Jul 30 2011
307 lecturas

Política

Argentina es un país sin soberanía sobre sus recursos, dijo Pérez Esquivel

Argenpress

Así, pidió una “reforma urgente” a la ley de minería, tanto como “políticas racionales” en relación a los alimentos. “La revolución verde, que pretendía combatir el hambre en el mundo, fue utilizada para especular. Hoy más de 35 mil niños mueren de hambre, es lo que yo llamo un genocidio económico”, dijo, a la vez que subrayó que “hoy el mundo estaría en condiciones de superar el hambre”.  

Medios y campañas

Entre las consideraciones vertidas en la conferencia, Pérez Esquivel llamó, en tiempos de campañas pre electorales, a “tomar conciencia” y a luchar contra el “discurso único”, y a valorar la diversidad.

“En estos tiempos se reúnen dos argentinos y forman tres partidos políticos”, dijo, aunque rescató el ejercicio político como vital para la vida de la democracia, criticó sin embargo la “poca profundidad de las campañas electorales. Parece el show de Tinelli, lindas colas pero no ofrecen más nada”, ironizó.

En referencia al rol de los medios de comunicación, opinó que “llevan a un pensamiento único, de enfrentamientos permanentes”, y cuestionó que, a su entender, “reproducen al mismo tiempo el mismo discurso. Así, si en Washington Obama estornuda, acá nos resfriamos”, graficó.

El reloj de la historia

La disertación de Pérez Esquivel comenzó con un relato que signaría el contenido de toda la conferencia: En una visita a Nüremberg -ciudad alemana en la que se enjuició a los criminales Nazis después de la Segunda Guerra Mundial- un Juez de la Suprema Corte de Justicia lo invitó a conocer la sala en que se había desarrollado el Juicio.

“Es una sala sobria, revestida en madera, no muy grande. Recordé haber estudiado lo que fue el juicio, y al haber estado allí sentí escalofríos”, relató. Allí presente, detectó entonces que había algo que estaba faltando. Constató luego con un libro de historia que lo que faltaba en esa sala era un reloj. “Aquí también falta el reloj, el reloj de la historia y de la memoria”, dijo el Nobel.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario