Nov 8 2006
377 lecturas

Política

Escuela de Las Américas. DEJAR ATRÁS LA VERGÜENZA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Los organizadores del mitín de protesta esperan sea la mayor concentración habida jamás en Estados Unidos; la convocatoria será para protestar y demandar el cierre del militar Instituto del Hemisferio occidental para la seguridad y la cooperación, antes Escuela de Las Américas instalado desde 1984 en Georgia; junto con el cierre del SOA/WHINSEC (siglas en inglés de ambas instituciones terroristas) deberán clausurarse también otros centros de “estudio y perfeccionamiento”, como la Academia de suboficiales Reginaldo Benavídez, diseñada especialmente para latinoamericanos y cuyos cursos se dictan en castellano.

Diversas agrupaciones ciudadanas estadounidenses recibirán testimonios de sobrevivientes de la tortura aplicada por ex alumnos de la “escuela” en sus países, veteranos de guerra estadounidenses que conocieron de cerca los métodos empleados por la infantería en conflictos civiles de baja intensidad y tareas contrainsurgentes –contrainsurgencia era el termino en boga antes de que se pusiera de moda el anti terrorismo–.

La Escuela de Las Américas, en un comienzo denominada Centro de entrenamiento latinoamericano – División terrestre (infantería) fue parte de la estrategia político-militar estadounidense para convertir a los ejércitos y otras fuerzas de seguridad de sus vecinos en peones útiles en el tiempo de la Guerra Fría. Otro de sus nombres fue Escuela del Caribe del Ejército de los Estados Unidos. Funcionó en Panamá entre la segunda mitad de la década de 1941 y 1984. Entre sus más notables egresados es posble citar a Hugo Bánzer, Leopoldo Fortubnato Galtiere, Roberto Viola, Vladimiro Montecinos, Roberto D’Aubuisson, Guillermno Rodríguez y un buen número de oficiales chilenos. Montecinos no era milutar, había sido entrenado por la CIA.

foto Todos ellos fervientes luchadores por la libertad, el cristianismo, los valores occidentales, el respeto a los derechos humanos y, desde luego, por la democracia.

En 2004 el gobierno venezolano, y en 2005/06 los de la Argentina y Uruguay resolvieron que sus militares no necesitaban la extraña andragogía estadounidense; Chile, en cambio –por eso de preservar las heroicas lecciones inculcadas por al dictadura de 1973/90 no ha desahuciado la preparación, ahora en Fort Benning, de oficiales y suboficiales de elite. La vergüenza es un bien escaso.

Los manifestantes estadounidenses podrían llegar a enfrentar serios problemas judicialñes, toda vez que está prohibido en ese país pronunciar discursos que puedan estimarse de contenido político en las proximidades de cuarteles y regimientos. Se dice que muchos asistentes llevaran pancartas con exigiendo el cierre de la “escuela de asesinos”.

Por los derechos humanos, por el mañana

No más soldados chilenos a la Escuela de las Américas es el concepto central de los actos a realizarse en Santiago de Chile. Este lunes 13 de noviembre de 2006 en la Casa del aire, Antonia López de Bello 0125, barrio Bellavista a las 20.30.

El martes 14, a las 18 en la librería de Le Monde Diplomatique, San Antonio 434 local 14, se exhibirá el documental Secretos a Voces, narrado por el actor Martin Sheen y en el que intervienen Eduardo Galeano, Noam Chomsky, legisladores y militares

El sábado 18, a las 11 en la Plaza de Armas partirá una caminata contra la Escuela de las Américas que concluirá en la calle Londres con un acto político cultural pasado el mediodía.

Finalmente el lunes 20, si la guardia de Palacio lo permite, se tiene la intención de entregar una carta a la
presidenta Michelle Bachelet –a las 11 de la mañana– en la que se explica por qué el Estado chileno no debe enviar más soldados a “perfeccionarse” al instituto georgiano y se pide que el gobierno deje de hacerlo.

La caricatura se tomó del periódico Rebelión (www.rebelion.org).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario