Jul 16 2011
520 lecturas

Política

Europa: Sarkozy, ¿cuantos niños has matado anoche?

Michel Collon.*

En este reportaje realizado en Libia queda a la vista una de las numerosas mentiras de la OTAN, demostrando una vez más que no hay guerras limpias. Por ejemplo, que el 20 de junio pasado ocho misiles cayeron sobre un centro de mando militar (según la OTAN). Mentira. Michel Collon —sobre el terreno— devela que se trataba de la propiedad de un dirigente libio situada a 55 Km. de Trípoli. No albergaba la más mínima instalación militar, sino un parque natural con numerosas especies vegetales y animales ofrecidas por países de toda África. Un parque a donde se invitaba a los habitantes de la región para grandes fiestas tradicionales.

El propietario era uno de los veteranos dirigentes que derrocaron a la monarquía, expulsaron a los norteamericanos de sus bases, osaron nacionalizar el petróleo y elevaron el nivel de vida de los libios muy por encima del resto de los países africanos. Curiosamente, la noche del bombardeo toda la familia se había reunido para un aniversario.

El objetivo estaba claro: asesinar al dirigente político y a su familia.

Entre los muertos hubo niños de 6, 5 y 4 años de los que se guarda testimonio en el parque. Michel Collon recuerda finalmente que“esto se hace con el dinero de nuestros impuestos”. Y esto se aplica también a España, ya que el gobierno español ha decido utilizarlo en esta nueva guerra imperialista camuflada de intervención humanitaria en lugar de crear empleo y mejoras sociales para todos.

Una prueba más de que es preciso salir de la OTAN cuanto antes.

Por su parte el periodista Tierry Meyssant, también sobre el terreno desde hace semanas, aporta de nuevo un panorama muy distinto del que pretenden que creamos los medios occidentales.

Los hechos son que la OTAN, que ya "ha matado a más de un millar de libios, está destruyendo la infraestructura del país (menos la petrolera, claro) y cortado las vías de suministro imponiendo al país un bloqueo naval".

La OTAN ha estado bombardeando la infraestructura civil de Libia , incluyendo la más importante: los suministros de agua potable. El Ministro de Agricultura Abdul Majeed Algawoud acaba de declarar ayer que la generación de agua cayó a casi un cuarto de los niveles previos a la campaña de bombardeos de la OTAN.: “De los dos millones de metros cúbicos diarios la producción es sólo de aproximadamente 450.000, cuando las redes principales fueron cortadas”.

Pero la intervención de la OTAN también ha tenido un efecto benéfico "las tribus de la oposición volvieron a unirse al gobierno de Trípoli": 2.000 representantes de esa tribus conferenciaron en la capital libia.

El pueblo mayoritariamente apoya al gobierno y está contra la invasión extranjera, como lo prueba el hecho de que "El 1º de julio de 2011 una gran manifestación contra la OTAN en Trípoli reunió a 1,7 millones de personas y la semana pasada más de 400.000 participaron en la manifestación de Sabha, a 750 kilómetros de Trípoli en el sur de Libia".

La estructura del gobierno libio es muy distinta de las occidentales —que se permiten juzgarla sin entenderla—. Tierry explica que es “un sistema de democracia participativa notablemente eficaz a nivel local que se complementa con la existencia de un foro tribal. El "Guía" (Gadaffi), no dispone de ningún poder legal, sino de autoridad moral. Nadie está obligado a prestarle obediencia, pero la mayoría lo hace”. 

Pero lo importante —como dice Tierry— "Es saber lo que piensan en este momento los libios en su condición de pueblo soberano". Y lo que piensan está claro: los medios occidentales y la OTAN mienten: "La fuerza aérea libia nunca bombardeó ningún barrio de Bengasi ni de Trípoli ni existió la represión de la población" .

Los habitantes de Bengasi no sólo han huido de los combates, han huido del nuevo régimen. “Las ‘fuerzas rebeldes’ no pasan de 800 o 1.000 combatientes y carecen de apoyo popular". Su fuerza se basa en que están armadas por la OTAN, Bahrein y otros países.

En este portal, michelcollon.info, pueden verse los vídeos —en francés— que respaldan el texto.

* Informe de Jean Araud, que agradece la traducción de Martín Guedez.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario