Ago 15 2008
805 lecturas

Política

Fernando Lugo ya es presidente de Paraguay

surysur

El ex obispo Fernando Lugo ya es presidente de Paraguay. Con su llegada al Poder, se terminan 61 años de hegemonía del Partido Colorado en la nación guaraní, marcada por la corrupción, la desigualdad y el caudillismo. Luchar contra estos flagelos y apostar por los derechos humanos y la educación fueron los ejes que van a guiar su administración.

En su discurso, Lugo agredeció la presencia de mandatarios extranjeros y dirigiéndose a ellos en guaraní y castellano, resaltó los desafíos que tiene frente de sí. Habló de reconstruir "el sueño de Gaspar Rodríguez de Francia, desde el mérito de igualdad, la equidad social", y anunció en esta línea que su jefatura de Estado la va a realizar en sandalias.

El flamante presidente destacó que "hoy termina un Paraguay exclusivo, un Paraguay secretista, un Paraguay con fama de corrupción. Hoy se inicia la historia de un Paraguay cuyas autoridades y pobladores serán incondicionales".

En un párrafo de su alocución, le transmitió a la presidenta argentina Cristina Fernández, presente en el acto, su agradecimiento por "la solidaridad" de la Argentina para con los miles de paraguayos que migraron a Buenos Aires".

Durante la asunción en la capital guaraní estuvieron, entre otros, los presidentes de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva; de Venezuela, Hugo Chávez; de Ecuador, Rafael Correa; de Bolivia, Evo Morales; de Chile, Michelle Bachelet, además del príncipe Felipe de Borbón y la jefa del Estado argentino antes citada.

El cambio de gobierno en Paraguay comenzó con la entrega de atributos presidenciales del mandatario saliente Nicanor Duarte Frutos a las autoridades del Congreso. Tras este paso formal, Lugo juró como presidente en un escenario montado al aire libre frente al Congreso y puso en funciones a los miembros de su Gabinete.

A continuación todos los mandatarios se dirigieron a pie hasta la Catedral para participar de una misa, y tras lo cual se trasladaron al Palacio presidencial para participar de un agasajo junto al presidente Lugo.

El gobierno que hoy se inicia debe afrontar importantes desafíos en un país donde el 40 por ciento de la población (2.600.000 habitantes) se encuentra bajo la línea de la pobreza, y donde el monocultivo de la soja avanza tan de prisa como en Argentina.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario