Jun 19 2022
164 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Nadie pudo desmentir los informes de Wikileaks, pero el preso es Assange

La indecencia del poder y la manipulaci贸n del imaginario colectivo se suman a la ignominiosa decisi贸n de la ministra del Interior del Reino Unido Priti Patel, quien autoriz贸 la extradici贸n a Estados Unidos del informador australiano Julian Assange, fundador de Wikileaks, acusado por Washington de 17 cargos de espionaje y uno por supuestos delitos cibern茅ticos.

Lo curioso de todo esto es que jam谩s Estados Unidos desminti贸 los hechos que revelaban los 700 mil documentos de la Casa Blanca y el Pent谩gono, en su mayor铆a sobre las barbaridades cometidas por Estados Unidos en Irak y Afganist谩n, filtrados por Wikileaks: torturas, asesinatos, masacres, espionaje, manipulaci贸n. O sea, se quiere penar con 175 a帽os de prisi贸n (que dif铆cilmente nadie pueda cumplir) al denunciante, no a los perpetradores. La verdad ha sido asesinada. El periodismo tambi茅n.

Un comunicado del ministerio del Interior brit谩nico afirma, en supuesto tono humanitario, que la extradici贸n no puede ser opresiva, injusta o un abuso procesal y que tampoco se ha determinado que sea incompatible con sus derechos humanos, incluyendo su derecho a un juicio justo y a la libertad de expresi贸n. Assange fue arrestado en 2019, despu茅s de pasar m谩s de siete a帽os refugiado en la embajada de Ecuador en Londres.

Seguir谩 preso, porque para el poder occidental y cristiano es mucho mejor criminalizarlo a 茅l que aceptar las culpas de genocidio, torturas y toda la miseria de las acciones militares y de gobierno no s贸lo de Estados Unidos, sino tambi茅n de sus aliados, en especial el Reino Unido. Quienes lo juzgan son quienes debieran estar presos y condenados por la Corte Internacional de Justicia, por todas las graves denuncias jam谩s rechazadas.

La hipocres铆a y la falsedad de las expresiones de Patel resulta evidente a la vista de las revelaciones sobre el espionaje ilegal que la estadunidense Agencia Central de Inteligencia llev贸 a cabo sobre Assange, en el curso del cual intercept贸 conversaciones entre 茅ste y sus abogados con la finalidad de debilitar las estrategias de defensa legal del acusado.

Por en茅sima vez los medios publicitan lo que Naciones Unidas calific贸 de tortura: el trato que recibe Assange en esa especie de Guant谩namo brit谩nico en el que est谩 recluido, despu茅s de m谩s de una d茅cada de confinamiento domiciliario y aislamiento carcelario. Las 芦noticias禄 sobre Assange apenas son notas judiciales. Dan cuenta del destrozo que le han provocado. Es un paria enajenado, un asperger deprimido al borde del suicidio, se帽ala V铆ctor Sampedro.

A Assange lo ajustician en bucle. Los medios que se lucraron con sus filtraciones publicitan su castigo y encubren su gesta. Apenas ejercen de notarios correveidiles y perros falderos de los torturadores. Assange ser铆a libre si tan siquiera uno de los directores que publicaron sus filtraciones 鈥損ongamos en El Pa铆s, Le Monde, The New York Times o The Guardian鈥 se hubiera autoinculpado de los cargos que pesan sobre el hacker australiano, a帽ade.

Asumir como propio el delito de investigar y revelar verdades habilita para ejercer el periodismo. Autoinculp谩ndose las feministas lograron el derecho al aborto y los insumisos acabaron con el servicio militar, recuerda el espa帽ol.

