Ago 22 2007
822 lecturas

Economía

RADIOS PARA EL PUEBLO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Rupert Murdoch parece el gato que se comió al canario tras su exitosa toma del control de Dow Jones & Co. y de su periódico estrella, The Wall Street Journal. Los conglomerados de medios como News Corp., propiedad de Murdoch, forman parte de las corporaciones más poderosas del planeta. Sus periódicos hacen sonar los tambores de guerra mientras distraen a los ciudadanos con cotilleos y falsas apariencias.

A√ļn as√≠, la gente encuentra formas innovadoras para combatir esto, para exigir medios independientes y centrados en las comunidades. Un ejemplo de este tipo de iniciativas a las que uno puede sumarse es el movimiento para crear en EEUU nuevas emisoras de radio FM de largo alcance no comerciales.

√Čsta es una oportunidad que solamente se da una vez en cada generaci√≥n. La Comisi√≥n Federal de Comunicaciones (FCC) dar√° un plazo de una semana, del 12 al 19 de octubre, para que organizaciones sin fines de lucro de EE.UU. puedan presentar sus solicitudes.

Piensen por un momento lo que una radio no comercial de largo alcance puede hacer en su comunidad. Como dijo el ya desaparecido George Gerbner, decano de la Escuela Annenberg de Comunicaci√≥n, necesitamos medios que no est√©n controlados por ¬ęcorporaciones que no tienen nada que decir y mucho que vender, y que hoy en d√≠a tienen un fuerte impacto en la formaci√≥n de nuestros hijos¬Ľ.

La radio comunitaria es el ant√≠doto contra ese peque√Īo c√≠rculo de entendidos y expertos que aparecen en todas las cadenas corporativas, que saben tan poco sobre tantas cosas, que nos hablan del mundo sin entender lo que pasa. En la radio comunitaria uno puede escuchar a sus vecinos, puede escuchar a personas de su comunidad: esa mayor√≠a que ha sido silenciada por los medios corporativos.

Radio Pac√≠fica, la red de emisoras en la que comenc√© a trabajar, es la red de emisoras p√ļblicas m√°s antigua de Estados Unidos. Fue fundada en 1949 por objetores de conciencia como Lew Hill, que cre√≥ el concepto de radio ¬ępatrocinada por los oyentes¬Ľ, el concepto radical de que es posible emitir programas de calidad que sean tan diferentes y valiosos para la audiencia que los oyentes donen dinero para que sigan emiti√©ndose, algo que se ha venido haciendo por todo el pa√≠s.

Despu√©s de que la emisora KPFT de Pac√≠fica empezara sus emisiones en Houston en 1970, hicieron explotar su transmisor en dos ocasiones; es la √ļnica emisora de EE.UU. que ha sufrido semejantes ataques delictivos. El Ku Klux Klan destruy√≥ el transmisor. ¬ŅPor qu√©? Porque la emisora permit√≠a a la gente expresarse por s√≠ misma, y eso combate los estereotipos y las caricaturas de los que se valen, grupos violentos como el KKK.

Radio Pacífica es ahora parte de una coalición nacional de EE.UU., RadioForPeople.org, que está ayudando a diversos grupos a solicitar sus propias licencias de radio. Pueden consultar la disponibilidad de licencias (En Estados Unidos) introduciendo su código postal en el sitio web getradio.org.

Las radios comunitarias independientes proporcionaron una cobertura esencial sobre la invasi√≥n y ocupaci√≥n de Iraq. Mientras Cumulus Media vetaba a las Dixie Chicks por atreverse a hacer declaraciones contra la guerra, las emisoras de radio de Clear Channel patrocinaban marchas en favor de la guerra por todo el pa√≠s. Roxanne (Walker) Cordonier, elegida personaje del a√Īo por la Asociaci√≥n de Radiodifusi√≥n de Carolina del Sur (South Carolina Broadcasters Association) en 2002, fue despedida de la emisora WMYI-FM de Greenville, Carolina del Sur, que es propiedad de Clear Channel.

¬ęMe despidieron por estar en contra de la guerra¬Ľ, me dijo. ¬ęMe ordenaron que me callara. La gente que conserv√≥ su empleo tuvo el suficiente autocontrol como para guardar silencio¬Ľ. Roxanne los demand√≥, y Clear Channel lleg√≥ a un acuerdo con ella justo antes del juicio (por una suma que se cree equivale al sueldo de un a√Īo). Cuatro a√Īos despu√©s Roxanne vuelve a estar en el aire, pero esta vez comprando tiempo de emisi√≥n a una emisora local. ¬ęLa gente olvida, afirma Roxanne, que se trata del espacio radioel√©ctrico p√ļblico, y que el p√ļblico no tiene acceso a √©l¬Ľ.

De costa a costa, desde Alaska a Hawai, Florida o Maine, la gente se est√° organizando para reclamar una peque√Īa parte del espacio radioel√©ctrico p√ļblico. El hecho de que en octubre puedan presentarse a la FCC solicitudes de licencias de FM no comercial de largo alcance, es una oportunidad para realizar una contribuci√≥n significativa y duradera al panorama de los medios de comunicaci√≥n locales. Es ayudar a dar voz a los que no la tienen; significa continuar la magn√≠fica tradici√≥n de Radio Pac√≠fica; es crear un faro para la verdad bajo el que la gente pueda debatir sobre los asuntos m√°s importantes de cada d√≠a: guerra y paz, vida y muerte.

Echen un vistazo a getradio.org. Abran su propia radio comunitaria, y borren esa sonrisa de la cara de Rupert Murdock.

—————————

foto
* Presentadora de Democracy Now!, noticias diarias de televisión y radio transmitidas en 500 estaciones en EEUU y el mundo.

www.democracynow.org.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.