Abr 28 2022
205 lecturas

Pol铆ticaSociedad

Primero de Mayo: La vigente trascendencia de la clase obrera

El 1 de mayo se realiza el homenaje a una clase social, la de los trabajadores, la de los que dan vida a la sociedad. Se trata de un d铆a para considerar las lecciones hist贸ricas y las proyecciones futuras, observar el nivel de su organizaci贸n y las capacidades de lucha.

En este a帽o, el contexto marcado por las mayores pugnas interimperialistas, que se expresan en inestabilidades de dominio econ贸mico y unas siete guerras en el mundo, siendo la de Ucrania la central, es parte de la crisis multilateral del capitalismo.DESEMPLEO: NO SE VE, SE SIENTE 鈥 12 Horas de Veracruz

La crisis, aunque tiene expresiones diferenciadas en cada pa铆s, tambi茅n tiene rasgos comunes. Incluye la sobre producci贸n relativa de mercanc铆as, mayor desempleo y flexibilizaci贸n laboral, estanflaci贸n a la puerta y amenaza de hambrunas regionales. Los propios voceros de las clases dominantes demuestran que no tienen una salida que les de gobernabilidad y que las contradicciones se incrementar谩n en el futuro.

En estos momentos es que se presenta un nuevo cap铆tulo de la novela llamada 鈥渁dios a la clase obrera鈥 o, al menos, la supuesta reducci贸n continua en n煤mero e influencia. El actual hace insistencia en que las nuevas tecnolog铆as llevan inmediatamente a prescindir del trabajo humano. Concomitantemente, se帽alan que los problemas sociales son un asunto de tecnolog铆a y no de pol铆tica, dejando esta en manos de los mismos de siempre.

La insistida reducci贸n se contradice con los datos reales. Si nos basamos en la Organizaci贸n Internacional del Trabajo (OIT), la fuerza de trabajo ha crecido en un 25% entre el 2000 y el 2019. Para 2021, el n煤mero de empleados era de 3.471 millones, frente a 2.766 en el a帽o 2000. Los asalariados, 1.150 en el 2000, pasaron a 1.753,6 millones en el 2019. Como se ve, la fuerza de trabajo es hoy mayor a cualquier otro momento de la historia.

Si se observa por sectores, en la industria trabajaban 542,7 millones en el 2000 y sube a 750 millones en el 2019 (luego hay una ca铆da parcial motivada por la pandemia); en servicios, el crecimiento es mayor, pasando de 1.029 en el 2000 hasta 1622 en 2020; y, el 煤nico sector que decrece es el agrario, donde trabajaban 1.047 millones en el 2000 y baja a 873,8 en el 2020. El trabajador industrial ha crecido en n煤mero, a lo que se debe a帽adir el proletariado de las agroindustrias, trabajadores por cuenta propia y desempleados. No hay nada que diga que en el mundo del trabajo haya una menor presencia laboral, sino todo lo contrario.

La producci贸n y los servicios necesarios para que se materialicen las mercanc铆as nos permiten observar que hay una relaci贸n 铆ntima, inseparable entre los servicios y la fabricaci贸n de bienes. En esta realidad es que se puede tambi茅n ratificar, una vez m谩s, que el n煤mero de trabajadores y trabajadoras que realizan trabajo productor de plusval铆a mantiene su crecimiento. Aqu铆, otra importancia vital de las clases trabajadoras: sin ellas no hay producci贸n, no hay crecimiento, no hay desarrollo (independientemente de la concepci贸n del mismo), no hay sociedad que camine.

La 鈥渦berizaci贸n鈥 del trabajo, un drama para los derechos laboralesLas nuevas formas de trabajo, como la uberizaci贸n, flexibilizaci贸n, fragmentaci贸n del espacio-tiempo laboral, entre otras cosas son mecanismos de utilizaci贸n de la fuerza de trabajo desconociendo los derechos laborales, pero dando continuidad a la generaci贸n de plusval铆a apropiada por el empleador, a la que en muchos casos hay que a帽adir ganancias o p茅rdidas en la ruleta de las burbujas financieras. A pesar de su crecimiento, no han marcado un cambio general de las tendencias y realidades laborales.

Clase obrera y reconocimiento de derechos sociales

Es necesario se帽alar que los y las trabajadoras no est谩n solo en medio de las contradicciones fundamentales de clase provenientes del mundo laboral, sino que viven tambi茅n las expresiones de las inequidades de car谩cter 茅tnico o cultural, de g茅nero, generacionales y otras. Esto conduce a pensar en la vida de las clases trabajadoras de una manera amplia, ligada a la lucha por cada uno de los derechos humanos. Y de hecho as铆 ha sido, con dificultades, avances y retrocesos.

Del mismo modo, hay que se帽alar que el crecimiento de la clase obrera se presenta en medio de cambios diversos. Varios de ellos por el cambio tecnol贸gico, otros por estilo de organizaci贸n empresarial y finalmente los que dependen de la correlaci贸n de fuerzas en la lucha por los derechos.

Los desaf铆os que enfrentan los trabajadores: Avances tecnol贸gicos | articulosdeinteres.orgEs fundamental considerar que el conjunto de derechos sociales tiene a la lucha obrera como un factor clave de 茅xito. Un estudio fundamental que lo demuestra es el de Pippa Norris: Driving Democracy, Do Power-Sharing Institutions Work? All铆 analiza y coteja las mayores protestas en 150 pa铆ses desde 1900 hasta 2008.

Su hallazgo fundamental es que cualquier proceso democratizador y lucha por derechos y libertades, depende de qu茅 sector social es el que dirige las protestas. La diferencia entre si son los sectores medios urbanos o si se trata de los trabajadores industriales, estatales y campesinos, es muy significativa.

鈥淓sto es lo que encontramos: los trabajadores industriales han sido agentes clave de la democratizaci贸n y, en todo caso, son a煤n m谩s importantes que las clases medias urbanas. Cuando los trabajadores industriales movilizan la oposici贸n masiva contra una dictadura, es muy probable que siga la democratizaci贸n y sea derrotada la dictadura鈥.

La diferencia, entonces, est谩 en la medida y forma de participaci贸n de la clase obrera, especialmente industrial donde se concentra el proletariado. Su disciplina laboral, su organizaci贸n independiente de los intereses de las clases dominantes, sus redes de solidaridad, son parte de los factores de 茅xito de sus luchas.Dia Internacional del Trabajo 鈥 Mural Industria Automotriz 鈥 Diego Rivera | Murales Buenos Aires

La evidencia emp铆rica de este estudio mundial se puede sumar a las de cada pa铆s. Ya no solo es un problema de cantidad, es un problema de la calidad de su presencia de clase. En la medida que la conciencia de la misma crezca, que construya y fortalezca sus organismos pol铆ticos de clase, los cambios hist贸ricos posibles son a煤n mayores.

A ello podr铆amos a帽adir ahora la importancia, por ejemplo, de los trabajadores del cuidado. Sin ellos y ellas habr铆a sido imposible superar la pandemia. Y el campesinado que mantuvo la alimentaci贸n del mundo o los trabajadores de servicios e informaci贸n, todos y todas demostraron que sin trabajadores no hay ning煤n funcionamiento de sistema social alguno.

En el conjunto de la clase obrera, en el campesinado medio y pobre y otros sectores explotados est谩 la posibilidad real de cambiar el mundo. Si alguien dice que la clase obrera ha muerto, podr铆amos repetir aquello de que se trata de un muerto con muy buena salud.

*聽聽Acad茅mico y ex ministro de Medioambiente de Ecuador. Asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.