Mar 13 2012
5035 lecturas

Sociedad

La mujer mapuche: algunas reflexiones

Las mujeres mapuche somos herederas de una historia, de una cultura y una fuerza que aun nos mantiene en pie (al igual que muchas otras mujeres en el mundo, digo, para no caer en 茅tnocentrismos). A prop贸sito de la [reciente] conmemoraci贸n del 8 de marzo, d铆a internacional de la mujer trabajadora, d铆a reconocido y promovido por Naciones unidas desde hace ya 100 a帽os, quiero expresar algunas reflexiones sobre la mujer. Particularmente sobre la mujer mapuche, naci贸n a la cual pertenezco orgullosamente. | ISABEL CA脩ET.*

 

Si bien poco o nada se realza en la historia oficial chilena, e incluso en la mapuche, de la participaci贸n social, pol铆tica y econ贸mica de nosotras a lo largo de nuestra resistencia como pueblo, en la actualidad seguimos siendo parte activa e importante en la lucha por nuestros derechos individuales y colectivos.

 

El papel o rol de la mujer mapuche a lo largo de nuestra historia ha pasado discursivamente de la mujer guerrera como Janekeo (quien lider贸 a tropas militares mapuche en tiempos de la guerra contra Espa帽a), a Wakolda y Fresia en el siglo XVI. Luego en la invasi贸n del Estado chileno a nuestro pa铆s en la llamada 鈥減acificaci贸n de la Araucan铆a鈥, las mujeres mapuche toman un rol m谩s restringido al hogar y la crianza de los hijos, sufriendo igualmente los embates de la colonizaci贸n.

En los a帽os posteriores, post-pacificaci贸n a la actualidad, poco o nada se ha hablado de nuestra participaci贸n, derechos particulares, anhelos pol铆ticos y econ贸micos como g茅nero, pero sin duda han聽 existido experiencias:

La Federaci贸n Araucana, caracterizada por su tradicionalismo cultural, fue la primera organizaci贸n que incorporo a una mujer en su directorio: Herminia Aburto Colihueque fue secretaria de la organizaci贸n en el a帽o 1933 y se present贸 a las elecciones municipales. A pesar de que no tuvo gran 茅xito, fue un gesto simb贸lico de mucha relevancia, considerando que reci茅n en 1931 se hab铆a logrado para las mujeres, el voto municipal y su representaci贸n en esas elecciones.

En abril de 1939, la Sociedad Femenina Araucana Fresia, participo en el Congreso Nacional Araucano y la reuni贸n cont贸 con la asistencia de dos otras organizaciones de mujeres mapuche: La Sociedad Femenina Tegualda de Chol Chol y la Alianza Femenina de Quecherehue. (C. Matus, 2009)

 

Como podemos ver ya en el siglo pasado existi贸 la b煤squeda de la participaci贸n plena en la sociedad, con identidad propia, en todos los espacios, y por las propias mujeres mapuche. No es una b煤squeda reciente,聽 ni necesariamente atribuible a la influencia del聽 movimiento feminista global (ya que mucha investigaci贸n en esta materia no existe, para afirmar lo contrario), pero sin duda los obst谩culos han sido muchas veces mayores que para las mujeres no mapuche.

 

El tema de la discriminaci贸n ha sido sin duda un tema preocupante, pues la triple discriminaci贸n aun est谩 vigente: discriminaci贸n por ser mujer, por ser mapuche y muchas veces por contar con una condici贸n socioecon贸mica deficitaria.

 

Todav铆a existe discriminaci贸n en las pol铆ticas p煤blicas, donde no hay distinci贸n en las intervenciones sociales, no considerando nuestra identidad. Tema que se transforma en una discriminaci贸n anal铆tica ya que se estudian los procesos sociales de las mujeres en chile y muchas veces se obvian los procesos de los pueblos ind铆genas en esta materia. Por ejemplo cuando Bachelet asumi贸 como presidenta se dec铆a que por fin las mujeres hab铆an logrado la igualdad, pero lo cierto es que no cualquier mujer, sino que la mujer blanca con fenotipos europeos y descendiente de la de la elite chilena, la misma que invadi贸 nuestro pa铆s en 鈥渆sa pacificaci贸n鈥.

 

El tema de la equidad de g茅nero o genero simplemente, parece ser un tema tab煤 en la sociedad mapuche actual, incluso en las nuevas generaciones que cuentan con mayores estudios formales, e incluso entre las propias mujeres mapuche j贸venes y profesionales 驴Ser谩 que tenemos tantos problemas que no nos hemos puesto a pensar sobre este tema? 驴Ser谩 que no es relevante? 驴o ser谩 simplemente que existe un miedo infundado de crear 鈥渄ivisiones鈥 dentro de nuestra propia sociedad?

 

Creo sinceramente que no debiera ser as铆, ya que el fortalecimiento y empoderamiento de la mujer mapuche har谩 mas rico el proceso en busca de la autonom铆a. La identidad es lo que nos diferencia de los movimientos feministas que reconocen a un sujeto mujer global, nosotras antes que nada somos mapuche y nuestra lucha e intereses est谩n abocados a los de nuestra gente. Con esto tambi茅n decir que no es necesario tildar de feminista a una mujer que habla y lucha por este tema (como en algunos casos al que habla m谩s sobre derechos y pol铆tica lo tildan de comunista), altura de mira simplemente pu lamgen.
Lamentablemente tengo la sensaci贸n que algunos hombres mapuche miran con cierta desconfianza el concepto de g茅nero. Mientras tanto en el subconsciente colectivo de nuestra sociedad se sigue fomentando el discurso de la complementariedad y la designaci贸n de roles, justificando con esto muchas veces discriminaci贸n y violencia a la mujer en nuestra propia sociedad. Asunto que no se puede permitir, y ante el cual no podemos taparnos los ojos.

 
No quiero decir con esto 煤ltimo que no comparta el concepto y discurso de 鈥渓a complementariedad鈥, el asuntio es que en la pr谩ctica no es as铆. En muchos casos, es como el concepto de 鈥渋nterculturalidad鈥 que en la pr谩ctica todos sabemos que no lo vivimos en el d铆a a d铆a, que no es real, pero que 鈥渟uena bonito鈥. Si asumimos que la cultura es din谩mica, que cambia, que ahora utilizamos celular, notebook, autos e internet entre otros, tenemos que asumir tambi茅n que los roles al interior de nuestra propia sociedad cambian.

Muchos cambios est谩n influenciados por factores como la migraci贸n, la urbanidad, la escolarizaci贸n, el trabajo y la necesidad entre otros. Hay que dejar de taparnos la vista y pensar en la mujer mapuche como una agente activa en nuestra lucha diaria, en todos los planos; pol铆tico, social, econ贸mico y etc.

Hoy las mujeres mapuche debemos avanzar hacia nuestro empoderamiento individual y colectivo como g茅nero. Sin duda tenemos demandas y necesidades particulares en las que avanzar como mujeres y esto no nos har谩 cesar en nuestras demandas y necesidades como pueblo, al contrario, nos fortalecer谩 para aportar mayores elementos a esta, pudiendo avanzar como pueblo en conjunto y a pasos significativos donde todas y todos ganamos.

鈥撯
En http://www.nodo50.org/kolectivowenewen/kolectivowenewen/Tain_Rakizuam

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario