de relajación y meditación aumenten su eficacia. El organismo se siente más seguro y concentrado: no hay necesidad de  aprobación, ni competencia, ni críticas a la vista.  En términos generales, todos necesitamos espacio. Hay momentos y épocas en los cuales es necesario estar solo. La persona que se hace cargo de sí misma no le teme a la soledad, la busca.

Empero, hay quienes viven la soledad como un martirio, con tristeza o como  mengua, y no como una forma de disfrutar las experiencias de la vida, como posibilidad de encuentro en un entorno favorable para la producción, como riqueza personal de buscar y encontrar ese ser que hay dentro de cada uno de nosotros.

Para realmente superar la soledad, debemos desarrollar nuestros propios recursos internos, fortalecer el √°nimo y el sentido de orientaci√≥n, adem√°s de utilizar todo ello como base para una relaci√≥n con los dem√°s plena de significado. Es importante propagar en los ni√Īos sensibilidad hacia la lectura, los valores est√©ticos y la creatividad, para que ellos puedan sentirse acompa√Īados cuando deseen estar alejados de su grupo familiar y amigos.

Sin lugar a dudas, el ser humano de todas las √©pocas ha tenido miedo a la soledad, y ha tratado de escapar a ella. Seg√ļn la filosof√≠a, ‚Äúla soledad es un problema filos√≥fico humano‚ÄĚ por lo que significa en s√≠ para el hombre, y porque para representarse este, la soledad tuvo que estar acompa√Īado antes. El acompa√Īamiento y la soledad son contrarios pero van unidos en una relaci√≥n dial√©ctica. Cicer√≥n 'superstar' - Nueva Revista

-Cicer√≥n,¬† -106-43 a.C.-, pol√≠tico y orador latino. Dec√≠a: ‚ÄúNunca he estado menos solo que cuando estoy solo‚ÄĚ.

-Blas Pascal -1623-1662- matemático, físico y filósofo francés observó en el siglo XVII, los grandes esfuerzos que los hombres hacían para divertirse y consideró que la finalidad de esta abundancia festiva era darle ocasión a la gente que evitara pensar en sí misma.

-El poeta espa√Īol, Gustavo Adolfo B√©cquer, -1836-1870-, se√Īala: ‚ÄúLa soledad se admira y se desea cuando no se sufre, pero la necesidad humana de compartir cosas es evidente. La soledad es muy hermosa‚Ķ cuando se tiene a alguien a quien dec√≠rselo‚ÄĚ.

La soledad fue siempre caracter√≠stica de ancianos y de personas desamparadas. Pero la sociedad de consumo se ha encargado de conseguir nuevos solitarios. Hoy por hoy, tanto j√≥venes como adultos est√°n m√°s solos que los ancianos. De manera que el n√ļmero de personas que se a√≠slan del resto es cada vez mayor. El asunto no es nuevo. Comenz√≥ con la televisi√≥n y las computadoras. En la actualidad hay una adicci√≥n a los tel√©fonos celulares, medios electr√≥nicos y redes sociales, en todos los niveles.

La diferencia que presenta nuestra vida contemporánea con otros tiempos, es que ya no vivimos como antes con grandes familiones. La gente prefiere el individualismo. Y la soledad es el precio que tienen que pagar. El miedo a la soledad está más extendido y las defensas contra él son más compulsivas.

Bibliografía consultada:

-Andr√©s Carrillo. ‚ÄúBeneficios de la soledad‚ÄĚ.

-Walter Riso. ‚ÄúAmar o depender‚ÄĚ

-Wikipedia.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.