Oct 11 2016
543 lecturas

Sociedad

Haití: más de mil muertos por el huracán y el cólera y la ayuda humanitaria no llega

 

Al menos un millón 400 mil haitianos necesitan asistencia humanitaria urgente, luego del devastador huracán Matthew que dejó cerca de mil muertos, 20 mil viviendas destruidas y más de 15 mil 600 damnificados, mientras se esparce una nueva epidemia de cólera.

Haití necesita una respuesta masiva internacional para enfrentar la destrucción; más de 300 escuelas han sido dañadas mientras las cosechas y la comida de reserva se han perdido. Algunos pueblos casi desaparecen del mapa, indicó Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, quien hizo un llamado para reunir 120 millones de dólares que permitan cubrir las necesidades de emergencia del país, que además enfrenta una amenaza de cólera.

El país lucha contra una epidemia de cólera en aumento y las autoridades cavan fosas comunes para los muertos por esta tormenta de categoría cuatro. Cerca de 80% de los cultivos de alimentos han sido destruidos en algunas áreas. Las agencias de ayuda declararon que al menos 60.000 personas permanecen en refugios temporales. Los sobrevivientes dijeron haber bebido agua de pozo contaminada por ganado muerto.haiti-colera

Al menos 13 personas han muerto de cólera después de que las inundaciones se mezclaran con aguas residuales. El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, dijo que se teme que la epidemia vaya en aumento. Hay enfermeras pero no doctores.

Las elecciones presidenciales programadas para el domingo se pospusieron de forma indefinida tras el paso del huracán Matthew.

Solidaridad no es intervencionismo

De igual modo que en 2010 durante el terremoto, los primeros países en reaccionar solidariamente con Haití son Cuba y Venezuela, que han estado siempre para asistir a la población haitiana. Cuba, por ejemplo, tiene en forma permanente 600 hombres y mujeres de apoyo, que están allí desde 2010. Venezuela ha enviado a Cuba y a Haití elementos de ayuda humanitaria y por estas horas partirán más de 200 médicos hacia Haití.

Son la contracara de las fuerzas de la Minustah, la misión de ocupación de la ONU que hace el trabajo de “estabilizar” el país después de una nueva invasión de Estados Unidos y donde un conjunto de naciones –tristemente, la mayoría de América Latina- participan desde hace 12 años.

haiti-mathew2Los resultados de esta “estabilización”, tras más de una década, están a la vista: no ha mejorado las condiciones de vida del pueblo, e incluso ha sido la causa de la introducción del cólera, matando a miles de personas. Pero sí han garantizado la continuidad del saqueo del territorio haitiano a partir de la acción de las trasnacionales, que se reparten el país con proyectos mineros, turísticos y del agronegocio, señala Alba Movimientos.

Decenas de miles de viviendas quedaron destruidas y se calcula que unas 350.000 personas necesitan ayuda, de acuerdo con las autoridades de la isla.La Cruz Roja lanzó una respuesta a la emergencia de 6.9 millones de dólares y Unicef indicó que necesitaba al menos cinco millones para satisfacer las necesidades más inmediatas de 500.000 niños afectados.

Manuel Moreno, funcionario de Unicef que se encuentra en Haití, informó que en las áreas más afectadas del país se están usando al menos 156 escuelas como refugios para los damnificados. Sin embargo, muchos planteles educativos han quedado inundados o destruidos, indicó.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario