Ago 28 2009
524 lecturas

Política

De la Patagonia al norte: estado de la situación

Néstor Francia.*

UNASUR: una reunión difícil y complicada, la diplomacia de doble cara Obama-Clinton está dando sus primeros frutos y el ambiente de división en el continente se palpa luego de la contraofensiva imperial que comenzó el 28 de junio en Honduras. No habrá condena de UNASUR. En Venezuela otra vez patriotas contra realistas.

Hoy se realiza la reunión de jefes de Estado de Unasur, donde el debate central girará en torno a la instalación de bases militares imperiales en Colombia. La reunión se da en una situación que ha hecho decir a Chávez que la misma será “difícil y complicada”. Estos mismos calificativos pueden ser endilgados a la situación política general de América Latina.

La sagaz diplomacia conducida por Barack Obama en compañía de Hillary Clinton ha venido dando sus primeros frutos. Un ejemplo es lo de Honduras, donde todas las “soluciones” a la vista coinciden con los planes adelantados por el gobierno imperial: Acuerdo de San José o legitimación paulatina de los golpistas.

También es notable el ambiente de división en el continente, que se palpa con facilidad. Se diría que con Bush las cosas parecían estar mejor para nosotros: el texano agredía sin cortapisas y así promovía la unidad, aunque no fuese esa su intención. Pero en nuestra opinión, no es verdad. Es mucho más conveniente para la revolución, en este momento histórico, que se vayan definiendo con claridad las posiciones y que no se siga avanzando en una unidad de papel, débil de nacimiento, declarativa y formal en el mal sentido de la palabra.

Es claro que las posiciones de avanzada en el continente están representadas por los gobiernos del Alba. Hay otro grupo de gobiernos que se colocarán francamente al lado del imperio en sus planes de dominación (y no decimos “países” sino gobiernos, porque puede haber cambios en los próximos tiempos, impulsados por actos de fuerza, como el caso de Honduras, o por procesos electorales).

Entre los gobiernos abiertamente colaboracionistas están los de Colombia, Perú, Costa Rica y México. Hay otros gobernantes, que se acercan a tendencias socialdemócratas, que mantienen y mantendrán posiciones ambiguas, acomodaticias y que, a la larga, no son del todo confiables: Paraguay, Uruguay, Chile, República Dominicana, hasta Brasil y El Salvador inclusive. De allí la gran complejidad de la situación, donde sin duda el gobierno fariseo de Obama está tratando de pescar en río revuelto, y en ese empeño ha logrado, sin duda, algunos éxitos.

Se trata de una contraofensiva que, como bien ha establecido Chávez, tuvo su punto de inflexión el 28 de junio, cuando ocurrió el golpe de Estado en Honduras.

No hay que esperar condenas a las bases ni nada parecido de la reunión de Unasur. Más bien probablemente saldrá alguna declaración de compromiso, de esas que expresan “preocupación”, o crean comisiones para investigar, o difieren, o alguna otra cosa inútil e inefectiva ¿Crecerán los vientos de división? ¿Será que no se llegará a ningún consenso? Sí, la cosa estará difícil y complicada, como dijo Chávez.

En nuestro país el conflicto Colombia-Venezuela y el tema de las bases también generan contradicciones, solo que en nuestro caso esto no es nada nuevo. La oposición apátrida y los medios golpistas, que hacen equipo con todo aquel que se oponga a Chávez sin importar si es el mismo diablo, se colocan sin ninguna vergüenza al lado del imperio y de Colombia, y se unen a los ataques contra Venezuela y su política soberana.

Para muestra basta un botón. El infame Alcalde Mayor de Caracas, Antonio Ledezma, declaró ayer: “El presidente Chávez juega irresponsablemente a una guerra con Colombia. Esta cumbre de Unasur se usa como una especie de trinchera o tribuna”.

Es la nueva guerra de Independencia, otra vez los patriotas contra los realistas (que hoy son los pro-imperialistas).


* Analista de asuntos políticos.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario