May 27 2012
1511 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Juan Gelman/ Se habla poco…

Las alarmas de la crisis econ贸mica europea, los vaivenes del euro, la salida de Grecia o no de la Eurozona, el enfrentamiento Hollande/Merkel sobre c贸mo superar la situaci贸n juntando agua y aceite, o sea, austeridad y de- sarrollo, las reuniones cumbre de los mandatarios de la Uni贸n sacudidas por las protestas populares, han silenciado casi un hecho no peque帽o: la confesi贸n t谩cita de EE.UU. y la OTAN de su derrota en Afganist谩n.

Se produjo el lunes pasado, en la cumbre de Chicago, cuando los l铆deres otanescos adoptaron la posici贸n de Obama y firmaron un 鈥減acto de transici贸n鈥 que presentan como conducente a 鈥渓a retirada irreversible鈥 de sus tropas del pa铆s asi谩tico en el segundo semestre del 2013, dejando las tareas de seguridad en manos locales. 鈥淎hora estamos unidos para dar fin responsablemente a la guerra en Afganist谩n鈥, subray贸 el presidente estadounidense (www.mcclatchyde.com, 22-5-2). Tal como sucede en Europa, la mayor铆a de la opini贸n p煤blica de EE.UU. se opone a la continuaci贸n del conflicto, considera que se acab贸 con la muerte de Bin Laden. Y Obama est谩 en brega por su reelecci贸n en pleno a帽o electoral: as铆 cumplir铆a entonces con su promesa de retirar las tropas en el 2014 a m谩s tardar.

El nuevo pacto pr谩cticamente es igual al que adopt贸 la cumbre de jefes de Estado de la OTAN que tuvo lugar en Lisboa los d铆as 18 y 19 de noviembre del 2010, s贸lo que hay un detallito diferente: m谩s de dos semanas antes de la cumbre de Chicago, en un r谩pido y no anunciado viaje a Kabul, Obama firm贸 un acuerdo con el presidente afgano Karzai 鈥減ara cubrir la d茅cada siguiente a la retirada final de las tropas de combate de EE.UU. en el 2014鈥 (www.ajc.com, 2-5-12). Los t茅rminos de este trato no son p煤blicos y el ocupante de la Casa Blanca aclar贸 que las tropas que no sean retiradas s贸lo se ocupar谩n de 鈥渆ntrenar a las fuerzas afganas y de combatir al terrorismo, pero no construir谩n bases permanentes en este pa铆s, ni patrullar谩n sus ciudades y monta帽as鈥. Es una curiosa victoria: EE.UU. continuar谩 la guerra diez a帽os m谩s. Por ahora.

Las declaraciones de Obama recuerdan a W. Bush cuando dijo 鈥渕isi贸n cumplida鈥 en mayo del 2003 al ser derrocado Saddam Husein: los efectivos de EE.UU. y la OTAN se quedaron ocho a帽os m谩s y no todos se fueron. Esta experiencia tal vez aconsej贸 a la Casa Blanca que era preferible extender por una d茅cada las previsiones de combate, dado que los hechos indican que la violencia en Afganist谩n ha aumentado en el 2011 por quinto a帽o consecutivo: el n煤mero de civiles afganos muertos se increment贸 m谩s del 15 por ciento en el primer semestre de ese a帽o, se intensificaron los ataques suicidas y no ha cesado el empe帽o de los talib谩n en combatir a los ocupantes.

Una Evaluaci贸n Nacional de Inteligencia (NIE, por sus siglas en ingl茅s) elaborada en enero de este a帽o por el Consejo Nacional de Inteligencia de EE.UU. que agrupa a los 16 organismos del ramo estima que la lucha en Afganist谩n se halla en punto muerto: 鈥淟a corrupci贸n imperante, la inoperancia del gobierno (afgano) y los operativos que los talib谩n lanzan desde Pakist谩n minaron lo ganado con el aumento de tropas estadounidenses (en el 2009)鈥 (www.militaryphotos.net, 12-1-12).

El propio Obama reconoci贸 en Chicago que el talib谩n sigue siendo 鈥渦n enemigo vigoroso鈥 y que lo conseguido por la OTAN en el campo de batalla es fr谩gil (Reuters, 21-5-12). De manera que Afganist谩n seguir谩 ocupado de un modo o de otro hasta el 2024 por la continuaci贸n de una guerra que Washington y sus aliados comenzaron hace m谩s de diez a帽os sin 茅xito a la vista. Esto no le impidi贸 insistir en el triunfalismo durante su visita a Kabul: 鈥淵a vemos la luz de un nuevo d铆a… nuestro objetivo es destruir a Al Qaida y estamos exactamente en el camino que nos llevar谩 a lograrlo鈥. Qui茅n sabe. Horas despu茅s de que Obama dejara Kabul se produjo una serie de explosiones y tiroteos en la capital afgana con un saldo de seis muertos. Los talib谩n se atribuyeron el ataque a un complejo habitacional armado que alberga a centenares de contratados extranjeros.

Hay m谩s de un problema en las entra帽as de la Organizaci贸n del Tratado del Atl谩ntico Norte. La decisi贸n de retirar del pa铆s asi谩tico a todas las tropas de Francia a fin de a帽o que, en cumplimiento de una promesa electoral, anunci贸 el presidente socialista Fran莽ois Hollande 鈥3400 soldados, 14 helic贸pteros y 900 veh铆culos鈥 no se atiene a lo que se acord贸 en Chicago y es un reto a Obama y a la OTAN. Por otra parte, EE.UU. financia el 85 por ciento de la guerra y presiona a los aliados europeos, en plena crisis econ贸mica, para que aumenten sus aportes.

El problema central es que la guerra contin煤a pese a los anuncios optimistas del Pent谩gono. El general John Allen, comandante de todas las tropas instaladas en Afganist谩n, afirm贸 que EE.UU. utilizar谩 鈥渦n poder de fuego significativo鈥 en el per铆odo 2012-2013 (Reuters, 23-5-12). 鈥淰amos a necesitar capacidad de combate 鈥揳firm贸鈥 y creo que nadie cuestiona esto. Le debo al presidente un an谩lisis realista del tema.鈥 El general se halla sobre el terreno y sabr谩 por qu茅 lo dice.

*Poeta, escritor y periodista argentino, residente en M茅xico

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.