芦Cualquiera en este pa铆s que se preocupe por la libertad de expresi贸n deber铆a estar profundamente avergonzado de que la ministra del Interior haya aprobado la extradici贸n de Julian Assange a EU, el pa铆s que plane贸 su asesinato禄, se帽ala el comunicado de Wikileaks. Amnist铆a Internacional puso el grito en el cielo. Su secretaria general, Agn猫s Callamard, advirti贸 que 芦permitir que Julian Assange sea extraditado a Estados Unidosenv铆a un mensaje escalofriante a los periodistas de todo el mundo禄.

Acallar a Assange a cualquier precio

Assange y el valor de la solidaridadLos sucesivos gobiernos estadounidenses se empecinaron en fabricarle delitos imaginarios. No cabe acusar de esp铆a a quien no sirvi贸 a potencia alguna, sino que trabaj贸 para informar a la opini贸n p煤blica internacional.

Y, por a帽adidura, la determinaci贸n impone una intolerable limitaci贸n al derecho a la informaci贸n de las sociedades. Hoy, Julian Assange se encuentra recluido en la prisi贸n londinense de alta seguridad de Belmarsh desde abril de 2019 y sujeto al acoso judicial por los gobiernos de Estados Unidos, Suecia y Gran Breta帽a desde 2010.

Es claro que las maniobras entre Washington y Londres para consumar la farsa judicial constituyen un inequ铆voco mensaje de escarmiento para todo el gremio period铆stico del mundo: el poder p煤blico de esas naciones no tolera ser exhibido en sus actos delictivos, en su corrupci贸n y en su indecencia, y se vengar谩 de quienes se atrevan a ponerlo en evidencia, dice un editorial del diario mexicano La Jornada.

Assange brind贸 un servicio trascendente a la transparencia y a la informaci贸n, al entregar a La Jornada (como a otros medios de todo el mundo) 聽miles de cables diplom谩ticos enviados al Departamento de Estado por la embajada y los consulados estadounidenses en ese pa铆s en los que se registr贸 la descomposici贸n del gobierno de Felipe Calder贸n y su sumisi贸n ante Washington, en el contexto de la Iniciativa M茅rida.

Decenas de organizaciones internacionales denunciaron los atropellos, arbitrariedades y violaciones a los derechos fundamentales en el juicio en contra del fundador de WikiLeaks, entre ellas, la Relator铆a de la Organizaci贸n de Naciones Unidas sobre la Tortura y Amnist铆a Internacional, pero la decisi贸n estaba tomada en los m谩s alto niveles de la 鈥渋nteligencia鈥 estadounidense y brit谩nica: hay que acallar, aniquilar al mensajero.

Asesinato Colateral", el brutal video que public贸 WikiLeaks - 11/04/2019 - Clar铆n.comTodav铆a usted puede encontrar en las redes el video Asesinato colateral, que grab贸 desde un helic贸ptero militar el homicidio de 12 civiles 鈥揺ntre ellos, dos periodistas de la agencia Reuters鈥 en la Bagdad ocupada por las tropas estadounidenses en julio de 2007. El video muestra el momento en que el grupo de ciudadanos fue ametrallado por los tripulantes, quienes unos segundos m谩s tarde perpetraron otro ataque sobre una familia iraqu铆 que acudi贸 en ayuda de los heridos.

Los autores materiales, intelectuales y pol铆ticos de ese crimen 鈥搚 todos los otros- 聽no fueron llamados a rendir cuentas nunca, pero quienes informaron al mundo de ese hecho 鈥搇a ex soldado estadunidense Chelsea Manning y el propio Assange鈥 fueron sometidos desde entonces a un implacable acoso judicial que, en el caso del australiano, desemboca ahora en la aprobaci贸n para que sea extraditado a Estados Unidos.

Si algo puede sorprender, es que los sucesivos gobiernos estadounidenses jam谩s desmintieron ninguna de las filtraciones y los informes de Wikileaks y todos los responsables siguen libres y鈥 haciendo campa帽a contra Assange.

El gobierno estadounidense exig铆a el encarcelamiento del australiano mientras procesaba a la informante principal de Assange, la soldado聽 Chelsea Manning, ganando聽 tiempo para armarle 18 imputaciones por delitos graves. No se trata de un acto de justicia, sino una acci贸n de venganza contra quien destapa los muchos trapos sucios de EU y un escarmiento dirigido a informadores y periodistas para que no se atrevan a exhibir las miserias internas del poder铆o estadounidense.

Wilkipedia reprodujo sus hallazgos en una serie de diarios de gran tirada a lo largo y ancho del mundo, a los que la 鈥渏usticia鈥 de Washington y Londres no se anim贸 a atacar.

驴Ser谩 que Assange fue quien comand贸 a los soldados de EU acribillando a gente desarmada en un suburbio de Bagdad, en abril de 2010, evidenciado en el v铆deo Collateral Murder?

驴Ser谩 Assange el responsable de las violaciones de los derechos humanos en Irak y Lynndie England, sobre Abu Ghraib: 'Nos condenaron a siete, pero hubo muchos m谩s' | elmundo.esAfganist谩n? Wikileaks public贸 (julio de 2010) m谩s de 90.000 documentos desclasificados que demostraban las graves violaciones en Irak y otros聽400.000 documentos (octubre de 2010) que destapaban la atrocidades ocultas en Irak.

驴Ser谩 Assange quien envi贸 los correos del director de la CIA John Brennan, en los que habla de tortura en los interrogatorios a los sospechosos de terrorismo? 驴Ser谩 quien escribi贸 las comunicaciones del gobierno estadounidnse con sus delegaciones diplom谩ticas, entre ellas la que informaba sobre el paso de los vuelos de la CIA por territorio espa帽ol, con presos que iban con destino a Guant谩namo?

驴Ser谩 quien detuvo sin causa a cientos de afganos e iran铆en y los tortur贸 salvajemente en los campos de concentraci贸n de 聽Bucca, Guant谩namo y Abu Ghraib? 驴O quiz谩 quien escribi贸 el manual del Ej茅rcito de EU para los soldados en Guant谩namo?

驴Ser铆a Assange quien dirig铆a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) cuando realiz贸 escuchas secretas del encuentro entre 脕ngela Merkel y el secretario general de la ONU Ban Ki-Moon, o cuando espi贸 la reuni贸n privada entre el italiano Silvio Berlusconi, el franc茅s Nicol谩s Sarkozy y Merkel y grab贸 escuchas de una conversaci贸n entre Berlusconi y el primer ministro israel铆 Benjamin Netanyahu?

WikiLeaks filtra miles de e-mails del Partido Dem贸crata驴Ser谩 Assange quien redact贸 los 30 mil comprometedores correos de Hillary Clinton en marzo de 2016 o las 27.000 comunicaciones del Comit茅 Nacional Dem贸crata (CND) y 50.000 correos electr贸nicos de John Podesta, jefe de la campa帽a presidencial de Clinton, donde acusaba a Arabia Saud铆 y Qatar de apoyar al terrorista Estado Isl谩mico (D谩esh)?

驴O estar谩 implicado en la red de tr谩fico de personas y abuso sexual de altos funcionarios del Partido Dem贸crata que desat贸 el esc谩ndalo Pizzagate? O quiz谩 fue quien financi贸 a la ultraderechista Vox en Espa帽a y no quien revel贸 las grandes fortunas y altos ejecutivos espa帽oles que financiaron su nacimiento.

驴Habr谩 sido Assange quien redact贸 la gu铆a secreta que empleaban los agentes de la central estadounidense de inteligencia CIA para infiltrarse en Europa bajo identidades falsas y revel贸 que los esp铆as de EU manejaban el manual de control de fronteras de la Uni贸n Europea (UE), filtrando los informes del programa ‘Checkpoint’ de la CIA?

