Sep 24 2008
321 lecturas

Política

Argentina pidió reformular los organismos internacionales

surysur

Durante su primera intervención ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la presidenta argentina, Cristina Fernández, insistió en que es necesaria la reformulación de los organismos multilaterales y pidió al Reino Unido “terminar con esta vergüenza que significa un enclave colonial” en referencia a las Islas Malvinas.

Fernández insistió en que “reformular este organismo (la ONU) ya no es una cuestión únicamente de posiciones dogmáticas frente al mundo, sino de una necesidad de todos los estados para darle funcionalidad y operatividad, esencialmente a los resultados a las intervenciones que realice el ente supranacional”. Esto ayudará “a reconstruir la multilateralidad que se ha perdido y que ha tornado al mundo mucho más inseguro”, aseguró la Jefa de Estado.

En ese marco, la mandataria argentina solicitó a la Asamblea ocuparse de la cuestión de la soberanía de las Islas Malvinas. “Quiero pedir una vez más, como lo han hecho los distintos presidentes que me precedieron, porque Malvinas es una política de Estado, la colaboración para instar una vez mas al Reino Unido a que acceda a cumplir con la normativa de derecho internacional y de testimonio de que en serio se quiere construir un mundo y una ciudadanía diferentes”.

Además, afirmó que “no puede haber en el siglo XXI un enclave colonial” de ese tipo y exigió a Londres a que “ceda en virtud del artículo 33 de la carta orgánica de la ONU a negociar en paz entre las partes”.

En referencia a la cuestión coyuntural, Cristina Fernández coincidió con su par brasilero, Lula da Silva –fue el primer presidente en dar su discurso- en respaldar al proceso democrático de Bolivia. En ese sentido, resaltó la integración suramericana como arma de los pueblos para resolver sus propios conflictos.

“En la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) pudimos construir por unanimidad una resolución que impulse una acción que ayude a Bolivia, azotada por quienes no respetan la voluntad democrática de los pueblos expresada libremente en las urnas” sentenció. “Hemos dado testimonio de cómo se construye una multilateralidad a pesar de las diferencias de enfoque y de visión que podemos tener los distintos gobiernos de la región” concluyó.

Por último, en referencia a la crisis financiera en Estados Unidos, la presidenta reivindicó la intervención del Estado en la economía y subrayó que hoy no se puede hablar del “efecto, tequila, caipirinha o arroz, que siempre denotaba que la crisis venía de los países emergentes hacia el centro, sino del efecto jazz, que va desde el centro de la primera economía y se expande a todo el mundo”.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario