Oct 14 2004
368 lecturas

Cultura

Internet: ¿cambia el viento para los navegadores?

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En la publicación Diario TI (www.diarioti.com/gate/n.php?id=906) de junio de 2002 se lee: “En una entrevista con IDG News, Andreessen desestima opiniones de analistas que interpretan diversas señales del mercado de los navegadores como indicación de que se avecina una nueva contienda en la visualización de contenidos de la web”.

fotoEl desarrollador de Netscape reconocía que el Mozillla -para esa fecha disponible en su versión 1.0- podía llegar a convertirse en alternativa; de hecho las últimas versiones de Netscape, que ha dejado de actualizarse, tienen el núcleo de aquel como corazón del programa.

fotoLa compañía noruega Opera Software, por su parte, comenzaba a abrirse camino; la comunidad Macintosh exprimentaba el pequeño y útil iCab, de distribución gratuita en versiones superadas. Surgían algunos otros nombres en el horizonte, se hablaba de un nuevo navegador -“browser”, en inglés- para el poderoso sistema operativo de la línea G de Apple.

fotoPero, según Andreessen, el hecho era que Internet Explorer concentra el 93 por ciento del mercado mundial de los navegadores.

El paso del tiempo a nuevos tiempos

fotoPiensa ahora Andreesen que se acabó “la época bochornosa” que definió en julio de 2003, durante la cual los navegadores “con sus favoritos y flechas para avanzar y retroceder” no representaban ningún adelante de verdad respecto del venerable Mossaic de la década de 1981/90. “Nada novedoso, que valga la pena mencionar, ha surgido en los últimos cinco años”, dijo entonces.

En 2004 abandonó su puesto directivo en la empresa proveedora de acceso a la internet AOL (América On Line) -que adquirió Netscape cuando la avalancha Windows-Explorer para utilizarlo como el navegador recomendado por la compañía a sus clientes-y anunció que sólo trabajará como consultor.

fotoPiensa ahora que la competencia que representan Safari y Firefox para Internet Explorer “despertará a Microsoft de su letargo de bella durmiente”. Todo indica que las olas se vuelven a encrespar. Los nuevos contendientes que podrían -en el futuro inmediato- amenazar la supremacía del Explorer son programas como Safari de Apple y el navegador de código abierto Firefox.

“Firefox y Safari son programas sólidos que sin duda motivarán una reacción en Microsoft”, dijo Andreessen en la Conferencia Web 2.0, realizada en San Francisco de California, EEUU. El ex presidente de Netscape opina que el desarrollo del Explorer se estancó en 1998.

fotoNo obstante vaticina una Batalla ardua -y quizá sórdida- si la nueva situación de competenciaestimula a Microsoft a utilizar otra vez los métodos a los que recurrió para liquidar al Netscape.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario