Ago 3 2004
400 lecturas

Política

FSA: articular el sindicalismo con los movimientos sociales

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En el marco del I Foro Social de las Américas, en el taller organizado por la Organización Regional Interamericana de Trabajadores (ORIT), que reunió a dirigentes sindicales de América Latina, Estados Unidos, Canadá y España, se discutieron importantes derroteros para el sindicalismo de la región.
Las preocupaciones de los sindicalistas incluyen el avance del libre comercio en sus distintas manifestaciones: Área de Libre Comercio de las Américas (Alca), tratados bilaterales entre Estados Unidos y diversos países de la región (Centroamérica, Comunidad Andina), Organización Mundial del Comercio (OMC) y otros mecanismos semejantes.

En el caso del sindicalismo latinoamericano, el principal desafío identificado es la urgente necesidad de articular el movimiento sindical, con los demás movimientos sociales que han surgido en las últimas dos décadas a lo largo de la región, y que tienen gran capacidad de movilización e incidencia política.

En el caso del Mercosur, la estrategia sindical se ha centrado en participar en las negociaciones comerciales, disputando espacios para una integración distinta, en palabras de Rafael Freire, líder de la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur (CCSCS). En su criterio, la creación de la Comisión Sociolaboral ha permitido integrar en el marco del Mercosur, una serie de normas y protecciones para los trabajadores, así como mecanismos que aseguren el respeto de los derechos laborales.

fotoÉl señala además la necesidad de fortalecer espacios como la Alianza Social Continental, reforzando una mirada común a pesar de las diferencias existentes en su seno, ya que todos y todas son afectados por las políticas neoliberales y de libre comercio. “Esto significa cambiar una cultura existente entre nosotros y nosotras en el movimiento sindical.

El movimiento sindical tiene una responsabilidad muy grande y no podemos quedar afuera, forjando alianzas a partir de nuestros puntos de encuentro”, agregó.

fotoOtro grupo presente en el FSA en busca de alianzas para la conformación de redes para ampliar el radio de acción han sido los comunicadores. Profesionales de este campo de varios países presentes en el evento coincidieron con la necesidad de impulsar políticas públicas de comunicación que permitan contrarrestar las actuales tendencias a la apropiación privada de los bienes comunicacionales y culturales, según las principales discusiones ocurridas durante el Encuentro por los Derechos de la Comunicación en las Américas en la tarde de ayer.

Con un llamado a mantener e incrementar la coordinación de las luchas, para impedir la suscripción del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre los Estados Unidos y los países andinos, culminó el seminario efectuado sobre el tema en la tarde de ayer, 26, en el marco del Foro Social Américas.

Los panelistas proponen aún la creación de un Tribunal de Arbitraje para que los países que caen en cesación de pagos, tengan a quién recurrir para solucionar sus conflictos con los acreedores. Para los expertos, esto debe ser acompañado, para poder resultar efectivo, de una nueva arquitectura financiera mundial.

Los pueblos indígenas

fotoLos pueblos indígenas presentes en el Primer Foro Social de las Américas, se suman a la lucha de todos los hombres y todas las mujeres por un mundo nuevo. Su participación tiene como fin principal unir esfuerzo con los otros sectores (ONGs, grupos de izquierda, movimiento de mujeres, campesinos, mineros, intelectuales y otros), para que los Estados Nacionales respeten y cumplan las demandas de los pueblos indígenas.

En este sentido, piden que se fortalezca la lucha, para que los Estados que no han ratificado el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lo hagan y para aquellos que ya lo hicieron que cumplan con los derechos contenidos en dicho Convenio. Además, exigen a los órganos creados, tanto por la Organización de los Estados Americanos (OEA) como por las Naciones Unidas que, por su vez, cobren a los Estados el cumplimiento de las normas internacionales y nacionales de protección de los derechos de los pueblos indígenas.

Los indígenas piden al movimiento social latinoamericano su solidaridad hacia los pueblos autóctonos, para luchar en contra del sometimiento, de las injusticias, de la exclusión y racismo que sufren estas poblaciones en todo el mundo, y así fortalecer el espíritu comunitario de los indígenas y lograr un mundo diferente al que ofrece el proyecto globalizador y neoliberal.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario