Oct 23 2012
1197 lecturas

Opinión

Colombia: sin una prensa responsable los diálogos de paz están condenados a fracasar

Que prosperen los diálogos de paz entre el Gobierno y las FARC-EP no sólo dependerá de las voluntades involucradas, sino que habrán de depender en gran parte de la responsabilidad que tengan los grandes medios periodísticos, tanto nacionales como regionales —e incluso internacionales— sobre el proceso en curso.| NÍKOLAS STOLPKIN.*

 

Si la prensa, sobre todo medios colombianos, no es capaz de remar para encontrar las corrientes que llevan a la paz, la paz en Colombia seguirá tan distante como hasta ahora.
Los medios periodísticos de mayor lectoría pueden —o deberían intentarlo— jugar un rol importante en encontrar esos caminos y no seguir siendo meros voceros de las clases dominantes.
 

 

¿Cómo habremos de confiar en la prosperidad de los diálogos de paz si el comportamiento de los grandes medios de prensa no hacen ningún esfuerzo por cambiar sus discursos sesgados y mal intencionados para beneficiar a una de las partes y perjudicar a otra?
 

 

Si la oligarquía colombiana tiene el interés por acabar con la guerra que azota a Colombia por ya medio siglo, lo primero que debe hacer es dar muestras sinceras —con ejemplos concretos y no solo palabras— y, por sobre todo, pedir la cooperación responsable de sus propios satélites espejos (“gran prensa”) para que los diálogos de paz lleguen a un buen puerto.

 

Pueden y deben hacerlo. De lo contrario ya podemos ir augurando, lamentablemente, un nuevo fracaso. Porque cuando los medios hablan, no sólo están hablando dichas estructuras, sino que está hablando la voz de los intereses de la oligarquía colombiana, ya que esas estructuras son meras extensiones del gran capital, como lo son el gobierno o las fuerzas armadas.
 

 

Por tanto… si siguen (los grandes medios) siendo los conductores y promotores de los intereses de la oligarquía colombiana, obviando las responsabilidades del Estado en el conflicto (desplazamientos, paramilitarismo, “falsos positivos”, etc), y no son capaces de dejar a un lado sus intereses particulares en pos de los diálogos de paz, lo único que habrán de lograr es que no prosperen y seguir remando para donde siempre han remado: que esta guerra sea interminable.

 

Y confirmarán una vez más que en esa oligarquía existen grupos poderosos a los que no les conviene que acabe esta guerra por los fuertes intereses involucrados, relacionados con capitales de Colombia y EEUU asociados, las armas y las drogas.
——
* Analista, crítico de política y cultura contemporánea.
http://stolpkin.blogspot.com
http://stolpkin.net
.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario