Sep 9 2008
650 lecturas

Política

Brasil emprende un Plan de Defensa

surysur

El gobierno brasileño elabora un Plan de Defensa destinado a modernizar el aparato bélico del país e impulsar la industria. Al mismo tiempo busca definir una alianza estratégica con Francia.

El proyecto, creado por los ministerios de Defensa y Asuntos Estratégicos, fue entregado en la semana al presidente Luiz Inácio Lula da Silva. En un artículo distribuido por el Ministro de Defensa, Nelson Jobim, el plan apunta a modernizar equipos, fortalecer la industria nacional de defensa y reorganizar los 300.000 efectivos de las Fuerzas Armadas de acuerdo con las necesidades actualizadas.
 
El funcionario sostuvo que se espera que la nueva política se traduzca en compras internacionales, en las que "la capacitación tecnológica nacional será un requisito", como también la posibilidad de que esos equipos sean producidos en el país. El objetivo del ministro es llevar las inversiones del área militar, que comenzaron a despuntar levemente el último año, del actual 1,5 por ciento del PIB a un 2,5 por ciento en 2010.
 
En ese sentiod, el Plan propone estudiar la estructuración de las cadenas de producción de material de defensa regional, que permitiría ganar la escala que justificaría las grandes inversiones que el sector requiere.
 
En tanto, en forma paralela, el gobierno de Lula da Silva está trabajando en una estrategia de aproximación internacional, que este año llevó a Jobim a Estados Unidos y Rusia.  Esta vez, se firmará un acuerdo estratégico con Francia en diciembre, durante la visita del presidente Nicolas Sarkozy. Con ese pacto se intentará “no solo intercambios y trabajos en el área de defensa, sino fundamentalmente la posibilidad de ampliación de nuestra base industrial de defensa en alianza con los franceses", dijo Jobim.
 
Ya existe un memorando de entendimiento firmado hace dos meses que prevé la fabricación de helicópteros Super Cougar en Brasil, y Jobim indicó que Brasil se inclina por los submarinos convencionales Scorpène, que serían la base con la cual el país desarrollaría su submarino nuclear.
 
Francia está interesada en vender el caza supersónico Rafale, de la fabricante Dassault, que participa en la millonaria licitación abierta en Brasil, en la que otro favorito es el Sukhoi ruso.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario