Jun 26 2006
302 lecturas

Opinión

Bajo la línea de flotación. – ”CUMBRE” ESTADOS UNIDOS – UNION EUROPEA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El hecho de que los hombres más poderosos del planeta, en cuyas manos están los destinos de buena parte de la humanidad, inviertan su tiempo en semejantes asuntos, evidencia la decadencia de la política mundial. Nunca antes fue tan obvia la inutilidad de tales reuniones.

El hecho de que Estados Unidos interne en un enclave en el extranjero a ciudadanos de decenas de países sin reconocerles ningún derecho, para evadir sus propias leyes, que prohíben semejantes arbitrariedades, es profundamente inmoral.

No obstante, lo más grave es la tolerancia y la impunidad.

Casi todos los ciudadanos internados, torturados, profundamente humillados en Guantánamo, son ciudadanos de países aliados de los Estados Unidos, muchos de ellos, europeos.

Probablemente se trata de otra evidencia de que unas inconsecuencias conducen a otras. La Base Norteamericana en Guantánamo es un anacronismo de los tiempos en que los países vencedores se apropiaban del territorio de los vencidos como botín de guerra, como ocurrió en 1898 cuando España fue derrotada por los Estados Unidos y Cuba ocupada. En aquella guerra, la hoy unida Europa dejó completamente sola a España.

Las tropas que ocuparon Cuba permanecieron en el país hasta 1902, cuando la Isla fue convertida en un virtual protectorado, al condicionar la independencia a la inclusión en su constitución de un apéndice aprobado por el Congreso Norteamericano, denominado Enmienda Platt, que concedió a Estados Unidos el derecho a intervenir en la Isla cuando lo estimara conveniente y a establecer bases militares. Guantánamo, es la única sobreviviente.

El tema de Guantánamo debió incorporarse a la agenda internacional desde hace más de 45 años, cuando Cuba declaró ilegal su ocupación por tropas de los Estados Unidos. Por tratarse de un territorio ocupado por la fuerza, todo cuanto Estados Unidos haga en Guantánamo, es ilegal, mucho más establecer allí un centro de torturas al margen de toda ley.

La Cumbre celebrada en Viena que pudo ser una importante reunión, terminó como una lamentable caricatura: Los Estados Unidos no cedieron, los europeos dejaron de insistir, los pueblos europeos serán otra vez indiferentes y los presos en Guantánamo seguirán humillados y castigados.

En lugar de hacer justicia, Estados Unidos siembra vientos…

———————————-

* Profesor universitario, investigador y periodista cubano.
Altercom
Agencia de Prensa de Ecuador. Comunicación para la Libertad.

www.altercom.org.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario