May 20 2010
602 lecturas

Política

Chile, acaso en camino hacia un Guantánamo propio

Lagos Nilsson.

No siempre se advierten, al principio, los cambios y acomodos sociales; suelen registrarse con cierta lenta morosidad, despaciosamente; lo otro —el vértigo— se llama revolución y ciertamente el país no vive un proceso revolucionario, más bien se presienten atisbos de todo lo contrario: algo así como desensillar para torcer luego el camino con los semovientes bien cepillados. Los semovientes son los ciudadanos, o lo que queda de la ciudadanía. Algunos casos.

No desestimemos el concepto revolución, sin embargo, porque no haya indicios de un "cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales". Quizá el país viva la fase previa a la "inquietud, alboroto, sedición", que es otra de las acepciones de revolución. O puede que efectivamente haya en los tiempos por venir lo que señala el DRAE como cuarta acepción: un "cambio rápido y profundo en cualquier cosa".

Porque sopla una brisa diferente por las calles de pueblos y ciudades, probablemente no tan nítida como la que sintieron los británicos en los años —que parecen o quieren hacerlos aparecer tan lejanos— cuando llegó al poder en Inglaterra la Dama de hierro (brisa que se convirtió en vendaval y desabrigó a medio mundo después).

Esos estudiantes que no entienden nada

Este año es para estudiar y no para andar haciendo paros, puntualizó el empresario-educador-político y ministro de Educación Hernán Lavín. ¿Por qué? Porque los alumnos de un Liceo (estudiantes secundarios), cansados de no ser oídos, se tomaron el colegio entre otras razones debido a que el refectorio sea cagadero favorito de palomas…

No es el único grupo estudiantil inquieto; los alumnos de otro Liceo —el de Aplicación— estudian hacinados en un edificio donde sencillamente no entran; las viejas casonas del colegio siguen en "arreglos y reparaciones" por segundo o tercer año; curiosamente no se divisan obreros ni herramientas tras las cerradas puertas. Porai dirán que los arreglos son complejos de hacer: uno de los edificios es monumento histórico…

En otros colegios, obras realizadas hace poco tiempo no resistieron el paso de las semanas… ¿Qué pasa, por ejemplo, para citar un solo caso, en el Internado Nacional Barros Arana?

Se vienen tiempos de tumultos, alborotos estudiantiles y de consiguiente represión que puede sean el pretexto necesario para liquidar de una vez por todas lo que resta del sistema público de educación. No es un secreto que las falanges a cargo del gobierno estiman que mejor "funciona" la educación privada (siempre que el Estado colabore, claro, con los sostenedores de las escuelas). Es la libre empresa. Gloria para algunos y que aguanten los de abajo.

Idea para salvar vidas

Doña Catalina Parot, educada ministro de Bienes Nacionales tuvo una idea brillante para prevenir eventuales daños de un próximo terremoto y maremoto adjunto: que los habitantes de las caletas pesqueras vivan lejos de la costa; dijo la funcionaria —demostrando conocimiento cabal de las faenas propias de la pesca artesanal— que la generalidad de los trabajadores viven lejos de sus lugares de trabajo, ¿a causa de qué ellos, los pescadores, deben ser una excepción?

Tiene razón la ministro, al fin de cuentas no debe de ser mucho esfuerzo subir un cerro y caminar un poco con el bote o lancha, las redes, el ancla, el motor y los remos a cuestas. Eso sí, los terrenos donde viven hoy esos desconsiderados hombre y mujeres de la mar y playa podrian servir para fines turísticos, ¡ah la empresa privada!

Sin duda debido a que los equipos de gobierno todavía —casi a tres meses del último terremoto— no descubren qué hacer con los damnificados (los damnificados pobres), éstos en muchos casos siguen pernoctando en carpas, y porque acaso haya que mover las ciudades y pueblos desmoronados, en muchos lugares pueblos y ciudades son todavía suerte de "happening" de destrucción y escombros.

No es mala voluntad de los empleados públicos que administran el país; ocurre que mandos altos y medios sencillamente no entienden, no saben, no imaginan lo que es la pobreza …aunque se tenga un televisor en casa y los niños no caminen ya descalzos en invierno; quizá se trate de que vuelvan a haerlo: no dejarían de ser un atractivo turístco —al menos mientras algunos de esos geniecillos no lea del señor Swift su solución para paliar el hambre en Inglaterra, con aceite de olivas, naturalmente, y algunas gotas del último grito de la moda culinaria en Chie: aceto balsámico.

El (que fuera) sueldo de Chile

"El tema de la privatización no es un tema que le competa a la administración”,dijo el nuevo presidente de la cuprífera estatal, Diego Hernández luego de ceremoniosamemnte asumir su cargo, recibir renuncias y designar autoridades —personal que religiosamente viene de la actividad privada. Dijo también que CODELCO mantendrá su ritmo de producción por los próximos tres años. Un horizonte estrecho.

El ministro de Minería Laurence Golborne, por su parte, dijo: “Estamos frente a un hecho histórico. Es la primera vez que esta empresa, que es de todos los chilenos, es dirigida por un organismo independiente del poder político de turno y que regirá los destinos de CODELCO en base de los méritos profesionales de cada uno de los actores”.

Golborne se mostró confiado en que las mineras privadas —nacionales y extranjeras— "aportarán" voluntariamente alrededor de  US$ 700 millones en los próximos dos años a cambio de un estatuto de invariabilidad tributaria por ocho.

En cuanto a lo que será CODELCO tras los primeros tres años, es decir: si se avanzará rumbo a alguna forma de privatizaciopon, ni una sola palabra. Muchos temen la vieja metáfora del puñal bajo el poncho.

Cesantes y pasajes

En el mundillo de la burocracia pública ha cierto espanto: el cobro de facturas a los concertacionistas y amigos se produce: hay despidos, petición de renuncias, muchas se dice que sin justificación o simplemente injustas. Se dice que en un ministerio, el de Educación, fueron 150 los removidos. En provincias la preocupación aumenta y comienza hervir el caldero de la ira, cuyo combustible es la falta de fuentes alternativas que ofrezcan trabajo.

Tampoco hay alternativas en la capital para movilizarse al margen del Transantiago, ese hermoso elefante blanco que pisa y vuelve a pisar la cristalería. Transporte y Comunicaciones optó por lo que se llama sincerar, o sea: subió los pasajes. Van a volver a subir.

Mohamed Saif Ur Rehman

El que es oficialmente estudiante de hotelería quedó en libertad tras casi una semana en prisión preventiva. Pretendió hacer trámites en dependencias de la embajada de EEUU, pero le descubrieron rastros, así como microscópicos, de explosivos en su celular, algunos documentos y al parecer ropa.

Mohamed Saif fue formalizado por infracción a la ley de armas y luego liberado hasta que concluya la investigación de rigor. Al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, no le gustó la resolución judicial, Do¡ijo que erae “insuficiente” y pidió al Ministerio Público apelar a la medida, lo que éste se apresuró a hacer y en definitiva será la Cprte der Apelaciones la que decida su el ciudadano pakistaní sigue en la calle o es llevado de nuevo a prisión.

El presidente de la Corte Suprema, Milton Juica, descartó que el poder judicial se sienta presionado por estos las opiniones de Hinzpeter.

Tras consultar con funcionarios del Buró Federal de Investigaciones de EEUU allanaron el alojamiento de Mohamed Saif Ur Rehman, pero no se encontró evidencias que permitieran aplicarle la rígida Ley Antiterrorista.

El senador Alejandro Navarro señaló  que la detección de ese material explosivo no fue hecha por personal chileno, sino por empleados de una empresa que presta servicios de seguridad a la embajada de Estados Unidos. Cuando Carabineros revisó el computador portátil de Mohamed Saif y algunas de las prendas que usaba, no encontró ninguna partícula extraña.

Informó la radio de la Universidad de Chile que la cancillería chilena encaminó un requerimiento al gobierno de Estados Unidos para tomar declaraciones a los guardias de seguridad y funcionarios que participaron en la detención, incluyendo al agregado legal, Stanley Stoy, considerado el jefe del FBI en Chile. Lo que se llama colaboración mutua en la lucha contra el terrorismo, y con terrorista propio además.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario