Ene 3 2005
394 lecturas

Opinión

El personaje del año 2004 es el presidente de la RPCH

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El personaje del año 2004, a mi juicio, debería ser el presidente de la República Popular China, Hu Jintao como símbolo del fenómeno de recuperación más importante de la globalidad.

Hu, un tecnócrata cincuentón -el gobernante más joven para esa potencia comunista que desde la desaparición del gran timonel Mao Zedong en1976 había sido gobernada por una gerontocracia no siempre coherente- ha hecho una carrera político-administrativa, desde la base, en la remota provincia de Gensu hasta los altos estratos del Comité Central del PC chino en Beijing. El anterior presidente Jiang Zemin, en realidad el verdadero artifice de esta transición de sociedad de economía centralizada comunista a potencia industrializada en rápida modernización, eligió a Hu como sucesor en la presidencia.

China es una de las potencias de la globalidad y está demostrando que para bien del mundo en paz, la multipolaridad es saludable, puesto que el liderazgo único de la superpotencia actual, por la incapacidad de sus actuales conductores sólo ha conducido a guerras y enfrentamientos.

Cuando Mao emprendió penosamente la gran marcha de Yenan, con su ejército harapiento, no imaginó nunca -algunos ahora dirán facilmente que lo tenía muy claro- que su revolución llevaría a China comunista a colocarse de socio principal de la superpotencia capitalista. Y ese fenómeno es, hoy por hoy, al comenzar el 2005, el principal factor de estabilidad en este planeta.

Tal favorable statu quo se produce entre el gobierno de Beijing y el gobierno de Wáshington porque está en el interes de ellos y de sus países el entenderse.
Curiosamente, en materia de seguridad, el gobierno de Bush necesita de la influencia china para apaciguar a Corea del Norte, el beligerante pequeño estado comunista que según expertos norteamericanos, ya dispone de proyectiles intercontinentales, que disparados desde la península coreana alcanzarían a Alaska y hasta Los Angeles u otra ciudad de la costa del Pacífico, como Seattle o San Francisco.

En los últimos meses del 2004, han circulado versiones de que el gobierno de Pyongyang sigue empeñado en producir bombas atómicas. Al mismo tiempo, se ha dado poca difusión al hecho de que la cohetería interceptora defensiva de EEUU ha tenido un par de fracasos que hacen pensar en que su escudo misilístico defensivo no es por ahora confiable, ante el supuesto magnificado por ciertos medios manipulados para despertar la histeria en el pueblo estadounidense atormentado por el miedo catastrofista del presidente Bush y su entorno.

Es por el factor Norcorea que Washington necesita mucho de la influencia de China Popular, como quedó patéticamente claro en la cumbre Asia-Pacífico realizada recientemente en Santiago de Chile.

Desde que a la revista Time se le ocurrió en 1929 elegir al personaje más noticioso del año, esa selección se ha convertido en uno de los recursos periodísticos más repetidos cada fin de año, en innumerables publicaciones de todo el mundo. Los análisis y balances de cada año que termina, son matizados con la elección de este personaje. Por supuesto las selecciones pueden ser muy discutibles.

Time se apoya en el hecho de que el personaje hizo mucha noticia durante el año, “ya sea para bien..o para mal”. Por ello no debe sorprender que Hitler fuera una vez el retrato de la tapa de la revista, como lo fue Stalin dos veces y el Ayatola Jomeini, en 1973. Bush ya fue una vez elegido, para la revista nortemericana, personaje del año.El 29, cuando comenzó esta costumbre, Time eligió al aviador norteamericano Charles Lindbergh, que hizo el primer vuelo solitario uniendo Norteamerica con Europa.

El año paado, Time eligió simbólicamente al soldado norteamericano. Y este 2004 tenían pensado al jefe de la insurgencia iraquí, Al Zarkawi. Otros candidatos eran el director de cine Mel Gibson, por el impacto y polémica que produjo su filme La pasion de Cristo, y el documentalista, muy crítico de Bush, Michael Moore. Pero los editores de Time cambiaron de idea a último momento. Y eligieron otra vez a Bush, “por la forma como logró reconstruir o modificar la realidad de acuerdo a sus designios y ganar las elecciones para otro período presidencial hasta 2008”, explicaron los editores de Time.

Sin embargo, desde mi columna global en internet, yo considero que más alla de las fronteras de EEUU, al ingeniero Hu Jintao, que suele alternar sus trajes de ejecutivo de camisa y corbata, con los sacones abotonados hasta el cuello, estilo Mao, al convertirse en el timonel de una China que tiene una gran influencia en la economía y geopolítica global, para bien o, quien sabe , también para mal de algunos.

——————————————

*Periodista. Artículo publicado en el programa Paralelo 21, de la radio de la Universidad de Guadalajara, México ( www.radio.udg.mx/programas/paralelo/21.htm).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario