Nov 15 2008
457 lecturas

Política

España: con el mocho del hacha a los inmigrantes

Periodista digital*

El Partido Popular presentó al Legislativo una propuesta de reforma de la Ley de Extranjería que recorta el derecho de reagrupación familiar, amplía el periodo de internamiento hasta un máximo de 70 días y establece la figura del "Contrato de integración".

El objetivo de esta reforma es "dar un giro de 180 grados para poner orden y control donde ahora hay caos descontrol y desbordamiento", ha explicado en conferencia de prensa en el Congreso el portavoz del PP para Inmigración, Rafael Hernando, quien aspira a que "España sea un país de oportunidades, y no de falsas expectativas".

Así, Hernando ha planteado que el actual flujo de inmigrantes es "un auténtico caos", ya que el gobierno se limita a anunciar "nuevas medidas que nunca desarrolla" y a realizar una "regularización masiva encubierta", como demuestra el que en los último tres meses se hayan concedido 330.000 tarjetas de residencia.

El portavoz ha precisado que, según cifras oficiales, en 2005 se regularizó la situación de 600.000 inmigrantes ilegales; en 2007 fueron 957.000 y en los dos primeros trimestres de 2008 ya van 550.000 regularizaciones.

Así pues, los extranjeros suponen el 12 por ciento de la población de España en un momento de crisis que ha provocado que el 17 por ciento de los inmigrantes extranjeros se encuentren en paro, afirmó.

"Es imprescindible una reforma de la Ley de Inmigración", ha dicho Hernando, quien considera que "si no se hace es porque el gobierno está desbordado por el efecto llamada y por el efecto anuncio".

El portavoz popular ha subrayado que la reforma que propone su grupo "es sensata y no se hace contra nadie" y sólo pretende evitar que el gobierno, con 683.000 parados extranjeros en España, "siga pensando en traer a más gente abocada al paro y la desestabilización del sistema".

Hernando explicó que, actualmente se está produciendo una "regulación encubierta" por la vía del "reagrupamiento familiar en cadena y sin fin", y que las vías de arraigo y contratación en origen están siendo utilizadas para "dar papeles" a quienes ya están en España en situación ilegal.

Así, el PP pedirá limitar estas tres figuras para frenar un "desbordamiento que está perjudicando a los españoles y a los emigrantes que están en España de manera legal".

Para facilitar la resolución de los expedientes de expulsión, el PP propondrá que, en caso necesario, el actual plazo de 40 días de internamiento pueda ser ampliado en 30 días más "mediante petición justificada" del instructor del caso.

En cuanto al "Contrato de integración", el PP ha propuesto que la persona con un año de residencia que quiera renovar su permiso tenga que firmar un acuerdo por el que la Administración se compromete a garantizar sus derechos y el inmigrante se compromete a respetar las leyes, aprender el idioma y trabajar en su propia integración.

Finalmente, la reforma presentada hoy por el PP también favorece el derecho de reunión, asociación, afiliación y huelga, y plantea la puesta en marcha de la "Tarjeta azul" europea para inmigrantes altamente cualificados.

* www.periodistadigital.com –que cita como fuente a la agencia de noticias EFE.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario