May 19 2012
1333 lecturas

CulturaSociedad

“El descontento de la población se refleja en las canciones”

Desde Valparaíso, Chile, Evelyn Cornejo habla del compromiso social en sus canciones: “Algunos se conforman con la miseria y se refugian en la religión, viven una vida de ultratumba pensando que cuando mueran tendrán una vida digna, otros se esconden en el consumismo, le siguen el juego a los empresarios”.| MARIO CASASÚS.*

 

Y agrega: “Todo eso me molesta, porque soy parte de esta sociedad perversa, cuesta hacerse el tonto cuando lo vives todos los días; por eso escribo las letras de mis canciones, por la necesidad de expresarme. Yo creo que tiene que ver con el despertar de la sociedad chilena, de la conciencia; pienso que eso va de la mano con el despertar de la creación; por eso te digo que todo esto va de la mano: el descontento de la población se refleja en las canciones”.

 

—¿Dónde encuentras las historias y la inspiración para tus canciones?
—Son canciones testimoniales, algunas son ficción como: La gallina y el león, o La mariposa, pero todo nace de la realidad de la vida cotidiana.

 

—¿Qué solías leer de pequeña?, lo pregunto porque en tu canción Los ratones se asoma el rumor de una bella fábula…
—De pequeña  leí súper poco, mi familia era evangélica, y en la casa se leía la Biblia… Recuerdo que jugaba mucho.

 

—¿Cuándo comenzaste a escribir letras con un compromiso social?, sólo por mencionar: América sí, Alerta, país de cobre, La huelga y Las leyes
—Hace algunos años comencé a escribir porque veo que la gente vive en una burbuja creada por la televisión, las escuelas, las universidades, las religiones por la clase dominante para mantenernos tranquilos, pero la realidad es otra, es cruel, existen ricos y pobres, gente que vive en la calle, gente que se enriquece a costa de la explotación del hambre, de la ignorancia, de las enfermedades de nuestros hermanos.
“Algunos se conforman con la miseria  y se refugian en la religión, viven una vida de ultratumba pensando que cuando mueran tendrán una vida digna, otros se esconden en el consumismo, le siguen el juego a los empresarios.
“Todo eso me molesta, porque soy parte de esta sociedad perversa; cuesta hacerse el tonto cuando lo vives todos los días, por eso escribo las letras de mis canciones, por la necesidad de expresarme”.

 

—¿Qué sentiste al escuchar los coros de tus canciones en las voces de los niños de Temucuicui?
—Fue muy emocionante, es un gran honor para mí que las personas de la comunidad de Temucuicui nos hallan aceptado en su casa para conversar, presentarnos y escuchar a los niños, fue una gran alegría que no olvidaré, estoy muy agradecida.

 

—¿En qué escenario o teatro de Latinoamérica desearías cantar?
—No conozco los nombres de los escenarios latinoamericanos, pero tenemos la idea —con los chicos que tocamos— de poder viajar a Cuba, luego pasar a México, después a Panamá, Nicaragua, Honduras, Bolivia, Venezuela, Argentina, Perú, queremos tocar en cada país de América.
“El escenario realmente da lo mismo lo importante para nosotros es poder  tocar. En sedes vecinales, bares, teatros, festivales, comunidades, donde sea, poder tener contacto directo con la gente para aprender de ellos, para conocer nuestra cultura latinoamericana”.

 

—¿Acompañada de quién?, por supuesto puedes recurrir a la imaginación y decir nombres de músicos que ya no están con nosotros…
—De Amparo Ochoa, Toto La Momposina, Manu Chao, la Violeta Parra, Victor Jara, Inti Illimani, acompañada de mis amigos músicos de acá: Angelo Escobar, Chinoy Kaskivano y también de las bandas que se forman en las ciudades y pueblos, sería inolvidable y mágico.

 

—En tus recientes conciertos incorporaste los sonidos del trombón, ¿qué instrumentos te gustaría ensamblar para los arreglos de tus antiguas y nuevas canciones?
—Ahora estamos trabajando la canciones con bajo, congas, charango, mas el trombón, me gustaría ponerle a alguna canción los acordes del acordeón o del teclado y una trompeta, pero también seguir trabajando algunos temas solo con la guitarra, o con el cuatro… en fin, trabajar los dos formatos con banda y sola.

 

—¿A qué atribuyes la actual efervescencia femenina en la música chilena?, ¿con cuántas cantautoras compartiste escenario en el 2011?
—Yo creo que tiene que ver con el despertar de la sociedad chilena, de la conciencia; pienso que eso va de la mano con el despertar de la creación, mis experiencias con las chicas ha sido enriquecedora y muy linda, con la Caro Frambuesa de Conce, con los cabros de la trova independiente de Antofagasta donde está la Génesis Ardiles, con la Pascuala Ilabaca y  sobre todo con la Jimena Valenzuela, la admiro mucho como persona y su trabajo musical y plástico.

 

—Definitivamente fue un año agitado, ¿el movimiento estudiantil desempolvó la canción de protesta en Chile?
—No sé si realmente sea el responsable, yo creo que viene de mucho antes, el hip hop comenzó con las letras concientes hasta el día de hoy, aún están muy vigentes músicos como: Guerrillero kulto, Subverso, entre muchos más, la canción trova yo la vengo escuchando de hace unos 4 años, y siguen brotando cantautores por todas parte; por eso te digo que todo esto va de la mano: el descontento de la población se refleja en las canciones, porque somos los mismos al final.

 

—Finalmente, ¿cuándo grabarás un nuevo disco?, y después de la mudanza a Valparaíso ¿cuáles son tus planes inmediatos?
—Ojalá este año logre grabar, las canciones ya están listas, falta hacerle los arreglos. En estos días saldrá el vídeoclip de Alerta, dirigido por Isabel Burr, de Sacro Films, contamos con al apoyo en las imágenes del Frente Fotográfico y te cuento que invitaron a Isabel Burr a mostrar el video de Alerta a un festival cine social que se realizará en Valparaíso del 7 al 9 de junio.
——
* Periodista.
Entrevista realizada en México para www.elclarin.cl —se reproduce aquí por gentileza del autor.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario