Mar 17 2023
36 lecturas

Pol铆tica

Un progresismo sin timoneles navega en la tormenta perfecta

Se intensifica la ofensiva del capital contra el trabajo, aumentando la base de explotaci贸n, buscando mercantilizar todas las actividades posibles y reduciendo sustancialmente los 谩mbitos de acci贸n del Estado como productor de bienes y servicios y generando marcos regulatorios cada vez m谩s favorables a la penetraci贸n trasnacional.

La sobrexplotaci贸n y la pandemia empeoraron las condiciones de vida en el mundo.聽Para evitar la propagaci贸n del virus disminuyendo el contagio se recurri贸 al confinamiento de la poblaci贸n, con la consecuencia de fuerte disminuci贸n de la actividad econ贸mica. Se redujo el comercio internacional, el turismo, las exportaciones de productos b谩sicos y el financiamiento externo; se destruyeron empleos, los niveles de informalidad laboral se multiplicaron, la desigualdad aument贸 y la pobreza y la indigencia crecieron.

En el Informe anual de Oxfam[1], se se帽ala que: 鈥淒esde 2020, el 1% m谩s rico ha acaparado casi dos terceras partes de la nueva riqueza generada en el mundo. (鈥) Por cada d贸lar recaudado en impuestos a nivel global, tan s贸lo 4 centavos se recaudan sobre la riqueza. (鈥) En 2022, las empresas energ茅ticas y de alimentaci贸n duplicaron con creces sus beneficios (鈥) mientras m谩s de 800 millones de personas se iban a la cama con hambre cada noche鈥.

Por su parte, la OIT[2], afirma que: 鈥淟as perspectivas mundiales de los mercados de trabajo se deterioraron considerablemente durante el a帽o 2022. Las nuevas tensiones geopol铆ticas, el conflicto en Ucrania, una recuperaci贸n desigual tras la pandemia y la obstrucci贸n de las cadenas de suministro han creado las condiciones propias de un episodio de estanflaci贸n, el primer periodo de inflaci贸n alta y bajo crecimiento simult谩neos desde la d茅cada de 1970鈥.

Al respecto, la UNCTAD[3] plantea que: 鈥淟as medidas de pol铆tica monetaria y fiscal en las econom铆as avanzadas amenazan con poner freno al crecimiento de la econom铆a mundial y prolongar su estancamiento, causando un da帽o a煤n peor que la crisis financiera de 2008 y la pandemia en 2020 (鈥) Las subidas de los tipos de inter茅s y el endurecimiento de la pol铆tica fiscal en las econom铆as avanzadas, junto con las crisis en cadena derivadas de la pandemia de Covid-19 y la guerra en Ucrania, ya han convertido la desaceleraci贸n mundial en un retroceso鈥.

El conflicto b茅lico inter capitalista que se desarrolla en Ucrania, entre Rusia y la OTAN, agudiza los problemas de la econom铆a mundial: inflaci贸n, estancamiento, aumento de los costos financieros, revalorizaci贸n del d贸lar como moneda de refugio, todo lo cual impacta en la reducci贸n de la demanda externa de Am茅rica Latina y en la ca铆da de las inversiones extranjeras.

Un factor fundamental de la tormenta perfecta es la guerra entre Rusia y la OTAN, que es una confrontaci贸n inter capitalista, no es entre pa铆ses con modelos de sociedades contrapuestos. El enfrentamiento es de dif铆cil pron贸stico y amenaza a la humanidad al considerarse el uso de armas nucleares.

Las guerras siempre favorecen al gran capital, la fabricaci贸n de armas dinamiza la econom铆a de los pa铆ses donde se las produce, generan empleo y, adem谩s de matar, destruyen la infraestructura de los territorios enemigos. Despu茅s de la batalla, vendr谩 la reconstrucci贸n de lo destruido que dinamizar谩 la econom铆a de los pa铆ses que se encarguen de ella.

Contin煤an y se profundizan las pol铆ticas imperialistas de intervenciones militares, directas o inducidas en el mundo. En nuestro continente se profundizaron, a pesar de la pandemia, las agresiones de todo tipo contra los pa铆ses que defienden su soberan铆a, en particular los bloqueos contra Cuba y Venezuela.

La ultraderecha sigue avanzando -a pesar de las derrotas electorales de Donald Trump y sus candidatos en los Estados Unidos- y se extiende, entre otros, en Gran Breta帽a, Austria, Espa帽a, Italia, India y Brasil (Bolsonaro tuvo 58 millones de votos). No es un tema menor, que su base social sea un n煤mero muy significativo de聽 trabajadores, lo que muestra las limitaciones que tiene la socialdemocracia y la izquierda anticapitalista en la lucha ideol贸gica.

La acumulaci贸n del capital conlleva la acumulaci贸n creciente de problemas insolubles dentro del sistema, la desigualdad, el deterioro del medio ambiente, el descuido de los sistemas de salud y educaci贸n, la polarizaci贸n de la sociedad. Estos solamente tienen v铆as de soluci贸n saliendo de la l贸gica capitalista que transforma todo lo necesario en una mercanc铆a que busca que todo acto produzca beneficio, que evoluciona basado en la maximizaci贸n de las ganancias y en la competencia.

Uno de los principales cambios que apareja esta ofensiva del capital, profundizada por la pandemia y la guerra, es la b煤squeda de nuevas formas de acumulaci贸n que implican aumento de la explotaci贸n de la clase trabajadora.聽A esto se suma la innovaci贸n tecnol贸gica reconfigurando las condiciones econ贸micas y pol铆ticas de dominaci贸n.

La confrontaci贸n comercial entre Estados Unidos y China avanza hacia una regionalizaci贸n del mundo y hacia un acortamiento de las cadenas de valor donde se relocalizar谩n empresas transnacionales.聽Am茅rica Latina es un territorio en disputa聽en dicha confrontaci贸n.

Los procesos de digitalizaci贸n son aprovechados para reducir la cantidad de trabajadores socialmente necesarios y abaratar el costo de la fuerza de trabajo.聽Las empresas transnacionales aprovechan el trabajo remoto en sus cadenas de valor y los trabajadores pierden los sistemas de seguridad social tradicionales y el contacto con los sindicatos se reduce sustancialmente.聽Se reconfiguran las condiciones econ贸micas y pol铆ticas de dominaci贸n.

Se viven tiempos de cambios profundos, en la relaci贸n social laboral y sus mecanismos de explotaci贸n, como en el 谩mbito estatal, modificando la funcionalidad del Estado capitalista para favorecer, a煤n m谩s, el objetivo de la ganancia y la acumulaci贸n, militarizaci贸n y ampliaci贸n del delito econ贸mico y la violencia; tanto como las relaciones internacionales y el propio orden econ贸mico global.

Todo confluye en un cuadro de persistente crisis que trasciende la econom铆a y se proyecta sobre variados 谩mbitos sociales, constituyendo una integralidad que afecta al conjunto y a la propia naturaleza, amenazada por el cambio clim谩tico y el car谩cter depredador del modelo productivo capitalista. Se trata de un tiempo de reflexi贸n y acci贸n sobre caminos alternativos al orden econ贸mico y social.

Un segundo ciclo progresista sin proyecto hist贸rico

La tormenta perfecta llega cuando en m煤ltiples pa铆ses del continente gobiernan fuerzas progresistas 鈥渕oderadas鈥 en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Honduras y M茅xico. Estos gobiernos no tienen propuestas de cambios profundos -como las que, en su momento, tuvieron Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en Ecuador y Hugo Ch谩vez en Venezuela- para enfrentar la ofensiva del capital, en particular el avance ideol贸gico y pol铆tico de la derecha, la ultraderecha y los partidos militares.

No tienen, tampoco, condiciones econ贸micas para repetir lo que hicieron los聽gobiernos 鈥渕oderados鈥 del primer ciclo progresista que realizaron pol铆ticas de conciliaci贸n de clases, tomando simult谩neamente medidas favorables a los trabajadores y al gran capital, apostando a la inversi贸n extranjera como motor del crecimiento econ贸mico. Obviamente, dichos gobiernos, con todas sus carencias, eran mucho mejores que los gobiernos de derecha al servicio del capital.

Si vemos la situaci贸n desde el punto de vista de los intereses de las grandes mayor铆as explotadas y de las numerosas minor铆as excluidas y discriminadas, no se ha avanzado con una propuesta alternativa a este sistema, una salida diferente, en el cual el mundo no debe luchar simplemente por tener mejores condiciones de vida dentro del capitalismo, sino por todo lo retrocedido.

Parece ser el peor momento para la izquierda revolucionaria desde la implosi贸n de la URSS. Se podr谩 sostener lo contrario, fundamentando que la alianza entre China y Rusia ponen freno al imperialismo y que est谩n apoyando a Venezuela y Cuba. Pero no se puede ignorar que los gobiernos rusos, desde la disoluci贸n de la URSS, asumieron el capitalismo como sistema, en tanto China participa en el comercio mundial con la misma l贸gica de los pa铆ses capitalistas, tratando de desplazar a los Estados Unidos en la聽 b煤squeda de reservas de materias primas para sostener y acrecentar su desarrollo productivo. El aumento del comercio y de las inversiones chinas no permitir谩 que se supere nuestro patr贸n exportador basado fundamentalmente en unos pocos productos primarios, como ha se帽alado la teor铆a de la dependencia.

La acumulaci贸n creciente del capital conlleva la acumulaci贸n de problemas sin soluci贸n dentro del sistema: la desigualdad, el deterioro del medio ambiente, el descuido de los sistemas de salud y educaci贸n, la polarizaci贸n social. Estos problemas tienen v铆as de soluci贸n 煤nicamente saliendo de la l贸gica capitalista.

El progresismo no tiene alternativas

Ante esta situaci贸n tan grave la pregunta es 驴cu谩les son las alternativas que plantean los聽 gobiernos progresistas para enfrentar esta situaci贸n?

Una alternativa claramente contraria al enfrentamiento a la ofensiva del capital es la 鈥淒eclaraci贸n conjunta sobre la alianza para la prosperidad econ贸mica en las Am茅ricas鈥[4], firmada el 27/01/2023, por los gobiernos progresistas de Chile, Colombia y M茅xico. Los otros firmanes son Barbados, Canad谩, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Panam谩, Per煤, Rep煤blica Dominicana y Uruguay.

Los que afirman que: 鈥渃ompartimos 谩reas geogr谩ficas, idiomas, historia, cultura y lazos familiares, as铆 como nuestros v铆nculos econ贸micos de larga data. Como democracias, nos une el prop贸sito com煤n de responder a las necesidades de nuestros pueblos a trav茅s de la buena gobernanza que conduce a oportunidades econ贸micas robustas y a un crecimiento econ贸mico sostenible e integrador (鈥) pretendemos generar una mayor integraci贸n econ贸mica en la regi贸n y buscamos aumentar la colaboraci贸n en materia de aduanas, facilitaci贸n del comercio, log铆stica y buenas Declaraci贸n Conjunta Sobre la Alianza para la Prosperidad Econ贸mica en las Am茅ricas - Agenda del Desarrollo Socialpr谩cticas reglamentarias; abordar los obst谩culos no arancelarios; y promover inversiones sostenibles de calidad (鈥) Es nuestra intenci贸n que la Alianza sea una iniciativa abierta e integradora que integre en el futuro a otros socios del hemisferio que compartan nuestra visi贸n, objetivos y compromiso respecto a un ambicioso programa de crecimiento econ贸mico sostenible y de resiliencia hemisf茅rica鈥.

Una nueva 鈥淎lianza para el Progreso鈥 como la que impuls贸 John F. Kennedy en 1961, despu茅s que Cuba se declarara socialista, ahora para enfrentar a la penetraci贸n china. Paso previo a impulsar una nueva 脕rea de Libre Comercio de las Am茅ricas (ALCA) que fue rechazada y detenida por los gobiernos progresistas en 2005.

Al respecto de las debilidades del progresismo Rub茅n Monted贸nico se帽ala[5] que 鈥淟ula y el expresidente Jos茅 Mujica sugirieron este primero de marzo en Brasil promover un modelo de integraci贸n que rescate los derechos laborales 鈥榮ecuestrados鈥 por el 鈥榞ran capital鈥. Seg煤n el exmandatario, la integraci贸n no pasa 鈥榩or la izquierda ni por la derecha鈥, sino que debe ser una 鈥榰ni贸n real鈥 en defensa del comercio, las empresas y los asalariados de la regi贸n鈥.

Cuestiona, tambi茅n, lo que dijo Lula en su toma de posesi贸n presidencial: 鈥淧odremos reconstruir el di谩logo altivo y activo con EU, la Comunidad Europea, China, los pa铆ses de Oriente y otros actores globales, fortaleciendo los BRICS y la cooperaci贸n con los pa铆ses de 脕frica, rompiendo el aislamiento al que fue relegado Brasil鈥.

Cuestiona lo de Mujica 鈥渦na quijotada que no pasar谩 de alg煤n aplauso -bienvenido por quien es un aficionado a transitar los proscenios iluminados- y alg煤n encendido discurso鈥 y lo de Lula 鈥渁mable con el imperialismo injerencista occidental dominante, pero en descenso, y facilidades para el oriental鈥. Y concluye: 鈥淒e anticapitalismo y cambio social revolucionario, solo queda para pocos discursos鈥.

Am茅rica Latina enfrenta una de las peores crisis.聽Las聽perspectivas econ贸micas, pol铆ticas y sociales son sumamente inciertas y los gobiernos progresistas no tienen ni proyecto hist贸rico, ni alternativas de cambios profundos dentro del sistema. Para superar esta situaci贸n es imprescindible que los trabajadores, considerados en sentido amplio, sean el sujeto principal y fundamental de los procesos de resistencia y cambio.

Notas

[1]聽OXFAM. (2023).聽La ley del m谩s rico. Gravar la riqueza extrema para acabar con la desigualdad.

https://oi-files-d8-prod.s3.eu-west-2.amazonaws.com/s3fs-public/2023-01/Survival%20of%20the%20richest-Spanish%20report.pdf

[2]聽OIT,聽Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo. Tendencias 2023,

https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—inst/documents/publication/wcms_865368.pdf

[3]聽UNCTAD, 2022,聽La UNCTAD advierte de una recesi贸n mundial provocada por los ajustes de pol铆ticas econ贸micas

https://unctad.org/es/news/la-unctad-advierte-de-una-recesion-mundial-provocada-por-los-ajustes-de-politicas-economicas

[4]聽https://www.state.gov/translations/spanish/declaracion-conjunta-sobre-la-alianza-para-la-prosperidad-economica-en-las-americas/

[5]聽鈥淧ropuestas para un maquillaje鈥, Semanario聽Voces, 9/03/23, p. 21.

 

* Mag铆ster en Administraci贸n P煤blica (CIDE, M茅xico) y en Desarrollo Econ贸mico para Am茅rica Latina (UIA, Espa帽a). Fue director del Instituto Fernando Otorgu茅s (IFO) e integr贸 la direcci贸n del Centro de Estudios Estrat茅gicos 1815. Fue Profesor de Econom铆a y Finanzas P煤blicas y de Econom铆a Institucional y de las Organizaciones en la Facultad de Ciencias Econ贸micas y de Administraci贸n (Universidad de la Rep煤blica). Integra la Red de Economistas de Izquierda de Uruguay. Colaborador del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.