Abr 18 2005
678 lecturas

Pol铆tica

Ecuador: rebeli贸n social por la independencia y la dignidad

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Hacia las 9 de la noche del viernes 15 de abril, los medios de comunicaci贸n integraron la cadena nacional de radio y TV para que 鈥揷onfortado por la visita del jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos鈥 el presente Guti茅rrrez leyera el Decreto de Emergencia que eliminaba las garant铆as constitucionales en Quito. Pocas horas despu茅s debi贸 echar pie atr谩s.

Para 鈥渆quilibrar鈥 la reacci贸n popular tambi茅n en el decreto se disolvi贸 la Corte Suprema de Justicia. Pero la ciudadan铆a, hioras antes, estuvo al tanto de esa la medida y sali贸, desafiando al r茅gimen en forma pac铆fica, con la voz y la creatividad como 煤nicas armas.

Por la noche, en una Quito ins贸litamente despierta, la movilizaci贸n popular fren贸 a un grupo de personas, muchos empleados p煤blicos, quienes bajo el mando del Teniente Coronel Edy S谩nchez, delegado del Presidente ante el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, llegaron a las inmediaciones de Radio la Luna, eje de las convocatorias, en franca actitud de provocaci贸n y cargados de armas, gasolina y antorchas (der.).

foto
La p茅rdida de los derechos constitucionales 鈥搇ibertad de expresi贸n, movimiento, privacidad, propiedad, etc.鈥, que conlleva el dicho decreto, no amilan贸 a las familias quite帽as que hasta las primeras horas del s谩bado 16 mantuvieron tomadas las calles de la capital, exigiendo la renuncia del primer mandatario.

Lo que hab铆a comenzado el mi茅rcoles por la tarde como una manifestaci贸n de la clase media en el norte de Quito, cambi贸 de rostro. En la noche delviernes 15 ya eran miles de focos populares, con banderas y cacerolas. El cabildo quite帽o, reunido en la madrugada del s谩bado 16 de abril resolvi贸 pedir la renuncia del Presidente de la Rep煤blica.

Al interior de las fuerzas armadas tampoco la situaci贸n se presenta f谩cil para el coronel Guti茅rrez. Existe malestar dentro del ej茅rcito. La informaci贸n sobre la oposici贸n del general Aguas, comandante del ej茅rcito, al decreto de emergencia se confirm贸. El ejecutivo orden贸 su baja y nombr贸 en su reemplazo al General Ubillus, que asumi贸 el mando con el objetivo de acallar la protesta social.

El nuevo rumor sobre la disoluci贸n del Congreso en las primeras horas de la tarde del s谩bado 16 de abril significar铆a la auto proclamaci贸n abierta de Guti茅rrez como dictador 鈥搖n paso m谩s all谩 de Fujimori, en Per煤鈥, pues la Constituci贸n Pol铆tica no faculta al primer mandatario para que tome esta medida.

De cualquier modo la ciudadan铆a no se amedrent贸 la noche del s谩bado y primeras horas del domingo 17 y la movilizaci贸n 鈥揺ngrosada por movilizaciones espont谩neas, especialmente de las capas medias鈥 amenaza con continuar la semana entrante- El gobierno no las tiene todas consigo respecto la voluntad de los mandos medios armados para ahogar el cuasi levantamiento quite帽o. Ha habido manifestaciones en favor del presidente, aunque el n煤mero de sus integrantes fue escaso.

El s谩bado el jefe del Comando Conjunto, vicealmirante V铆ctor Hugo Rosero, recalc贸 que el estado de excepci贸n s贸lo rige en Quito y que 芦su 煤nico fin es recuperar la paz y el orden perdidos en los 煤ltimos d铆as禄, al tiempo que dec铆a que 芦no atenta contra ning煤n ciudadano禄. Muchos ciudadanos piensan que el Presidente de la Rep煤blica directamente 贸rdenes de sus 鈥渟uperiores鈥 del Norte, lo que introduce un elemento nacionalista dif铆cil de evaluar en esta etapa del conflicto.

Opini贸n de un analista

Para el analista internacional Isaac Bigio 鈥淧aros, marchas, produccion masiva de ruidos con reventones de globos y cacerolazos son formas con las que muchos ecuatorianos piden la salida del presidente Guiterrez. Cientos de miles han salido a las calles para protestar desde que 鈥揺n Diciembre pasado鈥 intervino en la corte suprema para que se anulen juicios a los expresidentes Bucaram y Noboa, requeridos por corrupcion鈥.

fotoBigio teme que el estado de emergencia 鈥損osteriormente anulado y al aue se opusierono el vicepresidente Palacio y los alcaldes de Quito y Guayaquil鈥 pudiera generar un efecto contrario intensificando la protesta y generando un b煤merang que podria acabar produciendo su caida.

Se帽al贸 Bigio en una columna 鈥搑eproducida por importante medios latinoamericanos鈥 que 鈥渆n Ecuador lo normal no es que un presidente culmine su mandato constitucional sino que acabe siendo depuesto por manifestaciones. La izquierda busca echarlo porque mantiene la dolarizacion, el Plan Colombia y una base militar norteamericana. La derecha socialcristiana聽 no lo quiere por ser dictatorial y populista鈥.

El Congreso

El debilitado Congreso de Ecuador intent贸 hoy contener el descontento popular, con crecientes peticiones de que renuncie Guti茅rrez. El presidente del Parlamento, Omar Quintana, convoc贸 el domingo por la tarde a una sesion plenaria para ratificar la decisi贸n adoptada el viernes por Guti茅rrez de destituir a la Corte Suprema de Justicia e iniciar la discusi贸n de la reforma de la Ley Org谩nica de la Funci贸n Judicial, que centran el conflicto pol铆tico del pa铆s.

La convocatoria la hizo Quintana el s谩bado poco antes de que Guti茅rrez levantara el estado de excepci贸n que hab铆a declarado en Quito menos de veinte horas antes, ante el aumento de las protestas populares. Empero, los diputados 鈥揷omo en la Argentina luego de la ca铆da de Fernando de la R煤a鈥 est谩n bajo la mira de miles de ciudadanos, que tambi茅n les exigen que renuncien a sus cargos, porque han sido incapaces de resolver el conflicto del poder judicial iniciado en diciembre pasado. En Ecuador el Parlamento es unicameral y se compone de 100 diputados.

No obstante, luego del mediod铆a los diputados de los tres partidos m谩s grandes de la oposici贸n 鈥揺l Social Cristiano, el de Izquierda Democr谩tica y el Movimiento Pachakutik鈥 anunciaron que se retirar铆an del Congreso para no participar en la sesi贸n extraordinaria legislativa.

La sesi贸n fracasada, que estaba citada para las 16, hora de Quito, no significa que los partidos de la oposici贸n hayan modificado su postura respecto a los nombramientos en la Suprema Corte de Justicia, algo que consideran ilegal y un burdo intento de controlar toda la estructura del Estado por parte de Guti茅rrez.

La noche del s谩bado un n煤mero indeterminado de manifestantes lograraon llegar a las proximidades de la Casa de Gobierno 鈥揷inco a seis mil seg煤n la oposici贸n, alreedor de dos mil para las autoridades, que los reprimieron duramente鈥. Guti茅rrez, que sali贸 de Quito luego de recibir d茅biles muestras de apoyo ciudadano, tras el inicio de las manifestaciones masivas en su contra el mi茅rcoles, hab铆a regresado doscretamente a la capital el domingo a media tarde.

Un domingo confuso… pero activo

Seg煤n ALTERCOM noticias, a la convocante radio La Luna se le han adherido otras emisoras y agencias de informaci贸n. Cantantes populares como Jaime Guevara, o bandas de rock, animan la rebeld铆a quite帽a. El voluntarismo rige todav铆a y forajidos y forajidas, como los calific贸 Guti茅rrez y gustan autodenominarse, no cejaron en la lucha.

En medio del tumulto se discute el qu茅 hacer y c贸mo hacer. Una oidea que prende entre los manifestantes 鈥揳 los que se han unidos sectores de los barrios m谩s pobres鈥 es activar las asambleas barriales para designar delegados con mandato a un cabildo abierto.

En la tarde la embajadora de EEUU, Kristie Kenney emiti贸 un bolet铆n pidiendo a Guti茅rrez que no afecte las garant铆as ciudadanas y al pueblo, que no se violente, lo que muchos estiman una flagrante intromisi贸n en los asuntos inernos de Ecuador.

La derecha pol铆tica y las c谩maras empresariales 鈥揷omo Le贸n Febres Cordero, due帽o de la anterior Corte Suprema y Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil鈥 abandonaron su silencio y llamaron a una marcha dirigida por ellos en esta ciudad. Los canales de televisi贸n, en su gran mayor铆a de propiedad de la banca y receptores de millones de d贸lares de publicidad empresarial y gubernamental, silencian la rebeli贸n quite帽a.

Tambi茅n es notorio que las organizaciones de masas como la CONAIE y las Centrales sindicales, perdieron presencia en la protesta, debido a su fracasada movilizaci贸n el pasado s谩bado16 por la ma帽ana. Pero la cuesti贸n que flota es el destino de este movimiento. La ausencia de direcci贸n podr铆a provocar una pesca en r铆o revuelto. Hay fuerzas interesadas en aquello.

Seg煤n muchos expertos en econom铆a y finanzas 鈥搚 no pocos empresarios鈥 Ecuador est谩 al borde de una recesi贸n.

La dolarizaci贸n 鈥搈edida recomendada por el argentino Domingo Cavallo, muy recordado en su pa铆s鈥 hace agua y la banca necesita un 煤ltimo bocado. Existen US$ 900 millones de d贸lares de excedente petrolero y US$ 800 millones en el seguro social, que podr铆an ser apropiados mediante la privatizaci贸n de esos recursos. Ello requiere un gobierno d贸cil que facilite la expedici贸n de normas econ贸micas que les permita revalorizar sus pasivos.

Por su parte EEUU presiona por m谩s participaci贸n ecuatoriana (l茅ase m谩s bases y tropas) en el Plan Colombia, inmunidad para un probable ingreso de sus tropas en territorio nacional, la firma de un TLC cuestionado por los pocos sectores activos de la producci贸n nacional. Por lo tanto necesita tambi茅n del gobierno d贸cil.

La ciudadan铆a lo sabe y lo dice: 驴Existe acaso gobierno m谩s d贸cil que uno al borde del precipicio, que pide a gritos una mano externa para sostenerse? De all铆 que la presi贸n financiera y estadounidense se politiza 鈥搚 se evidencia con la participaci贸n silenciosa de la TV y la reciente y oportuna visita del general Myers, Jefe del Comando Conjunto de las FFAA estadounidenses.

La poblaci贸n puede que no tenga claro el rumbo a seguir, pero a煤n entre los que no salen a las calles hay la firme convicci贸n de que nada cambiar谩 con el derrocamiento del presidente si 茅ste es reemplazado por los mismos de siempre.

Lo que pase ser谩 resuelto en los pr贸ximos d铆as. Entre tanto la lucha c铆vica se desarrolla en el territorio que le ha tocado: en una esquina del subcontinente, estrat茅gicamente posicionado junto a las fuentes de agua, de petr贸leo y de biodiversidad gen茅tica, cuya propiedad definir谩 la soberan铆a, la gobernabilidad, la participaci贸n, el futuro…

Ecuador, al decir de Agust铆n Cueva, est谩 entre la ira y la esperanza.

———————-

Fuentes:

ALTERCOM, El Universal de Caracas, Europa Press, UniVisi贸n, Prensa Latina y otros medios.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario