Ene 5 2009
598 lecturas

Opinión

Chile: Insulza abrió un libro inevitablemente confuso

Lagos Nilsson

El pragmatismo político actuó y José Miguel Insulza retiró su nombre de entre los precandidatos a la Presidencia de la República de Chile. Nadie en la angosta faja se sorprendió por ello: le era muy pesado el hándicap y –se sabe– los pragmáticos no dan batallas ideológicas, su universo es la ganancia hoy y ahora. Un poco probable mañana distinto acaso signifique que en el país –fuera de los círculos áureos– se discutan ideas, programas y acciones más que resultados de sondeos y encuestas.

 Lo cierto es que salvo un puñado de dirigentes –dirigentes, no líderes, palabreja que los chilenos utilizan a destajo– nunca hubo en Chile inzulsitas. Como los tanques de Rommel en África el "Panzer" se hundió en la arena y allí, los 65 son edad propicia, se oxidará merecidamente bien jubilado.

La defección –porque de eso se trata– del longevo ex ministro, si bien despeja la segunda postulación del ex presidente Frei, abre en primer lugar interrogantes que pesarán durante la campaña electoral y tal vez incida en esa decisión final de l a ciudadanía ante la papeleta donde debe marcar su voto.

En segundo lugar deja girando, como un trompo en primavera, la necesidad de que los estamentos políticos de una vez por todas sinceren sus dichos y hechos de casi dos décadas –tal vez más de veinte años, si contamos el período de negociaciones con los representantes de la dictadura militar-cívica.

Lo que no harán si la ciudadanía no toma en sus manos, en manos de las organizaciones sociales de todo tipo, el deber de presionarlos más allá de los partidos que han sumado a los olvidos traiciones. Así como no se discute la diplomática elegancia de Insulza de manifestar, a reglón seguido de su voluntad de defeccionar, su apoyo a Eduardo Frei Ruiz-Tagle (¿qué otra cosa podía hacer, apoyar, por ejemplo a su camarada Arrate o ex camarada Navarro?), tampoco se discuten las razone de Frei para volver a La Moneda; la ciudadanía que alimenta el caudal de la Concertación, cuando tenga tiempo para no pensar en consumir y deje de temer por su trabajo, quizá recuerde los años de Frei en la Presidencia, haya un balance de su gobierno y vote por él. O no.

"Era predecible la bajada de Insulza", dijo lleno de sonrisas el candidato de la derecha, Sebastián Piñera. Y agregó: “Estoy convencido de que Lagos, Insulza y Frei, son más de lo mismo, son parte de una Concertación que está muy gastada y no representa lo que Chile necesita”. Lo que Chile necesita, claro, más allá de algunas frases hechas, no es parte de su discurrir. Pero para los efectos de esta primera reflexión acerca del panorama abierto por la fuga de Insulza no tiene mucha importancia lo que haya puntualizado el precandidato Piñera.

En la cubierta del Partido Comunista –su corriente electoral permitió el triunfo, en segunda vuelta, de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet– tampoco se notó marejada. Lautaro Carmona, secretario general de la organización señaló ese hecho (la renuncia de Insulza) "…Da mucha más fuerza y energía a nuestra candidatura presidencial porque nos deja una posibilidad de efectuar una convocatoria que va mucho más allá del espacio del pacto Junto Podemos".

El PC y la Democracia-cristiana sostienen discretas conversaciones políticas muy posiblemente para redefinir el pacto que los herederos de Recabarren mantienen con la Concertación, a veces juzgado con aspereza por los herederos de la Falange. La poca importancia política que, al menos en esta primera instancia, otorga el PC a la renuncia de Inzulsa (su real trascendencia está en lo que sucede en estos instantes y pasará en días por venir al interior de la cúpula dirigencial del socialismo –y en la base de su militancia), radica en el hecho que haya sido el Secretario General quien diera esas primeras declaraciones, y no el Presidente del partido; hace años, hasta Luis Corvalán, la secretaría general era la cabeza política de la organización, hoy, aggiornado, es la presidencia.

De cualquier modo en lo inmediato el PC se juega por cambiar el binominalismo herencia de pinochet, terminar con la exclusión, abrir, simbólicamente, las mil flores de Mao como una forma de democratizar la vida nacional, y a mediano plazo está a la espera de que se oficialice la candidatura única de la Concertación. Es muy poco probable que un candidato gane en primera vuelta, y su porcentaje del electorado, entonces, valdrá su peso en oro.

El PPD, tal vez porque José Miguel Insulza está en un organismo internacional, se jugó con delicadeza: sus diputados "valoraron" que el ex precandidato siga al frente de la OEA; no obstante, dijo el jefe de la bancada, diputado Quintana: "Respetamos su decisión pero creemos que es un tanto apresurada, por cuanto desecha la opción de primarias al interior de la coalición”.

Conviene recordar que el PPD se había manifestado en pro de Lagos y actualmente no tiene claro si apoya en bloque o no a Frei.

El Partido Radical guardaba en la tarde cauto silencio. Los del PRSD tienen levantada la precandidatura de su presidente, el senador Gómez, y según algunos sondeos su discurso comienza a ser escuchado en las bases pro concertacionistas; la memoria histórica de los chilenos, quién sabe, puede que no haya puesto en el cajón de las cosas inútiles lo conseguido en los gobiernos de Aguirre Cerda y Ríos: educación laica y gratuita, la Corporación de Fomento para la Producción y otros.

En el PS se vive el síndrome de la preocupación. Si el "bajado" precandidato no era obviamente la mejor carta electoral, se confiaba en revertir las tendencias ciudadanas, por una parte, por la otra el adiós de Insulza deja a los reyes que impulsaron su candidatura un poco desnudos. Se insiste que la decisión de apoyar –o no– a Frei se tomará el 17 de enero, y se conversa con cierto disimulado frenesí con la DC.

Sólo que no hay cuidado: son conversaciones "prácticas", la ausente ideología que dio vida al partido parece ser cosa del pasado: "Nosotros esperamos dialogar con el abanderado Eduardo Frei Ruiz-Tagle con el propósito de establecer los puntos de acuerdo que, eventualmente, posibiliten que la convención presidencial lo haga también candidato socialista. Para eso le vamos a solicitar las reuniones pertinentes", dijo Camilo Escalona, alguna vez encendido dirigente estudiantil.

Sobre la defección de Insulza, admitió el presidente del PS que "no es una situación fácil" para el partido, puesto que era "el líder" que esperaban ver en la Presidencia de la República.

De hecho y concretamente las precandidaturas de Jorge Arrate y Alejandro Navarro están en la etapa de contar y acumular fuerzas; no tienen muchos recursos y no siempre su discurso es ideológicamente claro, pero sería torpe negar que se los escucha.

Navarro dejó la tienda de Allende hace algunas semanas; Arrate intenta reconstruir, redefiniéndolas, las alianzas naturales de la izquierda en torno de un programa. Lo que ambos realmente piensan –y piensan hacer– todavía no golpea las puertas de la ciudadanía: carecen de prensa, no existen como entes políticos que, piensa el "stabilshment", puedan ponerlo el riesgo.

En rigor ni Arrate ni Navarro por sí mismos son trascendentes, pero tal vez, sólo tal vez, su rebeldía contribuya a despertar –como se decía antes– "a las masas", y si despiertan todo se volverá diferente.

Por ahora conviene considerar lo siguiente: los cada vez más escasos votantes chilenos son reacios a sufragar por la derecha (la herida, escribió Neruda, no se ha cerrado), pero la infartante pobreza conceptual de la Concertación, en algunos "burladeros" su cinismo, bien puede motorizar a un número importante de clientes del conglomerado para ésta vez sí votar por la Alianza, algunos haciendo "tripas de corazón y corazón de tripas" (Waldo Rojas), otros con la esperanza de que en los cuatro años piñeristas se "baraje el naipe" para regresar más limpios, algunos más, en fin, para acelerar las contradicciones y no se descarta que otros lo hagan por convencimiento.

Entre junio y julio mueren muchos pavos, gallinas, cerditos: son los meses en que se festeja a los santos. Quizá este año se adelantó la temporada.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario