Jul 10 2012
1252 lecturas

Política

Ecuador, presidenciales: candidatos sobran, lo que falta son votos

Lo que los pelucones venezolanos lograron (el candidato único) al parecer, no lo lograrán los pelucones ecuatorianos. ¿No dicen que el presidente (Rafael) Correa es un imitador del venezolano Chávez? Ojalá fuera. Pero los “seguimonos” de lo que se hace en Venezuela, son, los pelucones ecuatorianos. Excepto en aquello del candidato único.| ALBERTO MALDONADO S.

 

Hasta la fecha, y sin ser adivino, hay algunos candidatos o, mejor dicho, autocandidatos a Presidente. Lástima grande que haya una sola elección y un solo puesto. Propongo que lo primero que deben hacer es lo que trataron de hacer, en 1925, los jóvenes (de esos tiempos) militares, que ensayaron una especie de mando colectivo. Que no resultó.

 

Pero puede ser que rinda, en el futuro, por lo menos en eso de ser presidentes de la república. Así, habría a quienes culpar de los seguros fracasos. Y, como humanos que somos, estamos dispuestos a correr, aunque sea en el aeropuerto.

 

Vuelvo al tema: por la extrema derecha (la auténtica derecha pelucona) aparece, en primer lugar, el banquero guayaquileño don Guillermo Lasso, el mismísimo que fue ministro súper de Mahuad, aunque no admite que haya tenido nada que ver ni con la crisis bancaria de los años 98-99 ni con la dolarización ecuatoriana. Pero el señor Lasso admite, por lo menos, que en este gobierno hay cosas buenas y malas.

 

Las buenas las conocemos de sobra (las carreteras, por ejemplo) pero no dijo nada de las malas. Para saber. Pero habló sobre su candidatura presidencial en la CNN norteamericana. Para un pelucón que se precie y se considere, no podía ser en otra red televisiva del continente.

 

Un segundo auto candidato es el multimillonario que no le quiere pagar al Estado ecuatoriano 90 millones de dólares, que el SRI trata de cobrarle, solo por el año 2008. El señor Álvaro Noboa quiere ver si “no hay quinto malo” ya que, según él y los datos electorales de ese año, le robaron la presidencia de la república y se la dieron al señor Jamil Mahuad (1998) ¿Será cierto?

 

Actualmente, él contrata espacios en la televisión ecuatoriana (que se auto califica de independiente y de pobre) y habla de su precandidatura. ¿Será también candidato de la izquierda ecuatoriana? Habría que preguntarle al MPD

 

En la llamada (o más bien dicho, auto llamada, izquierda auténtica) hay por lo menos, hasta el momento, 5 o 6 candidatos o pre. Voy en orden, no de promoción sino de lo que me acuerdo.

 

Por Pachakutec (o tek) la llamativa señora Lourdes Tibán. Llamativa porque la recordamos diciéndole al Lucio (Gutiérrez) que era un animal, con todas las letras; y cuando era el Presidente de la Nación (me refiero a don Lucio) La señora Tibán tiene, entre otras lindezas, el haber presentado uno de los proyecto de Ley de Comunicación y estar contra todos. De todas maneras, doña Lourdes es una opción de Pachakutec Cotopaxi.

 

Otros de los precandidatos son, en ese orden, los Prefectos de Zamora y del Azuay, los señores Quishpe y Carrasco. Ellos se gastaron la campaña previa en la marcha (partes a pies, partes en los hoteles cinco estrellas) allá, por el mes de febrero/2012. Solo que a la mayoría de ecuatorianos, esa marcha no nos motivó, en lo absoluto.

 

El Movimiento Popular Democrático (MPD) ya anunció que sus precandidatos eran el señor Luis Villacís y el señor abogado Jaime Hurtado. Al primero de los nombrados, creo que es la quinta o sexta vez que su partido lo postula. Y nada. En cuanto al señor Hurtado (de Guayaquil, por más señas) es el hijo del asesinado líder, don Jaime Hurtado, que fue ultimado a pocos metros del Palacio Legislativo de Quito, cuando era congresista, hace unos 16 años. No sabemos si solo su nombre es suficiente gancho para los votantes ecuatorianos de la auto llamada izquierda.

 

Como no podía ser de otra manera, ya tenemos dos auto candidatos de lo que se llamó la “revolución ciudadana”. Con el derecho que tienen (hay que esperar los votos) don Gustavo Larrea lanzó su auto candidatura y ofreció reincorporar a los que fueron despedidos de la función pública, porque se jubilaban, por la plata que ofrecía o por malos comprobados. No lo sabemos; tampoco no nos dijo qué va a hacer con los nuevos, los que ocuparon esos cargos.

 

El otro es don Alberto Acosta, la oveja negra de la oligarquía bancaria quiteña, que un día fue un analista mejor que el Correa y que presidió un rato la Asamblea Constituyente de Montecristi (Manabí)

 

Por si fueran pocos, a esta pléyade de auto candidatos a presidentes, faltan que definan su posición don Lucio Gutiérrez Borbúa, que ya fue presidente del 2004 al 2005 y que “los malos de los forajidos” le quitaron a él y su digna familia el caramelo de la boca; y don Abdalá Bucaram Ortiz, que anda de perseguido político en Panamá, desde hace unos 16 años; y que según su hijito (del mismo nombre y que es asambleísta por el PRE) puede ser que vuelva para postularse a asambleísta o a presidente de la república.

 

Es decir, por candidatos no faltan. Habrá que esperar febrero del 2013 para saber si tienen los votos que les vuelvan a Carondelet; porque a este paso (julio 9/2012) no quieren (de lo que se ha visto y oído) ir a unas primarias, para saber quién es quién en ese sector, auto llamado de la izquierda auténtica. Ya que nosotros, la izquierda falsa, estamos en otro lado.

 

Yo personalmente, sin pecar de oráculo de Delfos, pienso que cada vez es más difícil que lleguen a las primarias prometidas. Por lo menos veo que la derecha-derecha (esa que se identificaba con el señor ingeniero) difícilmente van a ceder el orgullo de haber sido y el dolor de ya no ser. Bolero o tango que estará cantando doña Sylvia. La candidatura del señor Lasso marcha a paso firme.

 

Lo dudo también que el señor Álvaro acepte, por unas primarias, dejar de saber a ciencia cierta que no hay quinto malo en el mundo. Para eso tiene plata; la plata que no le quiere pagar al SRI. Además, corremos el riego, si este caballero llega a la presidencia, que todos los ecuatorianos (14 millones) seamos ricos, como él. Lo dudo también que la izquierda quiera que su candidato sea el señor Álvaro.

 

Quedan los candidatos propios, como el señor Abdalá, el señor Villacís, la señora Tibán y el joven abogado guayaquileño, Jaime Hurtado. Lo dudo también que vayan a ponerse de acuerdo. No digo nada de don Lucio porque él nos tiene reservada una sorpresa, para algo fue de la vieja Escuela de las Américas y ocupó, largo rato, las funciones que tanto añora el coronel Mario.

 

Pero decía que a 8 meses de la elección presidencial, se discute si habrá primarias, como en Venezuela. Y a propósito de las primarias venezolanas, que eligió por unanimidad (conste que no digo por “humanidad”) al señor Enrique Capriles R. como candidato opositor único, el presidente (Hugo) Chávez preguntó: ¿por qué ocultan lo que han gastado en las primarias para sacar al candidato único? Y han hecho desaparecer los cuadernillos, si todos sabemos que van a cosechar por lo menos de tres a cuatro millones de votos. Pero eso si, a mí, y al PSUV (Partido Socialista Unificado de Venezuela) le darán entre ocho y diez millones de votos. Esto lo dijo el presidente Chávez, a pesar de que la cita no es textual.

 

A propósito del PSUV y su candidato único, Hugo Chávez Frías, hace unos dos meses, un periodista de opinión de los Estados Unidos (de quien se dijo a los cuatro vientos que era muy respetado y querido, pero en el gran imperio del norte) predijo que Hugo Chávez moriría máximo en un plazo de dos meses. Y quienes le vimos en Telesur, de Venezuela, a “ese muerto” hablando como en sus mejores tiempos, dos y tres horas seguidas.

 

El señor norteamericano y sus seguidores olvidan que está en vigencia otro dicho muy latinoamericano: “muerte deseada es vida comprada”

 

Pregunto, ya que soy periodista, viejo periodista pero periodista al fin: ¿todos juntos le harán algo de calor al presidente Correa, que, seguro será el precandidato obligado de la “revolución ciudadana” No lo dudo, también.
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario