Nov 29 2005
1397 lecturas

Ambiente

HORROR Y TERRORISMO ECOL脫GICO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

(Altercom). Obviamente, la mayor铆a de estos dramas se desarrolla frente a la indiferencia de esas mismas cadenas televisivas, que reaccionan s贸lo cuando el desastre es sorpresivo y espectacular, como un hurac谩n o un maremoto. Procesos mucho m谩s lentos, pero igualmente devastadores suceden sin embargo en todos los extremos del mundo, y han llevado a organismos internacionales como la Cruz Roja, a se帽alar que hoy existen m谩s desplazados por conflictos ambientales que por la guerra.

El desinter茅s period铆stico por estas historias provoca que las enormes masas humanas desplazadas reciban mucha menos ayuda internacional que, por ejemplo, las v铆ctimas del hurac谩n Katrina o del tsunami en Indonesia. Adem谩s, los pa铆ses vecinos los rechazan, pues la falta de conciencia respecto a este tema, hace que no puedan invocar la condici贸n de refugiados, toda vez que su exilio no se debe a motivos pol铆ticos, como si el dolor del hambre, o la destrucci贸n del hogar no fueran raz贸n suficiente.

fotoLa desertificaci贸n de zonas otrora pr贸speras, la elevaci贸n de los mares en algunas regiones costeras, y el empobrecimiento y degradaci贸n de vastos terrenos agr铆colas, son s贸lo algunas de las causas de esta migraci贸n forzada.

La incomprensi贸n de los gobiernos de pa铆ses ricos o de organismos multinacionales, se explica porque existe la percepci贸n generalizada de que estos fen贸menos tienen su origen en la naturaleza, cuando en realidad ha sido la acci贸n directa del hombre, principalmente producto de la sobreexplotaci贸n y la contaminaci贸n industrial, la responsable de estos problemas.

Las razones de la acusaci贸n

Tal es la raz贸n de que algunas peque帽as naciones insulares hayan acusado formalmente a los grandes pa铆ses industriales de terrorismo ecol贸gico, debido a que el derretimiento de los casquetes polares est谩 levantando el nivel del oc茅ano Pac铆fico, y amenaza con sepultar bajo sus aguas a Tuvalo, Kiribati y algunas de las islas Maldivas, todos estados soberanos que ven al calentamiento global como una amenazante realidad, y no como la improbable situaci贸n que describen a menudo los l铆deres mundiales y los due帽os de las transnacionales.

De hecho, el estado insular de Tuvalo, ya tiene un acuerdo con Nueva Zelanda, para trasladar ah铆 a sus 11 mil habitantes, frente a la posibilidad de que esta isla sea tragada por las aguas, algo que inevitablemente suceder谩 dentro de los pr贸ximos 50 a帽os.

foto
Situaciones similares se repiten en todo el mundo: en China, el desierto de Gobi crece 10 mil kil贸metros cuadrados al a帽o, situaci贸n que se repite en Marruecos, T煤nez y Libia. En Egipto, la mitad de las tierras cultivables se est谩n salinizando, mientras que en Turqu铆a 160 mil predios agr铆colas son v铆ctimas de la erosi贸n.

Algunas de estas situaciones son evitables, o al menos pueden prevenirse y disminuirse sus efectos. Pero nada de eso suceder谩 mientras se mantenga la misma falta de voluntad pol铆tica y se privilegie la explotaci贸n y el lucro por sobre cualquier otra consideraci贸n, aun cuando est茅n en juego toda la especie humana.

Mientras eso no ocurra, millones de desplazados seguir谩n siendo v铆ctimas del verdadero terrorismo ecol贸gico y su eterno hurac谩n de errores pol铆ticos, sociales y econ贸micos.

—————————–

*Economista. Director de Fundaci贸n OCEANA, Oficina para Am茅rica Latina y Ant谩rtica.

Altercom, Agencia de Prensa de Ecuador. Comunicaci贸n para la Libertad. Publicado en la Red Voltaire (www.voltairenet.org).

l

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.