Oct 8 2009
363 lecturas

Opinión

Honduras: negociación fracasada

Néstor Francia.*

Sigue adelante plan Micheletti-Obama-Clinton. Inoperatividad de la OEA. Es la hora del ALBA. ¿Lucha armada en Honduras? En Venezuela se agota el “movimiento estudiantil” de la derecha. Encuesta de Globovisión: ni los escuálidos creen en al victoria “estudiantil”.

Cada vez es más claro que la negociación de Tegucigalpa no llegará a nada. El Plan “B” de Micheletti-Obama-Clinton sigue en desarrollo, repitamos: dar largas, ganar tiempo, llegar al 29 de noviembre, realizar las elecciones ilegítimas y desarrollar el lobby, ya iniciado, para que el gobierno que surja de esa charada sea reconocido paulatinamente.

El desplante de Micheletti ante la comisión de la OEA no tiene desperdicio: “El objetivo al final son las elecciones, que se van a protagonizar el 29 de noviembre (…) Solamente que nos manden un ataque y que nos invadan, es la única forma que nos van a detener”, al tiempo que condicionaba su alejamiento del poder a que Zelaya no sea restituido, lo que sería una forma disimulada de bendecir el golpe de Estado, y que el presidente legítimo no va a aceptar, por supuesto.

Se demuestra una vez más la gran inoperatividad de esas organizaciones internacionales, débiles, divididas profundamente en lo ideológico, donde la comunidad de intereses no es más que un supuesto que poco tiene que ver con la realidad. Eso se vio en la más reciente reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, donde un grupo de países, encabezado por Estados Unidos, se abstuvo de desconocer de antemano las anunciadas elecciones hondureñas.

Parece un buen momento para que los países del ALBA recuperen la iniciativa y el protagonismo perdidos con relación a Honduras, asumiendo una posición más radical frente a los golpistas y convirtiéndose en bastión activo para que las elecciones fraudulentas no sean reconocidas.

¿Cuál es el destino, entonces, de ese conflicto? Nada permite descartar el desenlace violento, el surgimiento en algún momento, de la lucha armada, pues no hay razones para pensar que la resistencia, y más propiamente el movimiento revolucionario engendrado, vaya a arriar sus banderas. El conflicto de Honduras podría representar, en el mediano plazo, la apertura de un nuevo capítulo en el camino de la revolución latinoamericana.

Venezuela

La acción del “movimiento estudiantil” de la derecha tiende al agotamiento, cuando se hace cada vez más evidente que nuestro gobierno no va a invitar a la CIDH para que venga a Venezuela. Lo ha dicho claramente el diputado Saúl Ortega: mientras esté al frente de la misma Santiago Cantón, un antichavista internacional declarado, esa comisión no pisará nuestro país.

El ridículo hecho por los tres escuálidos que se encadenaron en la embajada de Brasil, esperando que ese gran país se ocupara de ellos como si fueran la gran cosa, pone en evidencia la cortedad de la visión política de la oposición. Ortega afirmó también que se trata de una campaña internacional para desacreditar a la justicia y promover la impunidad, lo que no van a lograr con estas operaciones mediáticas huérfanas de pueblo.

Es significativo el resultado de una encuesta que está realizando la página Web de Globovisión, donde se hace la siguiente pregunta: “¿Cree Usted que el Gobierno permitirá la visita de la CIDH a Venezuela para constatar los expedientes de los presos políticos?”. Las respuestas: Sí: 12.7%; No: 87.3%. ¡Ni los mismos escuálidos creen que estos fracasados van a lograr nada!

* Analista de asuntos políticos.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario