Sep 22 2022
337 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Radiando al Pac铆fico

La energ铆a nuclear ha sido utilizada en el 谩rea militar y en la de la nucleoelectricidad. Revisar estas vertientes esclarece asuntos vitales de la actual constelaci贸n hist贸rica e internacional. La primera ocurri贸 con la utilizaci贸n de la bomba at贸mica contra la inerme poblaci贸n japonesa de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki en 1945.

La segunda se relaciona directamente con la nucleoelectricidad. Vale la pena mencionar el desastre de Fukushima Daiichi ocurrido en marzo de 2011, tambi茅n en Jap贸n, generado por un tsunami que sigui贸 a un fuerte hurac谩n y el poco cre铆ble desmantelamiento de esa planta nucleoel茅ctrica.

El riesgo de intensificaci贸n b茅lica que acarrea la actual guerra en Ucrania sirve como excusa para posponer la necesaria y absolutamente indispensable transici贸n energ茅tica a fin de abatir las emisiones de gases de efecto invernadero como el di贸xido de carbono y el metano, entre otros, que est谩n calentando el planeta con gran riesgo a la biodiversidad planetaria as铆 como a la especie humana.

En referencia al desastre en Fukushima, uno de los mejor logrados trabajos de reflexi贸n es el ofrecido por Samuel F. Velarde del Instituto Tecnol贸gico de Ciudad Ju谩rez. M茅xico en su art铆culo Lo transpac铆fico y el riesgo: Efectos del desastre Fukushima, Revista Mundo Asia Pac铆fico (https://doi.org/10.17230/map.v4.i6.03).

La recuperaci贸n del concepto sociol贸gico del riesgo ofrecido por Ulrickh. Beck ( La sociedad del riesgo global, 2002, M茅xico, Siglo XXI Editores) como parte del conjunto de datos y observaciones de Velarde, le da a su texto vigencia en toda evaluaci贸n cient铆fica actual sobre el mal estado de la zona de descontaminaci贸n alrededor de la planta nucleoel茅ctrica mencionada. A煤n m谩s, resulta de importancia para la detecci贸n en las 谩reas costeras de Canad谩, Estados Unidos, M茅xico y otros pa铆ses latinoamericanos.

Velarde, adem谩s de mencionar el dinamismo econ贸mico de la Cuenca del Pac铆fico, que involucra a varios pa铆ses tanto de Asia, Ocean铆a y Am茅rica, tambi茅n nos recuerda el uso de la bomba at贸mica contra la poblaci贸n japonesa en 1945, as铆 como las poco m谩s de 600 explosiones at贸micas experimentales detonadas por EU, Francia y Reino Unido en esa misma zona. Al respecto de este importante recordatorio, a帽ado la coordinaci贸n de esos estallidos en momentos delicados de la entonces prepotencia armada de la guerra fr铆a que caracteriz贸 a la pol铆tica exterior de Estados Unidos, que algunos historiadores califican como supremac铆a armada.

Mururoa: explosi贸n en el ‘retrete’ at贸mico polinesio

Desde entonces, EU se ha ido alejando de las nociones centrales derivadas de las aspiraciones westfalianas, como la igualdad jur铆dica de los Estados, formalizadas en el derecho internacional hoy en jaque.

El unilateralismo b茅lico de Washington es de alto riesgo por ocurrir en un mundo que desde el fin de la guerra de Corea y el inicio de la revoluci贸n china de 1949, muestra una creciente y estructural multipolarizaci贸n. Eso y la geopolitizaci贸n de las relaciones econ贸micas internacionales tambi茅n son precipitantes de orden mayor de una muy riesgosa intensificaci贸n b茅lica, por lo que es de enorme trascendencia la apertura de mecanismos para el di谩logo y la pol铆tica hacia la paz, que ahora caracterizan el esfuerzo de la diplomacia mexicana de L贸pez Obrador.

En cuanto a los riesgos catastr贸ficos del uso de la nucleoelectricidad, que muchos de los grandes intereses corporativos nos pontifican como energ铆a limpia, vale la pena tener presente con Velarde que 鈥渓os da帽os causados en Jap贸n por el accidente nuclear en 2011 provocaron desde el principio posiciones encontradas y ocultamiento de datos, tanto del gobierno japon茅s, de la empresa TEPCO (Tokyo Electric Power Company) 鈥損ropietaria de la planta nuclear de Fukushima鈥, as铆 como de los organismos internacionales encargados de analizarlos鈥.

Asociaciones como Greenpeace, contin煤a Velarde, criticaron la posici贸n de la Organizaci贸n Mundial de la Salud al no discutir el informe de los da帽os con la Organizaci贸n Internacional de Energ铆a At贸mica y que, seg煤n el grupo ambientalista, subestim贸 el impacto de la cat谩strofe en la salud de las personas.Jap贸n conmemora los 11 a帽os del tsunami y el desastre nuclear de Fukushima

En efecto, Greenpeace revel贸 en el d茅cimo aniversario del accidente de Fukushima (2021) que 85 por ciento de la zona afectada por la radiactividad permanece contaminada. La organizaci贸n ecologista ha documentado los 840 kil贸metros cuadrados del 谩rea especial de descontaminaci贸n mediante 32 investigaciones realizadas durante 10 a帽os, certificando que el desmantelamiento de Fukushima es inalcanzable聽 e irreal dentro de los pr贸ximos 30-40 a帽os y no tiene perspectivas de 茅xito.

Shaun Burnie, especialista nuclear senior de Greenpeace Asia, se帽ala que los sucesivos gobiernos de Jap贸n han tergiversado la ineficacia del programa de descontaminaci贸n y han ignorado los riesgos radiol贸gicos. Raqu茅l Mont贸n (Greenpeace Espa帽a) a帽ade: Un accidente nuclear tiene un principio, pero no un final.

Dir铆a lo mismo de una guerra nuclear.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.