Sep 29 2008
465 lecturas

Política

Correa llama a la unidad tras el contundente triunfo del Sí

El presidente Rafael Correa aseguró que "Ecuador ha decidio un nuevo país", al darle un contundente Sí a la nueva constitución impulsada por su gobierno. "Ha triunfado aplastantemente la nueva Constitución. Es un momento histórico que trasciende por mucho a las personas que por accidente o fortuna hemos estado en este proceso", dijo eufórico el mandatario.

La "abrumadora" votación que logró el texto constitucional acrecentó la imagen de un líder que desde que empezó a hacer proselitismo retó a multinacionales, desairó a Estados Unidos y convirtió su gran popularidad en un hacha contra los adversarios. La nueva Constitución, de 444 artículos, permitiría una mayor participación de la sociedad en la toma de decisiones, prohíbe la instalación de bases militares extranjeras, incorpora el voto para los militares y condiciona el anticipo de elecciones a la destitución del presidente o el Congreso.
 
El jefe de Estado aseguró que "las estructuras viejas han sido derrotadas" en las urnas y ahora deberán rendir cuenta al pueblo "aquellos que mintieron y manipularon", para evitar que la Constitución fuera aprobada. Asimismo, hizo un llamado a la unidad para que los que votaron por el Sí y los que votaron por la opción del No, trabajen para llevar adelante la revolución, "porque es un proceso de todo un pueblo", señaló.
 
"Cumplimos el mandato que nos dieron el 26 de noviembre de 2006, y ahora sentemos las bases para un nuevo país", dijo Correa durante una alocución televisada desde Guayaquil, desde donde espera los resultados oficiales del referendo aprobatorio constitucional.
 
Encuestas a boca de urna indican que el proyecto de Constitución de Ecuador promovido por el presidente Rafael Correa, habría sido aprobado en referendo este domingo por con un 67,6 por ciento de los votos. Reiteró que avanzará con todo el pueblo de Ecuador por la senda del cambio y el futuro. "Aquellos que tuvieron otras posturas políticas por convicción, los respetamos, pero aquellos que sólo defendían intereses de grupos, tendrán que rendir cuentas".
 
El mandatario ecuatoriano afirmó que "con esta abrumadora mayoría construiremos un país sin discriminación, igualitario, equitativo, justo para todos", subrayó.
 
Una mano a la oposición
 
Después de su discurso público en Guayaquil, el presidente Rafael Correa conversó con los medios de comunicación, donde reiteró el llamado a la unidad del país y le tendió la mano a la oposición. "Le extendemos la mano a la oposición, pero en este sentido soy escéptico, conozco la soberbia de estos grupos que buscaran cualquier pretexto para seguir desestabilizando este proceso", dijo.
Correa espera que la oposición "reconozca su derrota y avancemos juntos en la nueva decisión que la gran mayoría del pueblo está señalando", afirmó. "Esperemos que se calmen un poco y nos dejen continuar con este nuevo país".
 
Pidió a todos los ecuatorianos, a quienes estuvieron por el Sï y por el No, juntar brazos y corazones, mentes para lograr esa Patria altiva, soberana, digna, equitativa, justa, sin miseria, con producción, sin empleo, sin discriminación.
 
Correa agradeció a las decenas de miles de soldados de la revolución que han dado mucho de su tiempo de manera gratuita, con total desprendimiento, de ellos es gran parte de esta victoria, agradecemos a nuestro gran equipo de gobierno, que con trabajo denodado, de manos limpias, mentes lúcidas y corazones ardientes que trabajan 16 a 18 horas diarias.
 
A la vez que hace un llamado a la unidad, dijo que quienes votaron por el No tendrán que rendir cuentas aquellos que mintieron, no podemos seguir siempres siendo víctimas, ni cometiendo errores, habrá que rendir cuentas al pueblo.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario