Dic 4 2004
472 lecturas

Ambiente

Chile: los diputados y la industria salmonera

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Por 60 votos en contra y 22 a favor la Cámara de Diputados del Congreso chileno rechazo el Proyecto de Acuerdo para conformar una comisión investigadora que analice el caso de “salmón con verde de malaquita” y a su vez trate las reiteradas denuncias por el uso indiscriminado o ilegal de otras sustancias químicas que se utilizan en los centros de cultivo de salmón en el sur del país.

 
Con esta votación, los argumentos esgrimidos por 17 organizaciones ciudadanas nacionales e internacionales, junto a destacados profesionales del área de la toxicología, farmacología, salud humana y biología marina, sobre la importancia de acoger esta iniciativa para contribuir de manera significativa a los esfuerzos de diversos sectores ciudadanos, de gobierno, de la industria y académicos por aumentar los estándares sanitarios y ambientales de esta industria, fueron echados por tierra.

 
Esta propuesta también perseguía favorecer al constante trabajo de estos mismos sectores por asegurar las fuentes estables de trabajo, la salud pública, los derechos de los consumidores y la imagen de país.

 
La participación de legisladores para votar este proyecto fue curiosamente masiva, teniendo en cuenta que sólo era un proyecto de acuerdo, y su rechazo fue abrumador por diputados de la derecha: 29 votos de la UDI, 2 independientes pro UDI y 13 de Renovación Nacional, más otros 15 votos de la Democracia Cristiana y uno del diputado socialista Carlos Montes.

 
A favor se obtuvo 10 votos PPD, 6 PS, 3 PRSD, 2 independientes pro concertación y 1 RN (Arturo Longton). No votaron Isabel Allende, Juan Bustos y Antonio Leal; y optaron por pareos Enrique Accorsi (ex presidente del Colegio Médico), con María Angélica Cristi, y Alejandra Sepúlveda con Gonzalo Ibáñez.


 
Salmoneros movieron a su personal

Esto demuestra el fuerte lobby ejercido por las compañías salmoneras para bloquear la propuesta, ya que en general a las votaciones de los proyectos de acuerdo la asistencia es bastante menor. Aquí la derecha asistió en pleno y con un discurso preparado, mientras la DC votó en bloque y se sumó a los lineamientos de la oposición.

 
En tanto, del PPD y del Partido Socialista sólo la mitad de sus representantes en la Cámara de Diputados estuvieron presentes en la discusión, pese a que el proyecto fue redactado por miembros de ambas colectividades.

 
Los diputados Carlos Recondo (UDI) y Pablo Galilea (RN), de las regiones de Los Lagos y Asyén, donde opera la industria salmonera, expusieron en la sala en contra, argumentando que una investigación de este tipo podría generar una alarma pública internacional que pondría en riesgo el normal flujo de exportaciones de salmón chileno al mercado internacional.

 
Así lo ratificó Recondo, quien pese ser Médico Veterinario no aportó ninguna argumentación técnica y no se refirió a la realidad del uso masivo de antibióticos, verde de malaquita y otros químicos. “No tiene sentido hacer un escándalo público de algo que no tiene fundamento”, dijo a Ecocéanos News.

 
Recalcó que “no estamos defendiendo al empresario, sino a una industria. Hemos defendido a este sector productivo en conjunto con el Gobierno de múltiples ataques que ha recibido desde el exterior. De hecho, parlamentarios viajaron al extranjero para defender las acusaciones de dúmping y recientemente ante la eventual aplicación de salvaguardias” (por parte de la Unión Europea).

 
El diputado UDI insistió en que “estamos defendiendo a una industria que ha sido tremendamente exitosa, en términos de conquistar los mercados y convertirse en el primer productor mundial de salmón del mundo, generando empleo y desarrollo en la región”.

 
Consultado por las cerca de 12 denuncias presentadas por el Servicio Nacional de Pesca ante los tribunales de Justicia de Puerto Montt contra compañías que usaron ilegalmente de verde malaquita en sus centros de cultivo, se limitó a decir que la información que maneja, de la propia industria, es que no se usa el fungicida.

 
Reacción de organizaciones

Junto con lamentar la votación de la Cámara, el Dr. Andrei Tchernitchin, presidente Departamento Salud y Medio Ambiente del Colegio Médico, dijo que “los argumentos para rechazar este proyecto están muy equivocados (…) es un error grave. Ocultar la información y enviar productos tóxicos cómo se intentó hacer con el cargamento de 22 toneladas de salmón con verde malaquita significa restar mercados, y por lo tanto efectos negativos en el desarrollo económico del país.

     
 
“Con esto, se está privilegiando el desarrollo rápido económico, por sobre la salud y la calidad de vida de la población, pero además demuestra que la clase política tiene una visión muy a corto plazo al no darse cuenta que a la larga el segmento que ellos defienden, que son los empresarios, van a salir muy perjudicados al no aumentar los estándares sanitarios y ambientales”.

   
Ante el revés de la Cámara de Diputados, Tchernitchin señaló que “el desafío es realizar investigaciones e impulsar una campaña educacional. La opinión del sector político depende de la opinión ciudadana que los valida con los votos y si ésta dice lo contrario simplemente estos legisladores no van a ser reelectos”.

 
Desde Europa, Brian O’Riordan, del Colectivo Internacional de Apoyo a los Pescadores (ICSF, en siglas inglesas), una de las organizaciones que informó a los consumidores europeos acerca de este nuevo caso de salmón contaminado con verde de malaquita, dijo que la decisión de los parlamentarios chilenos “transmite al mundo el mensaje que las salmoneras saben que tienen un producto sucio y malsano, pero no lo quieren admitir públicamente. Es un golpe contra la transparencia y contra la responsabilidad”.

 
O’Riordan afirmó a Ecocéanos News que “el argumento que esta instancia podría generar una ‘alarma mundial’ acerca de la calidad e inocuidad del salmón es miope. Al contrario, sin una comisión, al mundo parecerá que las salmoneras tienen miedo que su producto no cumpla con las normas internacionales. Es una decisión avestruz, no quieren hacer frente a la realidad”.

Decepcionado tras conocer del resultado de la votación, Stefán Larenas de la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu), se preguntó: “¿Cual es el precio que tendremos que pagar porque las exportaciones sigan en aumento?… Tenemos la sospecha de que el salmón que se consume en Chile también está contaminado con malaquita, y la comisión investigadora habría ayudado a dilucidar esta situación”.

 
Junto con señalar que las organizaciones de consumidores tanto nacionales, cómo internacionales estábamos pendientes de la votación de ayer, porque ya existe alarma pública, Larenas anunció que Odecu va a pedir explicaciones a quienes bloquearon el proyecto de acuerdo que contaba con un amplio respaldo ciudadano.

 
Los esfuerzos por aumentar los estándares sanitarios y ambientales de la industria fueron realizados por una amplia coalición de organizaciones y personas entre las que se encuentran: Consumer International, Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (ODECU), Colegio de Biólogos Marinos, Colegio Médico Regional Santiago, Greenpeace, Centro Ecocéanos, Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), Red de Acción en Plaguicidas y sus Derivados (RAPAL), Confederación de Pescadores Artesanales de Chile (CONAPACH), Federación de Trabajadores del Salmón de Chile (FETRASALCHILE), Colectivo Internacional de Apoyo a los Pescadores, con sede en Bruselas, Corporación de Estudios para el Desarrollo de la Mujer (CEDEM), Corporación para el Desarrollo de la Mujer (DOMOS), Red Agenda Regional de la Araucanía (AGRA) y Red Puente-Chile. Además de diversos académicos, cómo el Director de la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad Austral de Chile, Dr. Julio Dolz, quien ha realizado diversos estudios científicos referidos la generación de resistencia bacteriana producida por el uso intensivo y sin control de antibióticos en la industria salmonera.

————————————–

Información tomada de: www.ecoceanos.cl/sitio/docs/cronicas.php?codCronica=269

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario