Jul 6 2010
1651 lecturas

Película de la semana

Antecedentes del movimiento obrero en Chile

L.N.
Neruda escribió una vez que su pueblo era el más castigado y humillado; no es subjetiviodad de poeta ni panfleto del militante; lo cierto es que durante el siglo XIX y hasta bien entrado el XX la capìtal del país fue campo de tifus, tuberculosis y enfermedades de transmisión sexual. Tarde llegaron a los barrios pobres el agua corriente y los sistemas de alcantarillado. Esos pies de niños azulados por el frío no son ninguna metáfora mistraliana.

la situación se agrava con la migración campo ciudad, a lo largo de la primera mitad del siglo XX, pero  también comienza a mejorar notablemente —con lentitud— a partir del primer gobierno del Frente Popular encabezado por Pedro Aguirre Cerda, que inicia un cierto desarrollo fabril en el país y favorece la creación de la pequeña industria.

Salvo el esfuerzo —en algún sentido romántico— del presidente José Manuel Balmaceda en la última década del XIX, que costó una guerra civil y su suicidio en la Legación argentina, el proceso de independencia de 1810 sólo cambió las formas de dominación de la clase poseedora sobre los demás sectores sociales. La gran masa trabajadora continuó sometida sin solución de continuidad tanto en las zonas urbanas como en el área rural , y especialmente en la minería.

Chile es una isla enconces; pero el paulatino proceso de modernización, inevitable, de las estsructuras económicas tuvo eco n en las sociales. El siglo XX abre un proceso de amplia movilización social y luchas obreras que pocos historiadores recogen en su exacta dimensión —y menos reconociendo en el pensamiento anarquista (y en la presencia de anarquistas con anterioridad a las expresiones del movimiento socialista) la conducción de esos períodos.

Este breve documental —pensado y producido desde la base social— da cuenta cómo trabajadoras y trabajadores dan forma a las primeras expresiones orgánicas en defensa de la vida contra el Estado opresor  y el esclavizante capital. Podría agregarse que, por ahora, el último capítulo de ese libro fue vivido durante el optimismo popular desatado por la campaña presidencial y presidencia de Salvador Allende. Pero se trata de un texto no ha terminado.

Antecedentes del movimiento obrero en Chile tiene una extensión de poco más de nueve minutos, la dirección (colectiva) es de Sinapsis y se lo puede apreciar por cortesía de canal 3, de Población La Victoria, de Santiago de Chile

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario