Nov 1 2022
135 lecturas

Política

Ricardo Lagos: lo que calla la prensa chilena

Es tan alto el volumen de información existente gracias a las redes sociales y a la multiplicidad de notas y apuntes que circulan urbi et orbi, que muchas veces lo importante parece perderse en la nebulosa de la generalidad, y esta se deshilacha en el mundillo del vértigo.

No ocurre con mucha frecuencia, pero sucede. Se requiere a veces que transite el paso del tiempo ante nuestros ojos para descubrir que el enemigo no siempre se alista en las filas de enfrente, sino en las propias. Un duro y lamentable ejemplo de ello lo encontramos en Ricardo Lagos Escobar, un farsante (políticamente, por supuesto) que ha sido un falsificador, un corrupto traidor al socialismo. Veamos una de las razones que es dable esgrimir para calificarlo de tal laya.Lagos Longueira

¿Recuerda usted, estimado lector, cuando don Ricardo Lagos quebró lanzas emplazando públicamente al actual embajador chileno en España por las opiniones críticas que este manifestó en la península ibérica respecto a los 30 años de gobierno duopólico patrones-mayordomos? Haga memoria querido lector, haga memoria… Lagos tildó de “ignorante” al embajador acusándolo temerariamente de no saber qué es el índice GINI, el cual mide la desigualdad económica en un país o región.

Lagos mencionó el índice GINI y muchas personas recordaron, ipso facto, que la UDI y el ‘laguismo’ han sido verdaderos socios desde el año 2002, cuando la derecha dura salvó al “faraón” no sólo de un escándalo de proporciones, sino también de una posible acusación constitucional que podría haberle significado su salida de la Moneda derribado vergonzosamente de la primera magistratura. Ni hablar de lo que luego acaeció con el impensado y salvador apoyo “irrestricto” de Pablo Longueira a Lagos Escobar en el caso MOP-GATE, el mismo que hoy parece haber olvidado convenientemente.

Los años le han jugado una muy mala pasada al “faraón” del empresariado, pues hace mutis por el foro respecto a que desde el año 2007 varias publicaciones e investigaciones -que nunca fueron desmentidas ni siquiera en una coma- demostraron la grosera falsificación de la Encuesta CASEN 2006 en US$38.500 millones (de dólares) realizada durante su gobierno con el objeto de disfrazar la verdadera desigualdad del tan controvertido 10/10 familias chilenas, la que en estricta realidad había subido de 57 a 80 veces, y el GINI lo hizo de 0,62 a 0,72. Pero el asunto era bajarlo a como diese lugar, sin importar la ‘moralidad’ de las técnicas usadas, mentiras incluidas.

Lo anterior se ejecutó cumpliendo las órdenes de Ricardo Lagos Escobar, y fue realizado por su encargado estratégico del 2º piso de la Moneda, el chileno-italiano e, quien desde marzo 2006 a marzo 2007 disfrutaba de un ¿reglamentario? permiso de seis años de su cargo de Secretario de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que entonces era una especie de Ministerio de Relaciones Exteriores de esa Comisión Internacional.

Fue así que desde el gobierno de Lagos (años 2005-2006) se entregó a la CEPAL (desde donde aún fungía como alto directivo -con permiso de ausencia- el mismo Ottone), sin licitación y a un costo de US$10 millones de dólares, la tabulación de los datos de las 30.000 encuestas CASEN hechas en 2005-2002, y el diseño de su metodología e informes.

Usando ese poder, Ottone entró en conversaciones con el profesional de la División de Estadísticas, Juan Carlos Feres Nazarala, un ingeniero comercial ex-militante del MAPU que en 1981 había sido detenido por la CNI junto al actual ministro de Vivienda, Carlos Montes, sufriendo torturas y golpizas varias, motivo por el cual recibe una pensión desde cuando la Comisión Valech certificó en el 2004 su calidad de expreso político torturado.

En marzo del 2006 no había Director Subrogante en CEPAL y ese cargo lo asumió Ernesto Ottone, ofreciendo a Juan Carlos Feres el cargo de Director de Estadísticas. Fue así que Feres, tal como lo demuestra la nunca desmentida publicación del economista Marcel Claude en “Estrategia” y en “El Mostrador”, así como en su propio blog en el año 2007, y como lo demostrara también Juan Pablo Moreno en el diario “El Ciudadano” de diciembre 2007 y en el blog de La República en 2007-2009.Chile precario: Pobreza y desigualdad. Resultados de la Encuesta CASEN. – Correo de los Trabajadores

Y también demostrado por quien escribe esta nota (ensayista, novelista, profesor de Historia y Trabajador Social, Arturo Alejandro Muñoz), en artículos publicados por “Rebelión” (España), “The Paskin” (Rancagua) y ‘La Firme’ (Santiago), dejando claro y sin posibilidad de error que Juan Carlos Feres, cumpliendo instrucciones de Ottone, y este por órdenes de Lagos Escobar, todos juntos en un mismo cuerpo político, amañaron los datos de la Encuesta CASEN para “establecer oficialmente” un índice GINI mentiroso, falaz, trucho… pero conveniente a los propósitos e intereses no del país, sino del gobierno de entonces.

Y sin embargo, muy suelto de cuerpo y de lengua, don Ricardo Lagos Escobar se permitió pontificar respecto de lo que dijo el embajador chileno en España, acusándolo de ignorante por no conocer el GINI. Es decir, ¿lo acusó de no conocer el índice GINI arreglado y amañado corrupta e inmoralmente por el gobierno cuando él ocupaba el cargo de Presidente de la República? ¿De eso lo acusó realmente?

Y la prensa (la ‘canalla’, como MOL, COPESA, TV abierta y varias radioemisoras) calla convenientemente, ya que durante 20 años ha omitido informar al respecto. Y seguirá omitiendo… de ello no hay duda.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.