No, obviamente no. Los criminales est谩n y seguir谩n libres, defendidos por el establishment, el lawfare y la parafernalia de los medios hegem贸nicos. El delito de Assange fue informar sobre lo que suced铆a, basado s贸lo y exclusivamente en los informes de los organismos de (in)seguridad estadounidenses.

Dolor de madre

En una carta abierta, Christine Ann Assange, madre de Julian Assange, se帽ala 鈥渆l dolor de ver a un hijo sano deteriorarse lentamente, porque se le neg贸 la atenci贸n m茅dica y sanitaria adecuada en a帽os y a帽os de prisi贸n; la angustia de ver a mi hijo sometido a crueles torturas psicol贸gicas, en un intento de romper su inmenso esp铆ritu; la constante pesadilla de que sea extraditado a EU y luego pasar el resto de sus d铆as enterrado vivo en total aislamiento鈥.La madre de Assange, 芦aterrorizada禄, insiste en que la vida de su hijo corre peligro

A帽ade, 鈥渆l miedo constante de que la CIA pueda cumplir sus planes para asesinarlo; la ola de tristeza cuando vi su fr谩gil cuerpo caer exhausto por un mini derrame cerebral en la 煤ltima audiencia, debido al estr茅s cr贸nico鈥 y se帽ala que 鈥渕uchas personas quedaron traumatizadas al ver una superpotencia vengativa que usa sus recursos ilimitados para intimidar y destruir a un individuo indefenso鈥.

Adi贸s al periodismo

Rara avisa Wikileks, porque cada vez son menos los periodistas activistas de la transparencia y son reemplazados por quienes se preocupan de las relaciones p煤blicas del poder. Las redacciones ya no hacen periodismo, sino publicidad corporativa y propaganda pol铆tica disfrazada de noticias.

El asesinato de la verdad 驴y tambi茅n de la democracia? 鈥 Cronic贸nNo resulta sencillo enterrar la denuncia incontestable, sin r茅plica posible, de los cr铆menes de guerra del Pent谩gono, del neoimperialismo de la red diplom谩tica m谩s poderosa del mundo. Imaginemos que Wikileaks pudiera informar sobre Ucrania: seguramente no habr铆a guerra.

El silencio de los medios es cobarde, es la del c贸mplice. Quiz谩 esperamos demasiado: al menos que cuando se conocieron las filtraciones hubiera actos de indignaci贸n, que el periodismo -esa especie en extinci贸n- migrara a informaci贸n fundamentada en base a datos reales, mientras hay quienes esperaban que la globalizaci贸n sirviera al menos para defenmder los derechos humanos de las arremetidas del poder en red.

Hay optimistas que creen que en la justicia brit谩nica hay m谩s sensatez y decencia que en el gobierno de Londres encabezado por Boris Johnson, y hay quienes sue帽an con que Assange sea puesto en libertad en el menor tiempo posible.

No es casualidad que el mandato de Donald Trump sentara las bases para masacrar jur铆dicamente a Assange, ni que sea el gobierno de Boris Johnson (quiz谩s el l铆der m谩s belicista junto con Vladimir Putin), el que d茅 luz verde a su extradici贸n. Reivindicar a Assange es desnudarlos, dice Sampedro.

Cuando recibi贸 el Premio Nobel de Literatura, Gabriel Garc铆a M谩rquez asegur贸 que el periodismo es el mejor oficio del mundo. En Macei贸, y en plena campa帽a electoral, el expresidente brasile帽o Lula de Silva dijo que Assange 鈥渄eber铆a estar recibiendo un 脫scar de decencia y coraje porque denunci贸 al planeta, un pa铆s espiando a otro pa铆s. 驴Qu茅 crimen cometi贸 Assange? Es el crimen que todos ustedes cometieron: dijo la verdad禄.

*Periodista y comunic贸logo uruguayo. Mag铆ster en Integraci贸n. Creador y fundador de Telesur. Preside la Fundaci贸n para la Integraci贸n Latinoamericana (FILA) y dirige el Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

 

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.