Sep 3 2008
458 lecturas

Política

Chile: elecciones… ¿Y la ciudadanía?

Edgardo Condeza Vaccaro*

Mediante el recurso de una carta abierta a las y los chilenos, el autor –vistas las próximas elecciones de octubre en las que se renovará el poder municipal– se refiere a cuestiones de fondo que no suelen ocupar el tiempo de campaña de los distintos candidatos, asuntos todos relacionados con el ejercicio de la ciudadanía en la base social. He aquí el texto del documento.

Se acercan las elecciones de los servidores públicos, de nuestros representantes: alcaldes y concejales. Existen muchas formas de participar: asistir a reuniones, escuchar informes, emitir opiniones, etc. Pero la principal es tomar parte directa en las decisiones: participar es decidir.

Atenta y respetuosamente, les sugerimos que requieran a las y a los candidatos el compromiso de hacer efectiva la participación ciudadana directa. Esta puede tener dos formas fundamentales en la ciudad:

1.– El plebiscito comunal, que está en la ley. Frente al centralismo agobiador y avasallador, proponemos organizar un plebiscito en todas las comunas de Chile para resolver esta situación que conspira contra el desarrollo de cada una de nuestras regiones y el progreso armónico de todo el país. Incluyendo, en este mismo plebiscito: la consulta a los ciudadanos sobre aquellos temas esenciales que afectan a la comuna donde viven.

2.– El presupuesto municipal participativo.

¿Qué es el presupuesto municipal participativo? El presupuesto municipal pertenece a todos los ciudadanos; éstos tienen el derecho a deliberar y participar en forma directa en las decisiones que afectan a su ciudad y al barrio donde viven, y a definir las prioridades de inversión de acuerdo con la disponibilidad existente. Esto no incluye los gasts fijos de la municipalidad, por ejemplo: los sueldos de los fuincionarios.

Se trata de un proceso de democratización y descentralización de la municipalidad, que llega hasta cada ciudadano. Este sistema existe en ciudades de Argentina, Brasil, Canadá, España, Perú, en algunas comunas de Chile, etc.

Las vecinas y vecinos reunidos deciden y controlan directamente la ejecución de un porcentaje del presupuesto municipal que se refiere a la inversión en los barrios para mejorar aspectos como: seguridad ciudadana, veredas, grifos, pavimentación, ciclovías, iluminación, parques, entre otros.

De este modo se da transparencia, se fiscaliza el uso de los recursos municipales y se invierte mejor en las necesidades que la propia comunidad considera prioritarias.

¿Cómo funciona el PMP y sus etapas?

1.- De acuerdo a los límites de cada barrio de la ciudad, la cantidad de población en cada uno de ellos, sus condiciones de vida y las necesidades básicas insatisfechas, se establece el monto del presupuesto que se destina a cada territorio.

2.- Se realiza en cada barrio una Asamblea Plenaria o Cabildo y trabajo en talleres. Se proponen, discuten y definen proyectos: para el barrio y la ciudad en general. Previamente se ha realizado una información por todos los medio posibles.

En esta Asamblea y de acuerdo al número de participantes, se eligen los delegados del barrio. Cada participante puede votar por un hombre y una mujer. De este modo se promueve, desde el inicio del proceso, una participación igualitaria de delegados hombres y delegadas mujeres.

3.- Los delegados, apoyados por expertos, revisan junto a los profesionales municipales los proyectos, establecen su factibilidad, los elaboran técnicamente y los valorizan.

4.- Los proyectos y sus costos son expuestos en asambleas y otras formas de reunión y a través de todos los medios de comunicación disponibles en el barrio.

5.- En una jornada única y simultánea de votación cada vecino o vecina decide qué proyectos prioriza.

6.- Se ordenan los proyectos de acuerdo a la votación obtenida hasta cubrir el monto estipulado para el barrio.

7.- Se da a conocer en Asambleas de Delegados y de Vecinos los proyectos y las obras que ha definido la votación de los vecinos del barrio.

8.- En estas Asambleas, se hace además un balance, se examina, se fiscaliza el proyecto del Presupuesto Participativo del año anterior. Se analiza su cumplimiento, etapas y ejecución.

Dentro de las decisiones de la comunidad, puede destinarse una parte del presupuesto para que lo definan exclusivamente: las personas de la tercera edad, los jóvenes y las mujeres. De este modo la municipalidad convoca, coordina, conduce,otorga el apoyo técnico, ejecuta las invrsiones y rinde cuentas a la ciudadanía del presupuesto y obras realizadas.

La ciudadanía define las inversiones, controla y fiscaliza su ejecución.

* Presidente del Movimiento por la consulta y los derechos ciudadanos.

edgardocondeza@vtr.net

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario