Sep 7 2007
297 lecturas

Cultura

Chile: Advis / Loyola. – CANTARES, CULTURA, MEMORIA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

CANCIONES DEL 900
(Luis Advis / Margot Loyola)

Siempre la primavera trae brotes de colores y texturas que se agradecen.
Hoy la discoteca del cantar popular ha venido a la ciudad de Valparaíso, capital cultural de chile y patrimonio de la Humanidad, a agradecer y devolver al pueblo de Chile otro patrimonio, compuesto e interpretado con la humanidad y sensibilidad que solo dos figuras fundamentales de la música popular chilena y universal podían habernos entregado.

Gracias a la Universidad Católica de Valparaíso y la acogida de su rector don Alfonso Muga Naredo.

Gracias al Fondo Margot Loyola y la coordinación de la conservadora Cecilia Astudillos y el profesor Osvaldo Cádiz.

Gracias a don Julio Rojas, autor de algunas letras de Canciones del 900 que se encuentra entre nosotros.

Gracias también a nuestro distribuidores de Musica & Marketing, aquí representados por sus gerentes , Rogelio Blanc y Rodrigo Fuentes , empresa que hace posible que desde el día hoy Canciones del 900 esté en todas las disquerías del país, de Arica a Punta Arenas.

Gracias de verdad , a todos.

Desde el mismo 11 de septiembre de 1973, tener un disco Dicap en casa podía llegar a convertirse en un asunto de vida o muerte.

Artistas DICAP como Víctor Jara, Inti Illimani, Qulapayún, Ilapu, El Temucano e Isabel y Ángel Parra, por nombrar algunos, fueron brutalmente censurados, asesinados , encancelados o forzados al exilio.

Las cintas y master originales. destruidos. Las oficinas y estudios; allanados: sus ejecutivos perseguidos, presos, exiliados…

foto
Desde en enero de este año (2007), cuando nos encontramos, con un equipo insoslayable, frente al desafió que implicaba la reconstrucción de una experiencia tan única como lo fue el sello Dicap, hemos esperado este día: el día en que pudiéramos dar inicio a lo que hemos denominado “Serie de la memoria”, entendiendo como tal aquella destinada a la recuperación de materiales históricos que en su mayoría nunca fueron reeditados en formato CD.

Ha sido una tarea nada de fácil pero muy reconfortante: hemos hecho nuestro mejor esfuerzo para producir técnicamente un trabajo respetando toda la gama de texturas y colores de estas “Canciones 900” , eliminando los ruidos parásitos propios de un formato vinilo, el deterioro producido por el tiempo y por el polvo.

Muchas veces las restauraciones de los “máster” antiguos pasan de monofónico a estereofónico de manera indiscriminada, perdiéndose en el traspaso y el tratamiento toda la gama de frecuencias.

Del mismo modo, nuestra primera apuesta editorial como Discoteca del Cantar Popular ha apuntado a la edición de nuevos materiales sonoros, de nuevos proyectos. En nuestro nuevo catalogo hay expresiones tan diversas como el hip hop, la música electrónica de raíz chilena, el jazz….

Pero nada seria posible si no apeláramos a la capacidad de recodar lo que fue DICAP, de mirar lo que es hoy y de proyectar lo que aspiramos para el futuro.

No hemos venido aquí a hablarles de nuestras nuevas ediciones o de todos los desafíos y proyectos que tenemos por delante.

No hemos traído aquí un stand de venta con nuestros “otros” productos, sino más bien hemos venido a agradecer en vuestra propia casa la extraordinaria entrega de Margot Loyola y Luis Advis, artistas tan versátiles que nos inspiran siempre, por su capacidad infinita de investigar y trabajar estilos y géneros musicales tan diversos –y por su dignidad y valentía heroica.

No es casualidad, si no más bien causalidad, que estemos aquí reunidos, hoy, para celebrar la restitución al los oídos de Chile y el mundo, de los sonidos de la memoria.

No es casualidad, si no más bien causalidad que este año 2007, al conmemorarse los 100 años de la tragedia de la escuela de Santa Maria de Iquique y al conmemorarse 90 años del natalicio de Violeta Parra, le estemos devolviendo a Canciones del 900 el mismo sitial que felizmente ocupan la celebre Cantata Santa Maria de Iquique y el Canto Para una semilla, compuesta por el maestro Advis y editadas por Dicap, al igual que esta obra que reintegramos hoy a la sociedad chilena.

No es casualidad , sino más bien causalidad que fue gracias a Margot Loyola y Violeta Parra el maestro Advis se encontrara con la música popular.
“”Me molestaba escuchar un bolero, y sólo lo aceptaba como algo cómico. Hasta los 30 años, para mí la verdadera música no incluía lo popular””, diría tiempo después al referirse y comentar el hecho.

Siempre la primavera trae brotes de colores y contexturas que se agradecen.
La primavera que viene, viene con el triunfo de los sonidos de la memoria.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario