Sep 14 2016
976 lecturas

Cultura

Europa quiere proteger a los autores en Internet y frente a Google

La Comisión Europea ha anunciado hoy, entre grandes polémicas, sus propuestas para reformar el derecho de autor en Internet: Bruselas quiere que los medios de comunicación puedan cobrar a las plataformas online como Google News por el uso de sus contenidos así como obligar a portales como YouTube a controlar y actuar contra los contenidos piratas que los usuarios publiquen bajo su paraguas, entre otras medidas.

El mercado digital europeo est√° regulado por una directiva de 2001. Es decir, cuando YouTube ni exist√≠a, los tel√©fonos inteligentes sonaban a utop√≠a y el Wi-Fi no preocupaba, como ahora, a millones de ciudadanos en busca de conexi√≥n. Bastar√≠a con este dato para comprender por qu√© hac√≠a falta una reforma. As√≠ que la Comisi√≥n Europea trata ahora de adaptar su legislaci√≥n a un presente dominado por Internet y sus colosos. El plan se centra tambi√©n en proteger a los creadores y mejorar la rentabilidad por el uso de sus obras online y facilitar que los ciudadanos puedan ver los productos culturales en Internet en cualquier rinc√≥n de la UE, sin bloqueos por razones geogr√°ficas. Por otro lado, la Comisi√≥n aspira tambi√©n a que todas las √°reas p√ļblicas (parques, plazas, hospitales, edificios destacados) de su territorio ofrezcan Wi-Fi gratuito antes de 2020.google

Las propuestas de la UE afectan a los principales actores del sector: creadores, productores, discogr√°ficas, editores, periodistas, gigantes como Google o Facebook, televisiones y servicios audiovisuales de streaming, universidades, investigadores y unos cuantos etc√©teras. De ah√≠ que el anuncio fuera esperad√≠simo y las medidas hayan sido objeto de presiones enormes desde todos los frentes, durante los tres a√Īos que han hecho falta para concretarlas. As√≠ como su lanzamiento ya ha generado un r√≠o de reacciones encontradas, entre quien celebra la protecci√≥n de los autores y quien acusa a Bruselas de limitar la libertad en la Red.

¬ęQuiero que los periodistas, editores, autores y otros cobren de manera justa por su trabajo, ya lo hagan en una oficina o en casa, lo difundan en formato f√≠sico u online, lo distribuyan gracias a una fotocopiadora o a un enlace¬Ľ, asegur√≥ hoy Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisi√≥n, al anunciar las medidas durante el debate sobre el estado de la Uni√≥n. El proyecto, bautizado como Copyright package y que incluye dos reglamentos y dos directivas, ha de pasar por el Parlamento Europeo y el Consejo, en un periplo que precisar√° de varios meses. Una vez aprobado, ser√° vinculante para todos los pa√≠ses miembros, que tendr√°n que adaptar su legislaci√≥n interna.

Entre los asuntos m√°s esperados, la Comisi√≥n establece la obligaci√≥n para los portales que ofrecen ¬ęgrandes cantidades¬Ľ de obras protegidas por el copyright ‚ÄĒcomo YouTube‚ÄĒ de actuar con medidas concretas que ¬ędetecten autom√°ticamente¬Ľ las violaciones. Tambi√©n les impone ser m√°s transparentes e informar con claridad a los autores sobre el reparto de beneficios. Miles de artistas hab√≠an denunciado por carta a Juncker que este les parec√≠a ¬ęinjusto¬Ľ: lamentan que sus obras se ven m√°s que nunca y, sin embargo, ellos solo reciben las migas. A falta de datos oficiales ‚ÄĒson acuerdos privados entre YouTube y las discogr√°ficas‚ÄĒ, un estudio reciente de la consultora Midia aseguraba que el portal paga a los m√ļsicos el 55% de la recaudaci√≥n relacionada con su escucha, frente al 85% de Spotify.

you-tubeEl otro ataque habitual contra YouTube se resume en que se beneficia de la pirater√≠a. Desde el portal de Google, responden con Content ID. Aseguran que este software, creado en 2007, identifica a posteriori el material no autorizado y deja la elecci√≥n en manos del propietario de los derechos: bloquear el contenido, monetizarlo -mediante el cobro por la publicidad- o solo recibir datos sobre el tr√°fico que genera. Seg√ļn YouTube, el 90% de los creadores escoge monetizar. La propuesta de la UE pide ahora que los grandes portales apliquen un sistema parecido y act√ļen proactivamente para hallar el material pirata. Desde YouTube, se√Īalan que la propuesta va en contra de su naturaleza de p√°gina de alojamiento de contenidos y que reduce la libertad de los usuarios. Quedan excluidas de la medida, en todo caso, los portales con un tr√°fico m√°s reducido, que no podr√≠an afrontar una inversi√≥n que a YouTube le ha costado 60 millones.

En cuanto a los medios de comunicaci√≥n, la Comisi√≥n busca atribuir a los editores de prensa derechos conexos sobre sus publicaciones, parecidos a los que tienen productores musicales o cinematogr√°ficos. Es decir, adem√°s de proteger cada obra -art√≠culos, fotograf√≠as, infograf√≠as, etc√©tera-, la UE quiere que diarios y revistas cuenten con un derecho sobre todo el producto en su conjunto. El objetivo es que se encuentren en una ¬ęmejor posici√≥n cuando negocien el uso de sus contenidos con servicios online¬Ľ como Facebook o Google News. Bruselas escucha as√≠ una tradicional reivindicaci√≥n de los editores, que ejercieron fuertes presiones para obtener esta medida.

El texto, sin embargo, mantiene una ambig√ľedad que parece haber mosqueado a ambos frentes. La Comisi√≥n quiere crear un derecho, pero no establecer√° un modelo de pago: depender√° de cada pa√≠s o incluso de cada negociaci√≥n. En Espa√Īa la Ley de Propiedad Intelectual aprobada por el PP estableci√≥ el ¬ęderecho irrenunciable¬Ľ de los editores a cobrar. Y el agregador de noticias Google News abandon√≥ el pa√≠s. Ahora el gigante tecnol√≥gico insin√ļa que podr√≠a hacer lo mismo con la UE entera. ¬ęLa propuesta parece similar a las leyes fallidas tanto en Espa√Īa como en Alemania y representa un paso atr√°s para los derechos de autor en Europa. La innovaci√≥n va a ser todav√≠a m√°s complicada para cualquiera que escriba, lea o enlace a una noticia. Podr√≠a incluso limitar la posibilidad de Google de mandar tr√°fico de manera gratuita que pueda ser monetizable a los medios, a trav√©s de Google News y el buscador. Despu√©s de todo, pagar por mostrar fragmentos de informaci√≥n no es una opci√≥n viable para nadie¬Ľ, afirma en un comunicado la vicepresidenta de la compa√Ī√≠a Caroline Atkinson.internet redes

La SGAE muestra un escepticismo igual, aunque opuesto, en otra nota: ¬ęEs un primer paso en la buena direcci√≥n, pero no cumple con las expectativas de los autores¬Ľ. El Consejo Europeo de Editores, en cambio, celebra sin matices la propuesta, en palabras de su directora ejecutiva, Angela Mills: ¬ęLos lectores se beneficiar√°n de una mayor inversi√≥n en periodismo de calidad y contenidos de entretenimiento que continuar√°n encontrando en multitud de plataformas¬Ľ.

Las medidas de la UE persiguen tambi√©n otros objetivos, para avanzar hacia ese Mercado √önico Digital que es una de las principales aspiraciones de Bruselas: facilitar que una televisi√≥n pueda emitir sus contenidos en la Red en toda la UE y que los usuarios accedan a ellos est√©n donde est√©n, algo que no ocurre ahora, por ejemplo, con el f√ļtbol; promover una negociaci√≥n entre propietarios de derechos y p√°ginas de cine en streaming para alcanzar el mismo resultado ‚ÄĒlas productoras cinematogr√°ficas lamentan que esto da√Īar√° su negocio, ya que ahora mismo venden las licencias por separado a cada pa√≠s‚ÄĒ; establecer una excepci√≥n para que profesores e investigadores accedan libremente a material protegido por derechos de autor con fines educativos o cient√≠ficos; aumentar la oferta de cine europeo en la Red; o rescatar en Internet obras que todav√≠a est√©n protegidas por el copyright pero hayan desaparecido del mercado.

*Publicado en El País

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario