Ago 3 2006
281 lecturas

Cultura

Al compañero Fidel: – EN LA VÍSPERA DE SUS 80 AÑOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La primera vez que saludé a Fidel, fue como estrechar el tiempo de una Revolución en mi mano, fracciones de la historia libertadora de nuestra América se escribieron con el puño, bajo la rúbrica y el fusil del comandante. Este significativo encuentro, como quien acude puntual a su muerte, me dejó sin aliento. De frente la personalidad del guerrillero, abogado y estadista se transforma en lenguaje eterno en mi memoria; sus palabras sinceras y sencillas: “Este muchacho está muy serio” y mi respuesta inmediata:

–Es un honor conocerle comandante –enmarcaron su gesto paternal al despeinarme y seguir con su paso hacia el escritorio donde la filatelia tendrá una nueva pieza, al cancelar el sello conmemorativo e inaugurar la exposición de pintura por el centenario de Wifredo Lam.

En la mañana se llevaron a cabo los trabajos de la conferencia internacional sobre Lam; delegados de Francia, España, Estados Unidos y Cuba, intentaron reconstruir la vida y obra, desde sus principios academicistas, pasando por su estancia en Barcelona y Madrid –en la residencia estudiantil donde vivieron Lorca, Dalí y Buñuel a pesar de no pertenecer a la inmortal generación del 27–, su viaje a París, Nueva York, Martinica, la amistad con Picasso y Bretón, su regreso a Cuba jungla de su raíz afro-oriental.

La calle de empedrado (desde “La bodeguita del medio” a la Catedral) se detuvo para garantizar las condiciones mínimas de seguridad al jefe del Estado y de los ministros, un pequeño brindis y conferencia de prensa “pequeñita”, como afirmó Fidel: “me siento como una hormiga frente a una pirámide, estoy entrando a un mundo desconocido y fascinante” –todo en referencia a las artes plásticas–.

Estoy seguro que estas experiencias –junto a la inauguración de la Capilla del Hombre de Guayasamín– inspirarán al viejo sabio para realizar un proyecto de igual dimensión en Cuba.

Con la asistencia de artistas e intelectuales nacionales y extranjeros –todos previamente acreditados e invitados– el sueño de este Centro de Arte fue recordado por Fidel desde aquella tarde en el entierro de la viuda de Lam en nuestra conversación informal.

Esa noche, cada cual tomó un camino distinto, Fidel y su comitiva al Palacio de la Revolución y este desconocido periodista al Gran Teatro de La Habana, no sin antes buscar al fotógrafo de Notimex para conseguir alguna imagen digital, porque no sé cuándo coincidirá otra vez su camino con el mío.

————————————-

foto
* Periodista.
Publicado en el diario mexicano La Jornada Morelos este dos de agosto de 2006 (www.lajornadamorelos.com.

“Texto inédito –señala su autor– escrito a mis 22 años, en diciembre de 2002, que felizmente he recuperado en Cuba.

“Para los días 11 y 12 de agosto de este 2006, en la Tribuna Antiimperialista José Martí, se tenía preparada la celebración del cumpleaños de Fidel, desde Argentina participarían León Gieco, Víctor Heredia y César Isella; de Cuba Silvio Rodríguez, Amaury Pérez, Sara González, Omara Portuondo, Eliades Ochoa y Adalberto Alvarez; de Chile el grupo Quilapayún y del Uruguay el cantautor Daniel Viglietti. Por motivos de salud la fiesta se trasladó al dos de diciembre por los 50 años del desembarco del Granma que zarpara desde México”.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario