Nov 6 2010
359 lecturas

Sociedad

Derechos Humanos: es necesario reconstruir el tejido social y que las variables en la economía sean justas

Mario Casasús.*

La magistrada integrante de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, Mirna Perla Jiménez, y el juez español Luis Carlos Nieto analizan los alcances de la Comisión de Verdad en Honduras que integran junto a Elsie Monge (Ecuador), Nora Cortiñas (Argentina), Helen Umaña (Honduras), Adolfo Pérez Esquivel (Argentina), François Houtart (Bélgica), Francisco José Aguilar Urbina (Costa Rica), Craig Scott (Canadá) y Fausto Milla (Honduras).

A primera hora del martes 2 de noviembre, la Comisión de Verdad se reunió con medios de comunicación censurados y agredidos por las dictaduras de Roberto Micheletti y Porfirio Lobo; por la tarde los delegados internacionales ofrecieron una conferencia de prensa, para continuar con la gira en Tegucigalpa, Comayagua y San Pedro Sula, visitando a organizaciones populares y entrevistando a víctimas del terrorismo de Estado.

Ambos juristas, Mirna Perla Jiménez (El Salvador) y Luis Carlos Nieto (España) comparten la experiencia de sus respectivos países.

—¿Por qué aceptaron la invitación para integrar la Comisión de Verdad de Honduras?

"En El Salvador, la comunidad de los derechos humanos decidió dedicar, desde el 26 de octubre de 1987 –cuando fue brutalmente asesinado mi esposo, Herbert Anaya— un homenaje a las personas que han dado su vida por el movimiento de los derechos humanos y a los que continúan haciendo el trabajo de Procuradores y Defensores, así se estableció de hecho el Día Nacional del Defensor y Defensora de los Derechos Humanos, ya se solicitó a la Asamblea Legislativa, sin embargo no se ha oficializado el día, lo que no ha sido un obstáculo para que entidades gubernamentales, como la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, conmemore cada 26 de octubre.

"Me parece que sería una buena iniciativa para Honduras, porque aquí hemos tenido personalidades con una enorme trayectoria en la defensoría de los derechos humanos digna de ser homenajeada y rescatada, es importante que se retomara un día en Honduras para identificar esa labor y reconocerla, por las difíciles condiciones para defender los derechos humanos, aquí es un gran peligro y vale la pena dedicar un día para homenajear a los compañeros, a pesar de que la mayoría lo hacen a cambio de nada, ni siquiera les interesa figurar, hacen un trabajo heroico y anónimo, sino que su interés es garantizar el respeto de los derechos humanos".    

* Periodista.

Publicado originalmente en Defensores en línea (www.defensoresenlinea.com). Se reproduce aquí por gentileza del autor.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario